Sabotage ★★★★

Miguel Juan Payán Julio 07, 2014

Crítica de la película Sabotage

Cine policíaco de calidad que propone una fórmula distinta para Arnold Schwarzenegger.

David Ayer es uno de los guionistas y directores más capacitados para hacerse cargo de una trama como la que se desarrolla en Sabotage, historia de un grupo especial del FBI metido en el pantano de la corrupción cuyos miembros se convierten en blanco de una serie de asesinatos particularmente sangrientos. Ayer mezcla con ejemplar pulso distintas variantes del cine policíaco que van desde la acción pura y dura a la intriga y la trama de conspiración. Así su película pasa por tramos que la acercan a Día de entrenamiento, película que Ayer escribió, incluye algunos momentos al estilo Seven y  además encuentra sitio en su metraje para abrir hueco a elementos visuales y narrativos salidos de la estética y el embalaje argumental de series esenciales como The Wire, The Shield, por encima de la ley o The Unit. Esa capacidad para ampliar el arco de posibilidades de su oferta de relato policial es la mejor baza para hacer que la película se algo más que otro intento de explotar la imagen de Arnold Schwarzenegger como reclamo nostálgico para los aficionados al cine de acción de los años ochenta y noventa. Muy al contrario. Sabotage es una trama que saca partido al protagonismo coral, de manera que el grupo de policías amenazados es el protagonista y para ello Schwarzenegger no está respaldado, sino más bien acompañado por un competente grupo de actores entre los que destaca especialmente la aportación femenina. Olivia Williams defiende un papel de policía con marcada ambigüedad andrógina a la que Ayer le saca un enorme partido como elemento de compensación a las prestaciones de Arnold Schwarzenegger, configurando una pareja de baile que rompe todos los esquemas y además escapa a todos los tópicos. Incluso cuando la trama parece ir a meterse en el callejón sin salida del estereotipo, consigue escapar del mismo en el último momento. Indudablemente el dúo formado por el veterano tipo duro Schwarzenegger con la personalidad que le da Williams s su papel están entre lo mejor de la película. Y puede decirse lo mismo de la otra fémina de la película, Mireille Enos, una auténtica fuerza de la naturaleza desde el primer momento en que aparece en pantalla, y la primera pista clara de que lo que vamos a ver no es “otra película de Arnolc Schwarzenegger”, sino algo totalmente distinto, más amplio e interesante, también más imprevisible.

Añadan a todo lo anterior una buena trama de intriga resuelta con habilidad para no derivar hacia lo más obvio y a pesar de ello culmina en un epílogo de western crepuscular y entenderán por qué pienso que Sabotage es lo mejor que ha hecho Arnold Schwarzenegger desde que regresó al cine y es mucho mejor que muchas de las cosas que hizo antes de cambiar el cine por la política hace años. Ello se debe fundamentalmente a que el actor ha sido suficientemente inteligente como para dejar que sea la personalidad de David Ayer la que domine en este largometraje, que no deberían perderse los aficionados al cine y las series policíacas.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Domingo, 10 Febrero 2019 20:34