El protector ***

Miguel Juan Payán Julio 26, 2014
El protector, Jason Statham busca alternativas tras la pista de Sylvester Stallone.

Guión escrito por Sylvester Stallone para sí mismo y adaptado para que finalmente lo interprete su colega de Los Mercenarios Jason Statham. Esa es la principal clave de esta intriga con algunos toques de cine de acción que tiene todas las señas de identidad del tipo de historias y personajes y situaciones y conflictos que habían la filmografía de Sylvester Stallone del derecho y del revés. Podríamos decir que la película es casi como la ceremonia oficial en la que Stallone va cediendo atribuciones de heredero en el trono del cine de acción, o una muestra de que a Stallone no le desagradaría que su heredero en este territorio fuera Statham, quizá porque de paso Statham es como una versión de Bruce Willis pero que hace menos competencia a Stallone que el protagonista de La jungla de cristal.

El protector no tiene ni ofrece nada nuevo bajo el sol en lo que se refiere a intriga de acción. Pero es una película muy digna. Un entretenimiento válido. Muy pegado a las fórmulas, con pocas sorpresas, pero manteniendo el interés del espectador en el relato más a fuerza del trabajo de su reparto que a la nula originalidad de lo que nos cuenta. Jason Statham está muy bien respaldado por un James Franco en clave de villano que intenta escapar al tópico y una Winona Ryder en un papel menor que merecía más protagonismo, y se nos queda algo parco, aunque su contribución aporte solidez al conjunto. Ocurre lo mismo con la otra fémina de la historia, Kate Bosworth, que aparece menos de lo que nos gustaría. Este trío de personajes secundarios aporta lo dramáticamente más interesante de la propuesta. De hecho es tan interesante su parte que incluso llegamos a pensar que resulta más curiosa que la historia principal protagonizada por Statham en clave de antihéroe más tradicional y previsible, pero curiosamente menos activo a la hora de repartir leña que en otras de sus producciones. Seamos sinceros: si vamos a ver una película de Statham es para que reparta tanta leña y en plan tan gamberro como en Transporter o en Crank. Podemos aceptar que tenga un devaneo dramático de mayor madurez como el que protagoniza en Safe porque ese intento de buscarse como actor dramáticamente más completo y complejo está compensado por una ración de tollinas y acción abundante. Pero en ésta se han quedado cortos en las tollinas.

Lo cierto es que con la fórmula que plantea Stallone en su guión, que encuentro muy poderosamente influenciado por la narrativa policial del maestro de la novela negra reciente Elmore Leonard (el villano sobre todo), le quedaban sólo dos salidas: llevar el tema por un camino más en la línea de Leonard, estilo a la serie Justified (camino hacia el que apunta el trío formado por los personajes de Franco, Bosworth y Winona Ryder, más el motero interpretado por Frank Grillo), o fichar a Liam Neeson para que interprete el papel de Statham y haga lo mismo que en Venganza (y eso que tanto molesta a Steven Seagal): repartir tollinas a lo bestia y de paso hacer lo que no pueden hacer otros, dar otra de sus lecciones magistrales de cómo ser un gran actor interpretando héroes de acción (no todos pueden sostener esa dualidad, y quienes reclamamos nuevas incorporaciones para Los Mercenarios 4 haríamos bien en recordar que quizá la más interesante podría ser la de Neeson…).

El protector no tiene a Neeson y no ha tirado del todo hacia el camino Elmore Leonard, aunque apunte maneras. Así que se queda en entretenida intriga con algunas gotas de acción y en otro intento de Statham por encontrar acomodo en personajes más sobrios de los que realmente esperamos de él quienes disfrutamos mucho, en plan gamberro y a lo bestia, viendo cosas tan simplonas pero al mismo tiempo tan divertidas si te gusta el cine de acción sin reflexión como la saga Transporter y las dos de Crank.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Jueves, 04 Septiembre 2014 10:19