×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Si decido quedarme ***

Septiembre 16, 2014
Chloë Grace Moretz demuestra que es una de las mejores jóvenes actrices del momento. Por si, tras trabajos como Kick Ass, Déjame Entrar o La Invención de Hugo a alguien le quedaba alguna duda. Pero como los géneros de las anteriormente mencionadas van del fantástico al cómic y al cine homenaje para toda la familia, quizá mucha gente desconozca el talento de la jovencísima actriz, que se echa ella solita la película a las espaldas para contarnos un drama con gotas de cine fantástico que hace sesenta años bien podría haber firmado Frank Capra. Aunque aquí según avanza la trama está más cerca por su fondo a ratos amargo, de Juan Nadie que de Qué Bello es Vivir. Y pese a los defectos de la película, la actriz la saca adelante como una campeona.

La historia se centra en una chica joven, con un enorme talento para tocar el cello, que espera para ser admitida en la mejor escuela del país, con una relación complicada con su novio músico y a la que un accidente de tráfico puede cambiar la vida por completo. Porque estando en coma se encontrará fuera de su cuerpo, analizando el pasado y el presente y si merece la pena vivir. Si merece la pena quedarse. Una dura decisión. Sobre todo porque uno de los mejores aspectos de la película es la valentía a la hora de asestar golpes a la joven protagonista que le harán plantearse muy seriamente si merece la pena seguir viviendo. Algo que imagino estará en la novela en la que se basa la película, pero por desgracia no la he leído.

Esos golpes son lo mejor de un guión que va a trompicones por varios motivos. Primero porque se centra demasiado en la relación romántica y menos de lo debido en la familiar, que es la que interesa. De hecho, si el personaje central fuese el chico, entonces sí tendría más sentido centrarse en el romance, pero siendo ella, es mucho más potente la historia familiar. Eso lastra la película que, sin aburrir nunca y con momentos dramáticos muy potentes que la distancian de un telefilm barato, anda a trompicones y repitiendo momentos (rupturas, reencuentros, peleas…), cuando no se le va la mano con las babas.

Pero para solucionar cualquier problema está el reparto, con un par de nombres en concreto que destacan bastante, como son Mireille Enos y Stacy Keach (ojo a la escena de éste en el hospital junto a su nieta, lo que dice y cómo lo dice). Pero el alma de la fiesta es Moretz, un animal cinematográfico que engancha del primer al último minuto y que es capaz de desarmar con una sola mirada. Fíjense en el momento en el concierto de cello en el que él le coge la mano por primera vez y cómo reacciona ella. Se le dilatan hasta las pupilas. Es una maravilla de actriz que salva los escollos de este drama algo tramposo, de buenos sentimientos y trasfondo religioso, que nos invita a seguir luchando pase lo que pase, a seguir respirando, pese a los accidentes de la vida. Todo sea por ver más películas de esta joven actriz.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 06 Octubre 2014 12:18