×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Frank ****

Septiembre 25, 2014
Una irreverente, surrealista y original comedia negra con tintes musicales. Vaya por delante que Frank no es plato de todos los gustos, ni tampoco lo pretende. Es una película diferente, divertida, casi única, en la que cuesta un poco entrar por lo que propone y cómo lo propone, pero en la que poco a poco te vas dejando seducir por su juego de humor extraño, sus personajes y un magnetismo único que es el mismo que siente el personaje protagonista por la figura del extraño cantante del grupo musical, Frank, un hombre que se esconde bajo una cabeza gigante y que no se la quita ni para dormir, y que compone una música única, sin sentido, como gran parte de los personajes o la propia historia. Pero eso es lo que hace la película tan divertida.

Un joven adicto a las redes sociales, pero sin vida propia y con ganas de convertirse en músico, acaba entrando a formar parte de un grupo liderado por Frank, un enigmático y carismático hombre escondido bajo una cabeza gigante de muñeco. Lo que el joven no sabe es que quizá se haya metido en más problemas de los que piensa cuando las cosas empiezan a salirse de madre. Por algo todos los teclistas de la banda acaban abandonando… Y a partir de esa premisa de forma muy sutil y con muy mala uva, la película empieza a tirar y a dar a todo y a todos, desde el mundo de la música independiente, a los adictos a las redes sociales, la gente que no puede comunicarse, los arribistas y los locos del mundo en general.

Hace humor con todo, muchas veces de forma sutil, pero consiguiendo que más de una vez sonriamos o nos salga una carcajada de sorpresa por alguna burrada negra como el carbón (no es cuestión de hacer spoilers, pero tiene momentos realmente bestias…) otras veces por surrealismo puro. Y otras la historia de este pequeño tipo, brillantemente interpretado por Domhall Gleeson y cuyo gran sueño es componer música y que la gente le quiera como a Frank. Un Frank al que da vida Michael Fassbender. Durante gran parte de la película nos preguntamos si realmente es el actor, si sólo ha doblado la voz, o si era necesario que fuese Fassbender, pero en el tercer acto todo queda claro. Y es sensacional. El actor pone cuerpo y voz al alma de la película… y a su música.

Dos nombres más que destacan mucho dentro de la película son Maggie Gyllenhaal y Scoot McNairy, enormes en sus papeles de calmada psicópata la primera, y de muy peculiar manager de la banda el segundo. Porque todo es peculiar en Frank, nada es realmente lo que parece y al final, hasta toda la locura tiene sentido. No locura en el ritmo, que es pausado, sino en el concepto y el desarrollo de la historia, que no deja de ser una ácida mirada a algunos de nuestros mayores pecados de hoy en día. Para muchos será algo de otro planeta, una marcianada. Para un cinéfilo será una película tan diferente como única, absorbente y divertida. Especial. Y algo muy complicado hoy día, con personalidad.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Viernes, 10 Octubre 2014 22:59