Tortugas Ninja ***

Miguel Juan Payán Octubre 10, 2014
Buena acción y animación de las Tortugas. Guión flojo. Entretenida.

La nueva película en imagen real de la Tortugas Ninja es visualmente la mejor que se ha rodado hasta el momento sobre estos personajes.  Tiene cosas buenas y cosas malas. ¿Qué noticias prefieren primero, las buenas o las malas? Vale, vamos a empezar con las buenas: las secuencias de acción están muy bien. De hecho, es la acción lo que me lleva a ponerle tres estrellas, lo que anima y redime la película de su arranque menos estimulante en un desenlace trepidante y muy entretenido donde además las secuencias con tortugas y efectos especiales, los combates y demás, se han rodado a la luz del día, lo cual ya sabemos que es más caro y complica enormemente los efectos visuales. En mi opinión, el tono que tiene la película en sus últimos cuarenta minutos, cuando finalmente las protagonistas son las tortugas y el objetivo es generar secuencias de acción, es el que debería tener durante todo el metraje. Así que la película resulta entretenida y es la mejor que se ha rodado sobre tortugas ninja, signifique eso lo que signifique, porque, claro, también en su momento James Cameron afirmó que su película Pirañas 2: los vampiros del mar, era la mejor película sobre pirañas voladoras que se había filmado nunca, y llevaba razón: no se habían filmado hasta entonces más películas de pirañas voladoras y tampoco se filmaron muchas después. Lo que quiero decir con esto es que esta película de las Tortugas Ninja es la primera se que se ha rodado con todo el despliegue de medios técnicos y un presupuesto abultado de superproducción, así que tampoco debe extrañarnos que en sus resultados visuales supere las anteriores, que por otra parte no eran tampoco nada del otro jueves. Sin embargo es posible que sí sea superada por alguna de las adaptaciones precedentes en sus partes más endebles. Por ejemplo en el guión, que es flojo, sembrado de momentos previsibles, tópico y sin trabajarse la intriga lo más mínimo. Casi parece escrito para salir del paso hasta poder llegar a lo que realmente interesaba a los responsables de la película: las secuencias de acción. El guion está cargado de situaciones casuales, mucho abuso del Deus ex machina, para entendernos. Las cosas pasan por que sí y de manera mal justificada. La nena protagonista va en bici y casualmente se tropieza con un robo perpetrado por los ninjas del clan del Pie. Más tarde va en la furgoneta de la cadena de televisión con su coleguita recorriendo la ciudad y, casualmente, vuelve tropezarse con un ataque del clan del Pie. Las casualidades crecen como setas en este argumento. Pero eso tampoco es que sorprenda. Estamos ante una producción de Michael Bay y ya sabemos de qué palo va este hombre. El otro punto negativo de esta propuesta es Megan Fox. Es bastante escasa como actriz. Pero eso no es lo peor. Es que han hecho que ella sea la introductora del relato y pieza central del mismo, y eso supera ampliamente la gama de habilidades que posee esta mujer. Es guapa. Tiene todo en su sitio y en la cantidad adecuada. Protagoniza un plano brillante y ciertamente animador para las córneas, de espaldas en un camión. Pero mantiene esa expresión de perpetuo asco por todo lo que la rodea y poco inspiradora superioridad de la mujer cañón a la que le han dicho demasiadas veces y desde hace demasiado tiempo que está cañón. El personaje de April es otra cosa. Ella no lo ha entendido y el director tampoco, pero además de ser atractiva ha de ser chispeante, divertida, cercana… No distante e inalcanzable cual modelo de calendario de camioneros colgando en una gasolinera. De manera que, aclarando: sí, Megan Fox está tremendamente buena y es guapa, pero no, no me transmite absolutamente nada. No es April, especialmente la April conductora de la historia que aquí se propone.

Dicho todo lo anterior, la película es entretenida y las tortugas funcionan. Eso sí, caso de que haya secuelas, por favor, manden a Megan a hacer un viaje alrededor del mundo y dejen que una actriz de verdad se haga cargo del personaje de April. Y contraten a unos guionistas algo más dispuestos a correr riesgos en lugar de montar un sucesión de situaciones totalmente previsibles. Esta reencarnación cinematográfica de las Tortugas Ninja merece tener esa oportunidad de mejorarse en una secuela.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 03 Noviembre 2014 16:49