×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Los Boxtrolls ***

Octubre 29, 2014
Divertida, gamberra y a ratos oscura película familiar. Del mismo estudio que realizó La Novia Cadáver o Los Mundos de Coraline, con esa particular animación stop motion que ha quedado tan en desuso pero que sigue siendo fascinante, llegan Los Boxtrolls, una aventura familiar con unos puntos realmente interesantes en lo que respecta a historia y personajes, pero a veces no explotados del todo, perfilados, pero con mucha mala uva y mucho gamberrismo sano que sólo puede verse en una película así. Si no, que me digan a mí en cuántas películas infantiles el villano resulta ser un travesti que se convierte en una cantante de ópera francesa. Sólo por ese motivo ya merece la pena toda la película. Si le sumamos un baile de bichos con el culo al aire, o una fiesta de la alta sociedad que asquearía al más pintado, lo que ofrece Boxtrolls es más que suficiente para hacernos reír y pasar un gran rato durante una hora y media.

Un niño que se cría en las alcantarillas con los Boxtrolls, unos trolls que se esconden en cajas abandonadas por la gente, que les dan nombre, y que tienen un enorme talento para la mecánica y los inventos. Pero son temidos por el pueblo, y un grupo de personajes les da caza, lo que obligará al niño a salir a la luz y aliarse con una niña de armas tomar para recuperar a su familia y, quién sabe, salvar al pueblo entero. La historia del niño abandonado y cuidado por extrañas criaturas la conocemos desde los tiempos de Tarzán o el Libro de la Selva. Nada nuevo bajo el sol. Ese es el punto débil de la película. Sus lugares comunes, su excesiva dulzura por momentos, su “buenrollismo” y mensaje de que todos encajamos en el mundo… Todo eso lastra la película, junto a algún bache de ritmo (demasiadas vueltas con el dichoso sombrero blanco que ralentizan la aventura). Pero el resultado final sigue siendo igual de apetecible y divertido.

Y lo sigue siendo por el carisma de sus personajes, protagonistas, héroes y villanos, por esos Boxtrolls miedicas a los que todos temen, con su propio lenguaje y su mundo interior, por ese niño que no sabe quién es, por esos malos que creen ser buenos (o al menos algunos, que se justifican. Pero mi preferido es Panceta… un psicópata de cuidado), por ese loco con barbas (no desvelemos quién es…). Y también por su inventiva visual. Por ese cielo estrellado de bombillas, por la fotografía tenebrosa, por los detalles de terror incluso (ciertos comentarios, la visión que tienen en el pueblo de los Boxtrolls, el villano y su alergia…) que a lo mejor asusta un poco a los más pequeños, pero que seguro enseguida quedarán encantados con los protagonistas, sus cajas y su alcantarilla. Pasen y disfruten de este espectáculo de circo, de la aventura, las persecuciones, los personajes y el humor (hay momentos hilarantes) y déjense encandilar por el universo de los peculiares Boxtrolls y Eggs, el niño mitad hombre, mitad troll. Seguro que pasan un gran rato.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Martes, 25 Noviembre 2014 13:18