French Women ***

Miguel Juan Payán Noviembre 02, 2014
Divertida comedia de reivindicación femenina más blanca e inofensiva que subversiva.

Darle la vuelta a la tortilla. Contar las cosas desde el punto de vista de muchas de ellas. Las mujeres. Ese país desconocido para el hombre. Mitificado por el hombre. Lo que parece buscar esta película es decirnos algo que seguramente muchos ya sabíamos: que las mujeres en el fondo piensan para casi todo de manera similar, si no igual, a la de los hombres. O lo que es lo mismo, pretende desterrar una visión de la mujer propia de la era victoriana, en la que se le otorgan cualidades casi ultraterrenas como materialización de la civilización occidental, y tal. Y tal. Y tal.

O quizá la directora sólo pretende contarnos que las mujeres tienen los mismos deseos, neuras, filias, fobias, disparates, caprichos, etcétera, que los hombres. Vamos que en esencia somos el mismo tipo de bicho paseándose por este mundo, con algunas diferencias, pero muchas menos de las que algunos pretenden. Obsérvese, a título de ejemplo, cómo están retratados los hombres en esta película: con las mismas características que tradicionalmente se le otorgan a las féminas, objetos sexuales, impedimentos sentimentales conyugales para lanzarse a la piscina de la infidelidad, frenos para las inclinaciones donjuanescas, lastres emocionales, paños de lágrimaseventuales,distracciones, divertimentos, alivio de complejos ridículos…. Etcétera.

Dicho todo lo anterior tengo que aclarar que no me gustan las películas-panfleto, sean cuales sean sus propuestas sociales, ideológicas, reivindicativas, panegíricas, antropológicas, lloronas o monacales, alternativas o doctrinales, personales o colectivas… Vamos que los púlpitos y la “púlpitocracia” me aburren mucho. No obstante, tengo que reconocer que esta película me ha resultado entretenida, y en algunos momentos incluso me he reído. Y también le reconozco que sabe exponer su tema sin resultar simplona, sino más bien elaborando el tema con un tono que en principio no debería ofender a nadie. Si ofende, es el ofendido el que debería hacérselo mirar, porque en el fondo hablamos de algo tan inofensivo como Love Actually, con la que comparte su estructura, y no es más que una variante de un clásico dirigido en 1939 por George Cukor, Mujeres, que ya tuvo una floja actualización en 2008 con el título de The Women (por cierto en ese caso vean el clásico, rechacen imitaciones). French Women es mejor que The Women y lo que hace es poner al día, con gracia y nuevos planteamientos sociales, lo que nos contara en su momento Cukor en Mujeres. No en vano Cukor era considerado el mejor director de féminas de Hollywood. La ventaja es que en este caso la directora de la película, que además interpreta uno de los personajes, es también mujer, lo cual cambia bastante el asunto y lo hace no sólo más actual, sino más cercano a la realidad de lo que pasa por la cabeza de las mujeres.

No obstante tengo que decir que hay algo que me ha espantado bastante de esta película: su final. Me tenía más o menos convencido con el resto del metraje, pero ese final con numerito musical propio de anuncio de compresas con alas confirma que esta sátira es mucho más “blanca” e inofensiva de lo que podría haber sido. Su sátira está lejos de ser realmente subversiva.

En todo caso me interesa más por lo que me ha hecho reflexionar a título personal sobre cómo vemos los hombres a las mujeres que por su verdadero poder de crítica y sátira sobre esa manera que tenemos los hombres de ver a las mujeres.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Martes, 25 Noviembre 2014 13:18