×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Los Pingüinos de Madagascar ****

Noviembre 25, 2014
Excelente spin off, mejor que las tres películas de Madagascar juntas. Algo que, de hecho, se veía venir. Porque, con todos los respetos para sus fans que seguro que los tendrá sobre todo entre los más pequeños, las tres películas de Madagascar siempre me parecieron blandas, carentes de chispa, mero entretenimiento sin verdadero fondo o sin la pátina de gamberrismo que otras producciones tenían. Pero destacaban esos pingüinos que, cual comando de las Fuerzas Especiales, preparaban los planes más alocados, con una personalidad realmente única y con mucho potencial. Tanto como para tener su propia serie de televisión. Y ahora su propia película. Una aventura psicodélica y desternillante en la línea de las películas de James Bond. Pero no cualquier Bond, sino el más bizarro y divertido encarnado en ocasiones por Roger Moore.

Tras separarse de los protagonistas de las películas anteriores y con un demencial asalto a Fort Knox, los protagonistas se enfrentan a un diabólico científico loco (no se pierdan el diseño, la identidad secreta y la grima que puede llegar a dar) en un plan para cobrarse venganza de los pingüinos del mundo, en especial los cuatro protagonistas. Nuestros héroes tendrán que impedirlo, aunque una organización secreta no les considera dignos de esa misión y les pondrán ciertas trabas. El resto, pueden imaginárselo, tocar el tema de la familia y la importancia de sus miembros, nuestro lugar en el mundo…. Temas habituales del cine de animación. Pero sin olvidar nunca la clave. El humor. Un humor efectivo, salvaje, brillante y muchas veces único, que tiene la personalidad de sus cuatro protagonistas.

Bueno, también de sus villanos, de sus secundarios y de los personajes que se cruzan en su camino. Hay mucho slapstick, mucho sarcasmo, mucho humor surrealista y bastante mala baba, sobre todo si entendemos que es una película infantil y que, sobre todo, va dirigida a las familias. Pero mientras los más pequeños se lo pasarán en grande con la aventura y los animales, los adultos reirán sin problemas con su humor, a veces muy fino e inteligente, otras deliberadamente alocado y gamberro. La clave para entenderlo todo está en el personaje de Rico, ese que nunca habla y sólo emite gruñidos y ruidos. En su locura, en su estómago que contiene un arsenal de objetos, en eso encontramos la esencia de los Pingüinos de la película.

Les aseguro que, como con la LEGO Película, el viaje merece la pena. Nunca aburre, nunca se hace pesada, y nos saca carcajadas sin parar, sin importar la edad de la audiencia. De hecho, es posible que los adultos se rían incluso más que los niños. Sí, el tema de la familia se hace algo cansado ya (lo hemos visto en Madagascar, Ice Age, Disney, Shrek…) y tiene un par de momentos (con el personaje de Soldado a la cabeza), que rompen el tono de sana locura general. Pero su parodia al género de espías y sus continuos chistes harán que no olvidemos en un tiempo esta magnífica película de animación.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 22 Diciembre 2014 09:28