×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Project Almanac ***

Enero 28, 2015
Entretenida muestra de ciencia ficción y viajes temporales para el público joven. Quizá lo que uno se pregunta cuando acaba de ver Project Almanac es hasta cuándo podrá seguir exprimiéndose el tema del found footage y la cámara subjetiva sin que el público termine cansado de este tipo de propuestas. En este caso recuerda más a Chronicle que a Paranormal Activity, por poner dos ejemplos, pero sigue siendo una historia narrada con las cintas grabadas por los protagonistas como si fuese un documental. Y quizá ese sea su mayor debe, o quizá su mayor acierto, no queda claro una vez se ve la película. Ayuda con el presupuesto y la frescura de algunas propuestas, como el argumento casi disparatado, pero también sabe a algo ya visto por la forma en que es contada la historia.

Un grupo de amigos encuentran una máquina que les permite volver atrás en el tiempo y la aprovechan para disfrutar y cambiar las cosas que les salen mal. Pero no saben lo que viajar en el tiempo provocará en el futuro, los cambios, tragedias y paradojas que pueden surgir… Es de alabar que la película se tome su tiempo para plantear la historia, los personajes, su mundo y el dilema que supone encontrar una máquina del tiempo y hacerla funcionar. No es un camino sencillo, podría aburrir al espectador. Pero no lo hace. Lo maneja con el sentido de la maravilla de quien descubre un juguete maravilloso, y con la intriga continua de qué va a pasar a continuación. Qué será lo siguiente…

Porque otro de los mayores aciertos de la película es que estos adolescentes que se encuentran con un enorme poder en sus manos, no lo emplean para salvar el mundo, ni para observar pacientemente… no, no. Son críos con un arma en sus manos y la usan para aprovecharse de ello. Ganar la lotería, ajustar cuentas, aprobar exámenes o poder ir a un festival que se perdieron por las clases. Lo que cualquiera de nosotros haría si tuviese el mismo poder en sus manos. Ligar con la chica más guapa del instituto, comprarnos un coche de lujo… ese es el gran acierto y lo que crea una complicidad con los personajes, un buen humor que se rompe cuando vienen los problemas.

Porque por supuesto llegan los problemas. La película empieza a aumentar el suspense, el misterio y la aventura para llevarnos a un final incierto en principio, y abierto, que nos avisa sobre los peligros de jugar con lo que no conocemos. Quizá el reparto no sea como para ganar un Oscar, aunque se defienden, y quizá la película sea completamente intrascendente al final, pero eso no es precisamente malo. Pese a la moralina, sólo pretende entretener, hacer pasar un buen rato, disfrutar del humor, la tensión y la aventura, sobre todo entre el público más joven. Porque es una película juvenil, nada más. Y maneja muy bien el tema de las paradojas temporales, con apuntes muy interesantes para el público (y que mejor no revelar porque tienen su miga, aunque algo se intuye en el trailer). Lo mejor es pasar el rato con ella sin más. Se consigue fácilmente.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Martes, 03 Marzo 2015 10:34