×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115
Correcta adaptación del best seller internacional. En esta ocasión sí me he leído los libros. Cuando un fenómeno surge con tanta fuerza como el de esta saga literaria y ahora cinematográfica, y tras la llegada y abandono de Charlie Hunnam como protagonista, sentí la curiosidad de leerme la trilogía para saber de qué hablaba todo el mundo. Y sí, la película dirigida por Sam Taylor-Johnson es enormemente fiel al material literario al menos en su planteamiento y trama. Hasta en los personajes, pero tiene algo que no tienen los libros y que es su principal valor, el sentido del humor y de la autoparodia en su primera hora de metraje, antes de que aparezca el sexo, el bondage, la disciplina y demás. Una pena que no lo mantenga toda la película.

Una película correcta, muy bien rodada, con elegancia (no me refiero sólo al sexo, pero las escenas “fuertes” de la película también van por ese camino), con un buen reparto y con apuntes curiosos, pero que falla en dos elementos básicos. Primero y fundamental, Christian Grey. O Jamie Dornan no ha sabido pillarle aún el punto al personaje, o le ha cogido en fuera de juego, o la sombra de otros actores es demasiado alargada. Los fans más hardcore de la novela dirán que era mejor Matt Bomer. Físicamente, seguro. Los que sabemos de lo que es capaz Hunnam, seguimos diciendo que lo que el actor británico hubiese aportado a la película, no lo aportaría ningún otro. Y es ese halo de juguete roto del personaje, de alma torturada. En eso Dornan es más bien plano. Y hace que la química entre él y Dakota Johnson sea poco creíble. O, a veces, inexistente.

El otro gran problema de la película sucede a partir de la segunda hora de proyección, cuando la trama se vuelve densa, entre deseos, pasiones, tiras y aflojas y sexo. Bastante sexo, muchos desnudos, un poco de sado… pero el humor de la primera parte de la película, con el público cómplice y los actores no tomándose en serio a sí mismos (hasta la música hace que pensemos que es una comedia), desaparece. Ese humor no estaba en el libro, lleno de los pensamientos de la protagonista, y funciona muy bien. Su ausencia se nota, aunque no tenemos una voz en off con los pensamientos de Anastasia Steele, algo que le sienta bien al relato. Pero la última media hora de película se hace muy cuesta arriba debido a todo ello.

Además de ese humor autoparódico, el mayor valor de la película es Dakota Johnson. Si Dornan no termina de estar a la altura, Johnson se come a su compañero con patatas, no sólo entiende a su personaje, sino que lo eleva. El carácter ingenuo y casi adolescente del personaje, su inocencia… lo clava todo y lo mejora. Más allá de las polémicas sobre el sometimiento (cada uno es libre de elegir su opción sexual siempre que sea consentido, digo yo) es más peligroso el tema que presenta sobre una mujer siendo conquistada sólo a base de regalos caros… eso sí da miedo como idea. El resto, una gran Dakota, mejor que el material que presenta, un correcto drama erótico (con menos sexo que el libro y menos explícito, lógico) y una película que gustará a los muchos fans y que no es el desastre que muchos auguraban. Pero tampoco una maravilla.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 09 Marzo 2015 08:55
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp