Los Caballeros del Zodiaco. La leyenda del Santuario ***

Miguel Juan Payán Febrero 24, 2015
Buena adaptación de la mítica serie.

En el 40 aniversario de Masami Kurumada, autor de Saint Seya (Los caballeros del Zodíaco), los personajes que acompañaron el ocio audiovisual de toda una generación en televisión, vuelven a cobrar vida en lo que tiene toda la pinta de ser un intento de reboot o relanzamiento en toda regla para ponerlos a punto con la actualidad y ganar un nuevo ejército de aficionados que sostenga la franquicia. Lo más destacado es que la película demuestra que la franquicia goza de excelente salud, que el tiempo no ha mermado su gancho visual y que puede convertirse nuevamente en una buena propuesta de entretenimiento para las nuevas generaciones de espectadores. La saga de las 12 casas del Santuario, que es al mismo tiempo un clásico entre los aficionados más veteranos a Los caballeros del Zodíaco y funciona muy bien como relato de aventuras y presentación del universo y personajes, es una especie de road movie mitológica que sale reforzada en este largometraje con la aplicación de las nuevas tecnologías de animación. Además sale beneficiada del trabajo de condensación y resumen que han hecho con lo que duraba un montón de capítulos en la versión televisiva original, construyendo un periplo muy dinámico y espectacular en el que se registran todo tipo de influencias. Además de los habituales puntos de contacto con la mitología occidental, griega y romana, como la cabra tira al monte, a mí me han llamado especialmente la atención las similitudes que tienen muchos aspectos de este relanzamiento de la saga con los de otra franquicia notable de ciencia ficción procedente de los juegos de estrategia que el día que finalmente alcance su fase cinematográfica la va a liar parda pero bien. Me refiero a Warhammer 40.000, y más concretamente a sus novelas, muchas de ellas cocinadas por ese destacado escritor de ciencia ficción actual que es Dan Abnett. Hay muchas cosas en esta nueva versión de Caballeros del Zodíaco que me han recordado detalles del mundo de Warhammer 40K, como la saga de la Herejía de Horus, los Caballeros  de Oro, que se me antojan visualmente muy cercanos a los Primarcas, la tormenta de oscuridad que tanto se acerca al Caos, la Disformidad…

Pero incluso si nunca has visto un solo capítulo de la serie original o los largometrajes de Los Caballeros del Zodíaco y no tienes la menor idea de lo que estoy hablando sobre el universo Warhammer 40.000, este largometraje que retoma el ciclo de las  Doce Casas del Santuario funcionará igualmente como una trepidante introducción a este mundo que es entretenida y al mismo tiempo muy eficaz para iniciarse en el gozo y disfrute de Saint Seya. Es como abrir la puerta a una nueva dimensión de entretenimiento que sin duda para muchos espectadores que disfrutaron la serie original tiene el añadido de cierto toque de nostalgia, pero que a la vista de este largometraje ha sabido envejecer sorprendentemente bien y ahora acierta además a reciclarse como alternativa a las historias de superhéroes que nos llegan desde Estados Unidos.

Miguel Juan Payán

" data-width="466">

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine