Buena película de terror. Interesante ejercicio de evolución en el cine de zombis.

Me ha gustado Extinction. Desafortunadamente no he tenido la oportunidad de leer la novela en la que se basa, Y pese a todo, de Juan de Dios Garduño, antes de ver la película. Pero después de ver la película, ésta me ha convencido tanto que voy a conseguirme el libro esta misma semana porque soy de los que disfruta mucho leyendo. Incluso más que viendo cine. Y quiero ver el verdadero origen de esta interesante vuelta de tuerca a las historias sobre zombis que nació en la literatura. No estoy por tanto en condiciones de afirmar si la película es mejor o peor que la novela. Lo que sí puedo afirmar es que, siguiendo un criterio exclusivamente cinematográfico, liberado del lastre de las comparaciones entre novela y adaptación, Extinction es una buena película de terror. En mi opinión la película de Miguel Ángel Vivas plantea además dos cuestiones de reelaboración de la trama de zombis en el cine que me parecen muy acertadas. Primero retoma el subgénero desde su raíces, esto es: utilizando los zombis sólo como pretexto para desarrollar los conflictos y las inquietudes existenciales de los supervivientes. Algo que ha explotado del derecho y del revés la serie The Walking Dead. Sabiendo que los zombis por sí mismos están bastante quemados como criaturas del horror, Miguel Ángel Vivas retoma el planteamiento de encierro físico, pero también mental, que viven los supervivientes. Es algo que ya hiciera George A. Romero, padre del género, en la película que inició el mismo, La noche de los muertos vivientes. Además Vivas potencia la intriga desde el frente de los supervivientes y sus enfrentamientos. Tras un comienzo de acción maneja bien la amenaza latente de los muertos vivientes dosificándola y centrándose más en los personajes y en la intriga que gira en torno a la niña, Lu, con lo cual puede hacer de la excepcionalidad de la situación de catástrofe y su choque con el intento por mantener una existencia de frágil cotidianeidad uno de los motores que mueven a los personajes. La película se convierte así en un relato de aprendizaje y formación de la personalidad en lo referido al personaje de la niña, Lu, al mismo tiempo que para los personajes adultos funciona como un relato de redención. Bien dirigida, con un estilo y una estética que saca el máximo partido a esa falsa cotidianeidad quebrada por el horror, Extinction no sólo no tiene nada que envidiarle a cualquier otra producción sobre zombis que nos está proponiendo la factoría del cine estadounidense en los últimos años, sino que es más madura en su planteamiento argumental y visual y mejor que la mayoría de las mismas. Es una consecuencia de volcarse sobre los personajes, y por tanto construir sobre el guión y el trabajo de los actores, en lugar de centrarse exclusivamente en la acción y persecución, aunque también tenga una buena dosis de éstas muy bien administrada para otorgarle un ritmo a la película que es en sí mismo todo un homenaje a La noche de los muertos vivientes, mientras que el personaje de Matthew Fox recuerda al protagonista de Soy leyenda en muchos aspectos.

Lo dicho: voy a conseguirme la novela Y pese a todo, de Juan de Dios Garduño ya mismo.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 31 Agosto 2015 13:05
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp