×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Los Juegos del Hambre. Sinsajo Parte 2 ****

Noviembre 20, 2015

 

 

 

Posiblemente la mejor entrega de toda la saga. Después de que muchos fans y espectadores casuales renegasen de la película anterior (algo que tampoco entiendo demasiado, el cine de propaganda bélica me sigue pareciendo un gran acierto dentro de la saga), llega la segunda parte de Sinsajo para ponerle punto y final a la franquicia y hacerlo por la puerta grande, con un final digno, muy fiel al libro y lleno de acción para convencer a aquellos que consideraban que la entrega anterior carecía de ese elemento, pero además con un arco dramático que llevará a sus personajes al límite y a un final que dejará muy buen sabor de boca a todo el mundo, aunque en este caso parte con ventaja quien no se haya leído el libro, para llevarse más de una sorpresa por el camino y más con los últimos quince minutos de proyección, donde las cosas se disparan en todos los frentes, y que es realmente hacia donde nos han estado llevando tras cuatro películas. A ese punto en concreto. A ese momento. A ese lugar. Quizá la última escena no deje tan claro como el libro lo que pasa por la mente de los personajes… pero es lo de menos. La sensación es la misma, el análisis es el mismo. La guerra y sus consecuencias, lo que nos hace la violencia, una reflexión que no sólo afecta a los jóvenes, sino también a cualquiera de nosotros, sobre todo con los acontecimientos que vivimos en estos últimos días.

Muchos fans de la saga señalan que el tercer libro es el que menos les gusta, y la verdad a mí es el que más me llenó. No sólo por el elemento sorpresa, sino por su tono oscuro y pesimista, por su excelente final y por el giro que dan las relaciones personales y sentimentales en la novela, perfectamente reflejados en el libro, quedan aquí también perfectamente retratados, aunque de un modo menos explícito. Algo que se nota en el grado de violencia de la película. No, no hay sangre y vísceras, pero no las ha habido en toda la saga, debido a la censura americana. Para evitar la temida R y que los adolescentes no puedan entrar en las salas de cine a ver la película, hay que evitar sangre explícita, algo que en esta última entrega es más obvio que en las anteriores, debido a los momentos que se suceden con la llegada de los héroes a la ciudad, con el asalto a la misma y con varios detalles. No es una crítica, entiendo que Francis Lawrence juegue con las reglas del juego presentadas por la censura, entiendo que esté obligado a rodar una película PG-13, para que los más jóvenes puedan acudir a la misma. Lawrence apuesta por una violencia más soterrada, menos físicamente evidente pero dejando las mismas secuelas en los personajes (ojo a la llegada a la plaza, o a las diversas explosiones). Lo importante es la reacción de los personajes…

El reparto mantiene el nivel de las anteriores entregas, aunque siguen brillando mucho los adultos, especialmente aquí tanto Julianne Moore como Donald Sutherland, cuyas últimas escenas son simplemente memorables. El trío protagonista sabe perfectamente lo que maneja con sus personajes y los exprime muy bien, sobre todo con el asunto romántico, cada vez menos importante en realidad (si tienen alguna duda, la charla entre Hutcherson y Hemsworth en un momento de descanso, deja muy claro lo que realmente es la relación entre los tres, lo que Katniss busca y ve en ellos). Si tienen dudas con el final, recuerden siempre esa escena en concreto y lo que allí se dice. Mientras los preparativos de la guerra nos llevan a lo que todos estábamos esperando, el asalto al Capitolio, aunque de una forma peculiar y distinta a lo que podríamos esperar. Como unos últimos Juegos del Hambre, en eso se convierte la ciudad, en un viaje contrarreloj a través de calles, edificios y alcantarillas en el que cada rincón esconde un peligro distinto, y que nos proporcionan escenas llenas de épica y acción, como la de las alcantarillas, de esos momentos que una película así agradece enormemente. No, no están improvisados, estaban en el libro también. Ya sabíamos que cuando dividieron la película en dos partes, toda la acción iba a concentrarse en ésta, y queda claro desde los primeros compases que nos esperan varios momentos realmente entretenidos. Así que aquellos que echaron de menos ese elemento en la anterior película aquí deberían quedar más que satisfechos.

Pero sin confundirse. La saga siempre fue más cine de aventuras que cine de acción, aquí sigue las mismas claves y además sigue ofreciendo algo más, un punto más sobre personajes y situaciones, llevándolos al límite emocional (repito, no se trata de las relaciones románticas, aunque también). En ese sentido es la que mejor sabor de boca deja, la más adulta y madura, la que tiene la reflexión más interesante y puñetera para el espectador y para los personajes. Lo devastador del viaje que han emprendido, la pérdida, la locura, el terror… El Sinsajo demostrando realmente lo que es, en lo que se ha convertido y el precio que ha pagado. Ahí es donde la miga de la historia reside, en el camino perfectamente trazado a lo largo de las cuatro películas. Los Juegos del Hambre no es una saga vacía. Invita a reflexionar sobre ciertas cosas, ciertos aspectos de nuestro mundo, los menos agradables, y en esta cuarta película queda claro que no se trata de un camino sencillo. De todas las sagas de novelas juveniles adaptadas a cine, Los Juegos del Hambre siempre me pareció la mejor, la más completa y compleja, la más destinada a público de todas las edades, la más entretenida… Su último capítulo es el broche de oro perfecto a esas sensaciones y el final deseado por los fans de las novelas. No quiero revelar demasiado a quien no haya leído las mismas, pero merece la pena completar la saga en cine.

Jesús Usero

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

 

©accioncine

 

Modificado por última vez en Lunes, 21 Diciembre 2015 17:39