Ocho apellidos catalanes ★★

Crítica de la película Ocho Apellidos Catalanes

Divertida secuela pero no llega a la original. No llega por falta de un argumento más sólido y un arco dramático que haga a los personajes realmente crecer y evolucionar, más allá del humor y los chistes, unos más efectivos que otros. Pero el éxito de la primera entrega obliga a sus responsables a ponerse en marcha quizá antes de tiempo con una secuela que tiene ideas muy buenas y un par de grandes incorporaciones, mucho humor, pero que no deja el mismo sabor de boca a los espectadores, ya no sorprende como la primera, aunque sigue siendo un crowd pleaser perfecto, para que la gente acuda al cine en compañía y se ría muy a gusto de nuestros tópicos y clichés, para desconectar de la vida cotidiana.

El argumento nos presenta de nuevo a Rafa y Amaia separados, aunque la próxima boda de ella con un peculiar personaje catalán lleva a Koldo, el padre de Amaia, a reclutar a Rafa para intentar evitar la boda por todos los medios posibles. El disparate que se crea y las situaciones generadas por tan tensa visita inesperada son el núcleo de la historia, donde además de los personajes conocidos de la primera entrega, se incorporan Belén Cuesta y, sobre todo, Berto Romero y Rosa Mª Sardá. Estos dos son los grandes aciertos de la nueva entrega, sobre todo Romero con su personaje hípster insoportable (ojo al baile con los amigos…) y el saber hacer de Sardá, impecable en sus escenas y en su extremismo catalanista.

Hay que tener en cuenta que es más que posible que esta película, que va a reventar la taquilla, haga más por la unidad de culturas en España que todos los políticos juntos, aprovechando justo eso, los mitos, clichés, tópicos y demás que todos tenemos, para reírse de ellos con ganas y sin prejuicios. Pero le falla el núcleo de la película, la historia de Amaia y Rafa, lo más pobre del guión que no termina de aprovechar a personajes como los de Alfonso Sánchez y Alberto López, que triunfan cuando salen y piden más tiempo en pantalla a gritos. O el humor de Carmen Machi y Karra Elejalde… La historia romántica no cuaja nunca y no por culpa de los actores, es que hay algo que no encaja…

Tampoco ayuda que parezca un encargo para su director y que visualmente sea televisiva y sin ningún aliciente para el espectador, más allá de su reparto. Eso nos deja un puñado de muy buenos chistes, de momentos que interesa descubrir más (los españolistas escondidos en los bares, la guardia civil, el paso por Madrid…) pero que no son explotados a fondo porque la trama romántica lo copa todo. Sí, divierte, tiene chistes, como el final, memorables, pero deja el sabor de boca de ser menos redonda, intranscendente, creada sólo para llenar salas y aprovechar el éxito. No, no es mala película, ni mucho menos, pero podía haber sido mejor. Pido un spin off para los secundarios ya. Porque tercera entrega seguro que tendrá. Y el público seguirá disfrutándola.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Miércoles, 21 Noviembre 2018 11:59
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp