Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Precuela pasablemente entretenida pero innecesaria de una película sobrevalorada.

Podría callarme mi opinión sobre el original y quedar bien con todo el mundo, pero no es lo mío ni vosotros estáis leyendo esto para que os diga lo que queréis leer o escuchar. Pero no puedo, porque mi opinión sobre el original condiciona claramente mi opinión sobre esta precuela. Nunca he entendido por qué demonios El proyecto de la bruja de Blair, dirigida en 1999 por Myrick y Sánchez, levantó tal revuelo, más allá de su gracia exótica como película de guerrilla y fenómeno movido por internet. Recuerdo pocas películas que me hayan producido tanto hastío y tan poca inquietud en el seno del género de terror. De miedo nada. Como mucho una paulatina cefalea por tanto meneo de cámara forzadamente torpe que era puro postureo, farsa total. Juego de niños. Puedo reconocerle, eso sí, que pusiera otra vez de moda el asunto del metraje encontrado, que por otra parte tampoco era nada nuevo dado que el terror llevaba explotándolo a placer desde los años setenta en películas como Holocausto caníbal, Hombres salvajes, bestias salvajes y otras delicatesen del cine de explotación setentero. Así que tampoco es que hubieran descubierto nada nuevo.

Dicho lo anterior, esperaba poco de esta precuela que como toda precuela nace con el objetivo de rebañar el eco comercial de su predecesora y de paso ver si se montan una franquicia así por obra y gracia de la mitomanía del personal. Me temo que no va a ser el caso porque han desperdiciado la oportunidad de actualizar realmente el asunto, y buen ejemplo de esto que digo es el pobre uso que le dan al dron como elemento añadido actual en la filmación de las escenas de terror. De partida más convencional que la original, con un argumento ligeramente más elaborado –hermano busca a hermana perdida en la masacre de la primera película-, podría haber sido una actualización curiosa del original a poco que se hubieran currado el guión, pero desde el principio perecen por la reiteración de lo mismo que ya nos habían contado antes en El proyecto de la bruja de Blair, y como tampoco es que en aquella nos contaran mucho éstos otros renovadores del asunto lo llevan crudo. Copian la fórmula casi paso por paso, con poco o nada que añadir realmente novedoso, y desperdiciando el juego visual que podría haberles dado el dron y otros elementos propios de nuestra época. En ese sentido es una pobre representación del cine de metraje encontrado y el intento por interactuar con el espectador no funciona simplemente porque la fórmula, tal y como la plantean, está totalmente agotada.

Naturalmente los aficionados al terror más entregados, los adictos al grito por el grito, quienes van al cine a seguir el ceremonial de “vamos a pegarnos unos sustos”, pueden quizá sacar algo de este pozo de propuestas repetitivas, pero no hay mucho que sacar. Desperdician la posibilidad de renovar la mitología, un tanto limitada, que sembrara la película original, aunque algunas escenas claustrofóbicas al final y una parcela de peripecia aventurera por el bosque podrían haber tenido mejor uso.

Para terminar, me explico más claro: en una línea parecida que es claro homenaje a El proyecto de la bruja de Blair, la temporada seis de la serie American Horror Story se lo ha organizado mucho mejor y tiene más momentos inquietantes y gore para que disfruten los aficionados a este tipo de peripecias boscosas y brujeriles.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 28 Noviembre 2016 17:00
Valora este artículo
(0 votos)
H

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp