Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Inferior a la primera entrega, más vacía si cabe. No sé ni cómo empezar a entrar en faena con una película como 50 Sombras más Oscuras. Ya hace dos años me tocó hablar de la primera entrega y llegué a leerme los libros (que he olvidado casi por completo) para saber de lo que hablaba cuando me refería a la película basada en la obra de EL James. Voy a intentar sobre todo alejarme del análisis sociológico (la película apesta a machismo en determinados momentos, y no es precisamente por el tema del BDSM, que es lo más respetable del mundo) pero sí es cierto que hay algo en la película de evento, de momento para socializar (sobre todo el público femenino que es quien llena las salas).

La gente acude al cine en grupos, más que en parejas, y charla y discute y aplaude antes, durante y después de la película, en el que es su mayor punto a favor. Es un crowdpleaser de libro que parece estar gustando incluso más a la gente que la primera parte. Y eso es muy loable. Llenar salas de cine. Siempre. El problema es que el producto es tan vacío, tan simple y tan ridículo por momentos, que asusta. Por debajo incluso de la primera entrega en lo que respecta a tensión, drama o incluso sexo. Aquí las escenas de cama son una especie de “blandiporno” sin alma, situadas estratégicamente entre momentos imposibles de guion, con los personajes cambiado de parecer cada dos por tres sin que nadie explique cómo, cuándo o por qué. Sin lógica. Y sin química.

Es innegable el atractivo de Dakota Johnson y Jamie Dornan, la verdad. Está ahí para cualquiera y ambos tienen talento. Pero de química andan más bien justitos, y las escenas de sexo, manidas y presuntamente provocadoras no ayudan. Si a eso le sumamos momentos de la trama en los que uno piensa que está viendo Dallas o Dinastía (lo del helicóptero es de traca, lo de la asaltante en el apartamento tanto o más, por poner dos ejemplos), y diálogos que sonrojarán al más pintado, lo habitual es que más de uno se ría en momentos de supuesta seriedad y profundidad. Y ver a dos ganadoras del Oscar como Marcia Gay Harden o Kim Basinger frente a frente… tampoco ayuda.

El resultado es blando, pretendidamente romántico, cargante por momentos y la mayor parte del tiempo muy aburrido si no es usted fan de las novelas y de la primera película, y si no tiene esa sensación de película evento para compartir. De hecho, es desesperante ver que detrás de todo el embalaje había una historia real, una interesante de dos personajes que se conocen y descubren quiénes son realmente. Incluso los aspectos de thriller o suspense son eliminados demasiado pronto para incluir más escenas de sexo. Una pena, creo recordar que el libro incluía hasta una persecución en coche bastante cinematográfica… Lo dicho, solo para fans que seguramente la adoren, pero al resto… se le hará muy cuesta arriba.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Jueves, 23 Marzo 2017 18:07
Valora este artículo
(0 votos)
H

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp