La piel fría ****

Octubre 20, 2017
Buena mezcla de intriga y aventuras con claves interesantes. Lo que nos propone La piel fría es un tipo de cine que ya casi no se hace. Un cine que mezcla el entretenimiento de género, propio de las historias heredadas de la literatura, clave Edgar Allan Poe o H.P. Lovecraft, con pinceladas de terror gótico mezcladas con la mirada al abismo de lo primitivo, en una época en la que la Tierra todavía tiene suficiente espacio sin explorar para que siga constituyendo una aventura alejarse de los focos de civilización. La piel fría se mueve en ese territorio de fisura entre los géneros clásicos en los que puede habitar el fantástico imprevisible. Basada en la novela de Albert Sánchez Piñol, la película explora ecos de situaciones y personajes clásicos. Podría parecer inicialmente que es la típica historia del asedio de lo primitivo contra lo supuestamente civilizado, pero a medida que avanza la trama va desvelándose como una fábula sobre el envenenamiento de la inocencia por los complejos, los miedos y las frustraciones que engendra la civilización. En medio de todo ese entramado hay sitio también en el argumento para introducir claves que a través del personaje interpretado por Ray Stevenson, Gruner, el verdadero enigma de la historia al que nos conduce el enigma de las criaturas, nos encontramos con las mismas metáforas que sirviera el personaje del capitán Ahab de Moby Dick o el de Kurtz de El corazón de las tinieblas.

Al contrario de lo que ocurre con La crucifixión, otra película dirigida este año por el mismo director, Xavier Gens, que llegará a nuestra cartelera a primeros de noviembre, La piel fría supone un buen ejemplo de sólido entretenimiento dentro del territorio de los géneros. Es claramente la mejor de las dos. La eficacia de Gens como narrador encuentra en la novela que adapta un material de base con más personalidad y solvencia, más interesante, que el que puede contar en La crucifixión. De manera que, aquí sí, la mezcla de aventura, terror e intriga si funciona, aunque hay que aclarar que al utilizar el término terror me estoy refiriendo al concepto de terror previo a la revolución del género en los años sesenta, esto es, al terror concebido en clave de relato más fantástico y romántico, más gótico y de sugerencia.

Nota especial merece Aura Garrido, sin duda en un trabajo que puede contarse entre los más exigentes para una actriz o actor que vamos a ver este año. Y no sólo por el maquillaje de Aneris, personaje del que prefiero no decir nada para mantener al mínimo el destripamiento del argumento, sino por la exigencia que el propio personaje y las condiciones en que debe desarrollar el mismo le plantean.

Me convence mucho el buen trabajo sobre el paisaje que elabora Gens para definir la verdadera naturaleza fronteriza de estar a medio camino entre distintos mundos no sólo geográficos, culturales o históricos, sino también genéricos, que debe sugerir su historia. Y aunque detecto cierta precipitación por resolver la trama como con prisas, algo que curiosamente le ocurre a Gens en sus películas y vuelve a advertirse en La crucifixión, creo que es una de las películas recomendables para disfrutar de la intriga en cine. En sala. Apreciando esos paisajes y la situación límite en la que viven sus personajes, a poder ser sin dejarse influir por tráilers ni material promocional alguno, para ir lo más limpio y virgen posible al encuentro con lo que nos propone el largometraje. También sería bueno no olvidar que novela y película son cosas necesariamente distintas, y evitar caer en la trampa de pretender o aspirar a que la película sea una traducción estrictamente fiel en cada punto y coma a la novela, lo que sin duda la convertiría en inoperante como película. Pero comprendo que quienes hayan leído la novela puedan ser víctimas de prejuicios porque la película nunca será como la que ellos han imaginado en su propia cabeza mientras que leían el libro.

Miguel Juan Payán

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Martes, 07 Noviembre 2017 12:19
H