El Secreto de Marrowbone ***

Octubre 23, 2017
Viaje visualmente fascinante aunque irregular en su historia. Una película que está más cercana al thriller psicológico que al de terror, aunque tenga algunos momentos más que inquietantes y la ambientación nos lleve en esa dirección. Una película que supone el debut tras las cámaras de Segio G. Sánchez, responsable de los guiones de películas como El orfanato, Lo Imposible o Palmeras en la Nieve. Ahora da el salto a la dirección con una película cercana en espíritu a sus primeros trabajos como guionista, pero donde parece además haber aprendido bastante del director con quien ha colaborado asiduamente, J.A. Bayona. Su estilo visual tiene mucho de aquel y es capaz de contar la historia con una madurez que para sí quisieran muchos otros.

Una historia que se centra en una familia de cuatro hermanos y una madre, que huyen del pasado hasta que éste les alcanza, lo que les obliga a recluirse hasta que el mayor de ellos cumpla los 18 años y pueda hacerse cargo legalmente de sus hermanos. Una situación que en la vieja mansión en la que viven, llena de terribles secretos y quién sabe qué más, no será precisamente un paseo por el campo. La película sabe manejar esa trama a través de resortes visuales efectivos y a veces efectistas, pero en este género eso no es precisamente malo. La fotografía maravillosa de Xavi Giménez ayuda mucho y el pulso narrativo del director mantendrá a la audiencia continuamente interesada por lo que ve.

Ayuda mucho el joven reparto, lleno de rostros populares como Charlie Heaton, George MacKay o Mia Goth, pero donde como siempre destaca la magnífica Anya Taylor-Joy, esa joven prodigio que es capaz de contar toda la historia de su personaje con solo una mirada. Además en este caso esa mirada es también la del espectador. Nosotros somos ella en gran medida, y los secretos que encierra la mansión y la familia nos serán desvelados a través de sus ojos. No hay mejor forma de emprender el viaje, la verdad. Sobre todo cuando el viaje está algo plagado de trampas para el espectador y no termina de ser completamente satisfactorio en cuanto a lo que se refiere a la historia que tienen que contarnos.

La película entretiene, tiene sus momentos de tensión perfectamente elaborados y los sustos muy bien dosificados. Pero al mismo tiempo nos queda la sensación de que ya la hemos visto. De que la historia y sus giros se ven venir a la legua. Nos quieren contar de nuevo la misma historia otra vez, y ni los personajes de los hermanos son tan interesantes, ni las sorpresas funcionan. Tiene demasiados tópicos para no hacer se obvia y le falta en el guión la personalidad que tiene en lo visual. Como si no supiese explorar realmente la historia o simplemente fuese necesaria otra historia que contar. Algo menos trillado o más convincente. Seguramente complacerá a parte del público, pero otra parte quedará pidiendo algo más complejo y honesto. Menos tramposo y obvio. Quizá para la próxima vez.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Martes, 07 Noviembre 2017 12:19
H