Una comedia tan inclasificable como maravillosa. Una película hecha con mucho corazón y un guión tan inteligente como aparentemente imposible. Coger una historia dura, compleja, perfecta para un thriller o un drama, cercana por ejemplo a Room, aquella otra maravilla que le proporcionó un Oscar a Brie Larson. Pero aquí el creador opta por hacer comedia de un hecho terrible. Una comedia amable, inteligente y tierna, pero sin caer nunca en lo lacrimógeno, lo edulcorado… Siempre en lo incómodo, lo incorrecto, lo perverso de una situación que ha dejado a un hombre convertido en una sombra de lo que podría haber sido, de lo que podría ser. Al final, una reflexión sobre el perdón, seguir adelante y superar el pasado, de la mano de Kyle Mooney, miembro de SNL y guionista y protagonista de la película.

Es una de esas historias que te llegan desde el principio por lo chocante de la propuesta, y su sencillez. Una serie de televisión, Brigsby Bear, que fue producida para una sola persona… James, aunque él no lo sabía. Y la serie llega a su fin, sin un final. Lo que llevará a James a tratar de poner un final a la misma por su cuenta. Puede sonar raro, pero creedme, no quiero romperos la magia de ver la película por primera vez con spoilers. Creedme si os digo que es mejor descubrir poco a poco las sorpresas que esconde la película. Si os revelan desde el inicio lo que va a suceder, pierde la magia. No dejéis que pase.

La película nos llega gracias a dios en formato doméstico o nunca habríamos podido degustarla. Ni a su magnífico reparto, empezando por un Kyle Mooney que destila ternura, inocencia y un completo desconocimiento del mundo que le rodea. Pero también hay nombres destacables, como Mark Hamill, Greg Kinnear, Claire Danes, Matt Walsh, Michaela Watkins, Alexa Demie, Jorge Lendeborg Jr. o Ryan Simpkins. Mezcla de rostros conocidos, talento, juventud y experiencia, para hacer a este peculiar grupo de personajes algo único y cercano, algo creíble y real. Todos ellos tienen momentos para brillar, incluso el cameo de Andy Samberg, pero sin excesos, siempre dentro de la sencillez y de la calma del resto del relato. Una auténtica maravilla.

Y luego está el propio programa de Brigsby Bear, que tiene mucho de Doctor Who, pero que a más de uno le recordará a Los Mundos de Yupi, o incluso los Teletubbies. No es broma, es el punto de inspiración de quienes han querido mostrar la faceta más ingenua de la televisión, con un programa único del que apetecen ver más episodios. Pero sobre todo es la historia de un viaje, el de James, incapaz de sentir rencor, para encontrar su lugar, su viaje es fascinante, aunque a veces algo más de fuerza visual podría ayudar. Es divertida, mucho, es humana y tiene momentos de una fuerza dramática sensacional (ese encuentro en la cafetería…). Y hace pensar. Una pequeña gran película que gracias a dios no se ha perdido por el camino.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Lunes, 22 Enero 2018 12:36
Valora este artículo
(0 votos)
H

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp