×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Exposados **

Abril 09, 2010

No creo que mucha gente se confunda cuando vaya a ver una película como Exposados. Uno sabe perfectamente a lo que va. Una comedia romántica de acción en la línea de películas como Dos Pájaros de un Tiro, con la imposible pareja de héroes que se odian a muerte y no se soportan, pero que, debido a las circunstancias acaban unidos y románticamente involucrados, antes de que los malos logren darles caza y acabar con ellos. Un esquema clásico que aquí pretenden hacerlo pasar por nuevo porque la pareja en cuestión es un exmatrimonio.

Idea de todos modos un tanto descabellada. Me refiero a que la idea de que la pareja en cuestión ya haya estado casada con anterioridad vaya a borrar de golpe todo un subgénero de la comedia romántica. El desarrollo de la trama, la situación de las escenas de acción, los villanos... todo es predecible y se ha visto mil veces antes por mucho que la premisa argumental nos parezca nueva. Este es un perro viejo con collar nuevo y cuenta con demasiadas cosas en su contra como para creer lo contrario. Lo primero de todo es que nos encontramos ante un producto, mezcla de marketing y ganas de vender (todo ello muy loable, que esto es un negocio), pero que ha sido puesto en manos de uno de esos directores impersonales de Hollywood que ruedan películas como morcillas, con títulos tan “interesantes” como Como locos... a por el Oro, Sweet home Alabama o Anna y el Rey. Si os fijáis ninguna de las anteriores es una mala película, pero tampoco una buena.

the-bounty-hunter

Algunos dan en llamar, con mal criterio, artesano a directores como Andy Tennant. Un artesano es Martin Campbell, por poner un ejemplo, un director que cambia de género, que dirige lo que le ofrecen, pero con una sobriedad y una puesta en escena envidiable. Andy Tennant es un director plano, frío, sin inventiva visual. Vamos, que hay episodios de series de televisión que tienen más garra que sus películas. Pero funciona bien de cara al público y es competente. Es decir, que tampoco es Uwe Boll. Y como en una comedia romántica no hace falta mucho más, Tennant se une a la camarilla de gente como Robert Luketic, Jay Roach y otros más.

Tampoco ayuda demasiado un guión formulaico y abundante en tópicos, donde parece que hasta las escenas de acción han sido incluidas justo en el momento en el que una gran computadora nos avisa de que el público se está aburriendo. Como la escena inicial de la película en medio del carnaval, con Gerald Butler persiguiendo a un tipo y dando una paliza a otro. Parece como si alguien, un ordenador o algo así, hubiese dicho “aunque no tenga mucho sentido y estemos aún conociendo al personaje, pongamos una gran escena de acción para que los chicos no se aburran”. O incluso el final de la película, abrupto e incoherente (hasta dejando cabos sueltos por doquier), que más parece una orden de rodaje, un segundo final alternativo al original en el guión, que a lo mejor no era el deseado por el estudio. Pero el que tiene la película es... poco satisfactorio, por decirlo suavemente.

the_bounty_hunter_25

>Entre todos estos despropósitos, ¿qué interés puede tener ve runa película como Exposados? ¿Por qué le ha dado dos estrellas? Simple. Porque en una película así la función la salvan los actores, que son en gran medida por lo que uno va a ver esta clase de películas. No para que le sorprendan o le den la mejor obra de cine independiente del siglo XXI, simplemente para ver si hay química entre los protagonistas, si algún secundario es realmente memorable, y si la película me va a hacer reír o no. Y en ese caso, Exposados funciona como un reloj.

>Gerad Butler nos da una de cal y otra de arena. Lo mismo lo vemos en un prducto adrenalínico tipo Gamer, que en un thriller de acción como Un Ciudadano Ejemplar, o en comedias románticas como esta o La Cruda Realidad. Siempre que él está en un reparto, apetece ver la película. Es un tipo que cae simpático, como Jennifer Aniston. Y esa química se transmite en pantalla y da momentos verdaderamente divertidos (la persecución por la carretera, con placaje incluido es hilarante). La sonrisa socarrona de Butler le sienta como anillo al dedo al personaje de perdedor expulsado de la policía que trabaja como cazarrecompensas y debe atrapar a su mujer. Aniston aporta perfectamente el equilibrio a ese personaje con su reportera demasiado estirada y ese matrimonio que apenas duró unos meses porque pese, a la química, la situación era insoportable. Como la película si llega a extenderse demasiado. En ese maremágnum de rostros más o menos conocidos que acompañan a la pareja protagonista, Christine Baranski, como la madre de Aniston, está impecable. Y Jason Sudeikis como el compañero baboso de Aniston en el periódico, no tiene precio y tiene algunos de los mejores chistes de la película.

No sé si serán motivos suficientes para verla Exposados. Pero una cosa está clara. Quien vaya a verla no va a pasarlo mal. Es un producto que no pretende engañar a nadie y que se mantiene en lo entretenido con bastante tranquilidad, sin llegar a cargar ni a aburrir. Y en una película de estas características, ¿alguien busca ser sorprendido o que la obra sea visualmente arrebatadora? La gente quiere pasarlo bien, un rato de risas salpicadas de acción y persecuciones, que nos hagan olvidarnos de nuestros problemas cotidianos, son más que suficientes. Y en ese sentido Exposados cumple como una campeona. Nunca será una gran película, ni siquiera una buena. Pero sí un sano entretenimiento que sirve como válvula de escape en estos malos tiempos. Recomendable sobre todo para ver con la pareja o con una cuadrilla mixta de amigos. Por lo que pueda pasar. Puestos a ser perseguidos, mejor los protagonistas que nosotros.

Modificado por última vez en Viernes, 09 Abril 2010 16:57