Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Secuela entretenida pero inferior a la película original. No es fácil el arte de hacer secuelas, ni mucho menos hacerlas realmente bien. Por cada Soldado de Invierno que tenemos, hay demasiadas Iron Man 2 o Guardianes de la Galaxia Vol. 2. Encontrar el punto exacto de cocción en una secuela, entre los elementos nuevos, los conocidos y el estilo visual, es complejo y complicado, y en el caso de Ant-Man y la Avispa cae en algunos errores de bulto que seguramente no sucederían bajo la tutela de otros responsables. O para ser más claros, si la falta de Edgar Wright en la primera película ya nos hizo plantearnos cómo habría sido la película bajo su dirección, pese al grato resultado final de la película que dirigió Peyton Reed, en este caso esa sensación de duda es todavía mayor. ¿Cómo sería una saga de películas sobre estos personajes si el director británico se hubiese hecho con las riendas de la misma? Seguramente algo más oscura, pero sin perder el tono de humor, ni el buen hacer visualmente hablando. Porque seguramente ahí es donde más perdimos con la llegada de Peyton Reed… en el tema visual, en el que siempre destaca Wright pero no el responsable de películas como Abajo el Amor…

¿Quiere esto decir que esta película es una mala película? Ni mucho menos… Pero sí que tiene los suficientes problemas para que en determinados momentos uno se ponga a divagar sobre lo humano y lo divino, sobre las diversas tramas, los personajes, los futuros posibles o imposibles, o el pasado que nunca se reescribirá. No, no es mala, pero flojea por momentos. Voy a pasar del momento friki en el abajo firmante sigue con la sensación de que los personajes principales tendrían que ser Janet y Hank (más jóvenes como el resto de Vengadores, pero ellos son los que deberían liderar la trama), y que Scott Lang ya en los cómics era un personaje cargante y poco interesante. Pero no puedo dejar pasar que Paul Rudd, por mucho que lo desee, no está al nivel del resto del reparto, y su compañera en estas lides, Evangeline Lilly, se lo come con patatas en todos y cada uno de los momentos que comparten juntos, incluso en aquellos en los que se supone que deben sacar la escena entre ambos, ella solita se echa sobre sus hombros la responsabilidad de la trama y el guión.

Eso hace que lo que nos apete3zca mientras estamos viendo la película, sea una aventura en solitario de La Avispa, donde no aparezca ni Scott Lang, ni su familia, ni sus compañeros de trabajo. Sobre todo cuando se llegan a momentos como esa escena (ESA ESCENA) en el colegio, que es una escena de relleno tan absoluto que me ha dejado atónito. Como si por decreto la película necesitase durar dos horas, y no pudiesen ser 1h y 50 minutos. En ese momento, Lilly se convierte en reina de la función y hasta nos olvidamos de la presencia de Rudd. Las incorporaciones en esta secuela están muy bien, con Hannah John Kamen, Michelle Pfeiffer, Laurence Fishburne y Walton Goggins a la cabeza. Todos cumplen, todos aportan y todos tienen momentos magníficos, y no me hubiese importado nada en absoluto que hubiesen ampliado sus historias y tramas, sobre todo en el caso de los tres primeros, que casi parecen desaprovechados. Si vas a traer a Bill Foster (Fishburne), que sea para algo más… Eso es un acierto y es bueno, porque nos deja deseando saber más y descubrir más sobre los nuevos personajes (no pasa lo mismo con otros como Michael Peña o Bobby Cannavale, que si no regresan en la tercera entrega no pasa nada…).

Como antes decía, escenas como la del colegio, suponen un traspiés en el ritmo de la película, que a veces se resiente cuando fuerzan demasiado determinados momentos, sobre todo algunos puntuales que están pidiendo a gritos una escena de acción. Las que hay saben a poco, y el director no parece muy interesado en aportar más escenas de acción (si en mostrar varias veces a un personaje rodeado de hormigas gigantes o de hacer elipsis un tanto forzadas…) y esta película requiere de un poco más de sentido de la maravilla, algo que sí tenía la primera entrega, sobre todo en su tramo final. Aquí el tramo final está bien, a veces es incluso magnífico, pero tras la pelea en el restaurante, casi sabe a poco, porque deberían dejar a La Avispa tener más peso en dichas escenas de acción. Suyos son los mejores momentos y las mejores peleas. Y su historia dramática, su arco narrativo en la película, es más interesante también que el del protagonista o coprotagonista, como quieran enfocarlo. Como cuando Pym decide hacer cierta cosa en la película y uno se da cuenta de que esa es la película que realmente quiere ver…

Pasa algo similar al final de la misma, con la escena postcréditos. Por cierto, que la película tiene dos, una magnífica y otra, al final del todo, realmente ridícula por desgracia. Pero la primera, aunque previsible, abre las posibilidades a nuevas cosas que están por llegar, y apetece verlo. Como seguir viendo a La Avispa y a Hank Pym, y a varios personajes más (algo menos a Ant Man). La película pese a esos valles, tiene ritmo, es divertida, tiene carisma y tiene a La Avispa, no se le puede pedir mucho más. No se ha arriesgado, no se ha separado mucho de la original, y tampoco le hace demasiada falta. Cumple con lo esperado, aunque después de Infinity War es un pequeño paso atrás esperado y esperable. Nos queda un producto demasiado dependiente de la fórmula pero resultón, muy entretenido, perfecto para pasar dos horas de verano alejados del calor de las calles. Perfectos para desconectar, pero con menos alma que la anterior. La solución, dejar a Lilly como única protagonista. O a Douglas y Pfeiffer.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Modificado por última vez en Martes, 03 Julio 2018 11:25
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.