Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas ★★★

Tercera, veraniega y muy divertida entrega de esta saga monstruosa. Una apuesta curiosa desde hace unos años, cuando se estrenó la primera temporada y llegó en octubre, con Halloween a la vuelta de la esquina, aprovechando su temática y la fiesta para llevar a las familias al cine, con total seguridad de que los niños no tendrían pesadillas más tarde cuando llegase la noche. Y como ya todos conocen a los personajes, sus peculiaridades y el mundo en el que se mueven, qué mejor forma de cambiar un poco las cosas que sacar a los personajes de su zona de confort, intentar no repetirse, darle al público algo inesperado, ya desde el principio, desde las propias fechas en que se estrena la película.

Así llega Hotel Transilvania 3, película que nos lleva con nuestros personajes favoritos de crucero para contar una aventura que si bien sigue las líneas de las dos anteriores es cierto que busca otros caminos no tan transitados por las dos entregas anteriores. Y no es algo que tenga que ver solo con el argumento o las fechas de estreno, sino también con la propia clave visual de la película, que si bien con sencillez y sin ningún despliegue especialmente asombroso, sí quiere hacer que se sienta una película distinta, con colores distintos y momentos únicos y diferentes a los de las otras dos películas. Siempre efectivo, sin volverse loco y sin volver loco al espectador. Se trata de aprovechar lo que la historia ofrece a nivel visual.

Hay también un elemento muy interesante a seguir teniendo en cuenta en la saga y es el cariño que tienen sus responsables por sus personajes, por sus historias, por lo que tienen que ofrecer. Por los monstruos clásicos de toda la vida, convertidos en muchos casos en broma, pero aquí devuelta la dignidad porque nos reímos con ellos, gracias a ellos. Sí es cierto que, como no podía ser de otro modo siendo Adam Sandler quien pone voz a Drácula en versión original, a veces se le va la mano con la escatología, pero no abusa tanto de ello como lo hace el actor en sus películas de imagen real. Es además más efectivo por el público al que se dirige la propuesta, claro está. Son chistes que les hacen reír.

La película no es perfecta ni tampoco lo pretende. Pretende entretener, pero a veces se le escapa de las manos el esfuerzo. Hay un par de recursos argumentales que, pese al cambio de localización, ya hemos visto en las películas anteriores, y otros nuevos recién planteados que no se aprovechan del todo. El final tiene un humor arrollador, pero hay otros fragmentos de la película que no terminan de encajar, quizá por el exceso de protagonismo de la familia Drácula, cuando otros personajes (Frankie o Blob, por ejemplo) funcionan tan bien o mejor. Pero es una refrescante propuesta para los grandes y pequeños de la casa, una película divertida, honesta y competente.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Modificado por última vez en Lunes, 09 Julio 2018 10:02
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.