Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Sigue las reglas de la saga, gran reparto, mucho humor y mucha química. La película de Gary Ross no es ni mucho menos perfecta, pero tampoco lo eran las películas originales de Steven Soderbegh (originales en este nuevo universo que nos vamos encontrando, ya sabemos que la película original, La Cuadrilla de los 11, sigue siendo única e irrepetible) y en ciertos sentidos esta supera a aquellas, sobre todo en el tema de número de personajes y cómo los maneja a la mayoría. Aunque siguen quedando deudas pendientes que quizá se corrijan en nuevas entregas. Porque sí, evidentemente, el éxito de una franquicia como esta, y el éxito en concreto de esta película, sólo pueden significar que más estén en camino. Esta va a acabar recaudando, sólo en USA, más o menos lo mismo que las tres anteriores.

Concebida como un spin off heredero directo de las tres película lideradas por Geoge Clooney y Brad Pitt, la película sigue a la hermana de Danny Ocean, recién salida de prisión, poniendo en pie el golpe del siglo con un grupo de colegas tan pintorescas como únicas. Ocho en total. Eso significa que bajamos el número de personajes (piénsenlo, si se convierte en trilogía como la anterior, acabaríamos en Ocean’s Eleven de nuevo… nada mal pensado), que es uno de los grandes aciertos de la película. Hay menos personajes que son testimoniales (aunque los sigue habiendo) y más para hacer con las protagonistas, cuya química, como no podía ser de otro modo, es la clave sobre la que se sustenta la historia.

Eso sí, las reinas de la función son tres, Sandra Bullock, Cate Blanchett (como era de esperar) y Anne Hathaway, la sorpresa, por así decirlo, de la película. Luego tenemos a quienes roban la película cada vez que aparecen como Helena Bonham Carter y, sobre todo, Sarah Paulson, que muestra de nuevo ese enorme talento que tiene y que casi nadie ha sabido aprovechar fuera de la televisión. Rihanna tiene uno de los personajes más agradecidos, aunque eso nos deja a dos actrices con poco o nada que hacer, que son los personajes testimoniales, Mindy Kaling y Akwafina. Cumple Richard Armitage, pero quien destaca de verdad es el siempre genial James Corden en un pequeño pero jugoso papel.

Su mayor delito, sin duda, es parecerse demasiado a las otras tres películas. Es un spin off y es una heist movie, una película de un golpe preparado a la perfección. Pero el esquema es demasiado similar al de las otras, demasiado. Le falta un punto de personalidad propia que Gary Ross no es capaz de imprimir a la película. Quizá otro director, otro momento, otro guión… El tratamiento de los personajes femeninos es excelente, pero la historia necesitaba una vuelta de tuerca, no que nos señalasen todo el rato que se trata de un spin off. No era necesario y le resta méritos a una película divertida, perfecta para pasar una tarde de verano sin preocupaciones. Y mejor en varios aspectos que cualquiera de las otras tres películas.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Modificado por última vez en Lunes, 09 Julio 2018 10:06
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.