Adele y el misterio de la momia ***

Jesús Usero 12 Sep 2010

¿Cuánto tiempo hace que desde el país vecino no nos llegaba una superproducción de esas que atraen a toda clase de público y llenan salas de cine, o al menos lo pretenden? ¿Quizá la última entrega de Asterix fue la última en llegar? Si miramos un poco atrás en el tiempo, no hace mucho era normal que se estrenasen todo tipo de grandes producciones francesas, de cualquier tipo de género, desde el thriller hasta el cine de acción, con resultados más que interesantes en la taquilla.

 

No es que esas producciones hayan dejado de llegar, es que muchas veces, han dejado de hacerse. De hecho uno de los artífices de aquella explosión del cine galo es quien dirige Adele y el Misterio de La Momia, un relato de aventuras para toda la familia que bien podría pasar por ser una superproducción de género de las que rueda Hollywood, pero sin tanto presupuesto.

 

Es el regreso de uno de los nombres más importantes de Francia al cine comercial, que no es que el buen hombre lo haya dejado de lado, ni mucho menos, pero últimamente parecía más interesado en la animación infantil y las 4 dimensiones (con Arthur y los Minimoys) que en lanzar otra película para una audiencia más amplia.

adele_y_el_misterio_de_la_momia1

Pero por fin ha llegado Adele y el Misterio de la Momia, relato de aventuras con tantas influencias y tan claras deudas artísticas, que acaba por carecer del todo de una personalidad definida y de ser la gran película de aventuras que podía haber sido. Sobre todo siendo hija de padre tan venerable. Vamos, que a lo mejor me la filma Fulanito Pérez y me siento más cómodo, pero siendo una película de Luc Besson, le pido algo más. Faltaría.

 

Basándose en la obra gráfica del autor de cómics Jacques Tardi, Besson se decanta por unificar varias de sus novelas gráficas (otro de los problemas de la cinta) para presentarnos a Adele Blanc-Sec, periodista francesa de principios del siglo XX, aventurera y lengua mordaz, dispuesta a recorrer medio mundo y poner París patas arriba con tal de recuperar a su hermana, aquejada de una grave dolencia. Una especie de herida de guerra, que tampoco conviene revelar demasiado pronto…

 

Para llevar a buen puerto la historia, Besson se rodea de todos los elementos posibles que sirvan a sus intereses. Un gran presupuesto según los estándares franceses. Una protagonista con carisma y un atractivo innegable, un sentido de la aventura y el entretenimiento prodigioso, humor a cada paso y ganas de hacer al respetable pasar un buen rato.

 

En esos términos la cinta sale ganadora sin duda. Sobre todo con esa protagonista, esa Adele interpretada por Louise Bourgoin que es un torbellino con vestido y que engancha desde sus primeros momentos en pantalla. Sobre todo si se disfruta de versión original y de sus diálogos a toda pastilla. Una delicia. Aunque, todo sea dicho, protagoniza uno de los desnudos más gratuitos del año ( y magníficos, sobre todo para el personal masculino).

adele 5

Y además contando con la presencia de Mathieu Amalric como villano, aunque todo sea dicho, no tan bien aprovechado y algo desaparecido durante buena parte de la película, por desgracia. Pero se nota, ante todo, que el reparto se lo ha pasado pipa con sus personajes de tebeo.

 

La ambientación es otro punto a su favor y es donde un gran presupuesto luce como es debido. Aunque por mucho que se empeñen, los efectos visuales franceses no lucen del mismo modo en que lo hacen los mucho más costosos efectos de Hollywood. Tiene momentos asombrosos, como es todo el trabajo con las momias del título, que te dejan impresionado. Y otros más bien lamentables y “de baratillo” como es cada vez que el pterodáctilo interactúa con algún ser humano (el vuelo con Adele es de juzgado de guardia).

 

Luego la cinta aprovecha el sentido del humor con bastante soltura y consigue que la gente ría a gusto con la aventura. Las momias, de hecho, con su educación y su serenidad, son especialmente divertidas, y se echa de menos más apariciones suyas.

adele-1

Claro, que a veces no todo está tan claro. Porque hay una amalgama de temas, fuentes y homenajes en su interior que hace el resultado final un puzzle interesante pero incompleto y carente de personalidad. Tiene elementos de la saga La Momia, y del cine de Indiana Jones (con homenaje visual incluido a Steven Spielberg). Tiene un comienzo directamente sacado del cine de Jean Pierre Jeunet, que se huele a kilómetros, aunque sea igual de efectivo. Y tiene mucha mezcla de los cómics de Tardi, demasiados aglutinados en un solo metraje, lo que hace la trama algo enrevesada y carente de sentido en su totalidad. Como si faltasen piezas. Como si la película fuese hecha a retazos o a fragmentos.

 

Es parte del juego de Besson, imagino, emplear tantas fuentes y tantas historias a la vez. Pero a lo mejor tenía que haberse centrado sólo en una historia, una trama. Una película, en lugar de intentar homenajear todo el cine de aventuras de golpe y porrazo con una sola película. A veces menos, es más. A veces hay que hacer las cosas con más calma y con menos prisa.

 

Pero esos detalles no le quitan todo el brillo a una película tan entretenida y bien servida como esta. Rodada con elegancia y un impresionante atractivo visual. Divertida y fresca, con un personaje central del que es fácil enamorarse, con corazón, con mucho sentido del humor. Los defectos le impiden ser un producto redondo, pero no le impiden hacer que el público pase un muy buen rato en familia viendo una película que, seguramente, no recordarán mucho tiempo, pero que les transportará al París de principios de siglo con magia y encanto. No muchas pueden decir lo mismo.

 

Eso sí, yo me pregunto. ¿Seremos capaces en España algún día de hacer una película como ésta y no morir en el intento? No me lo imagino.

 

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 13 Septiembre 2010 09:09
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp