The Old Man and the Gun ★★★★

Crítica de la película The Old Man and the Gun

La elegancia preside el último trabajo de Robert Redford ante las cámaras.

Elegancia visual. Elegancia en el reparto. Elegancia en la forma de narrar la trama, sin estridencias, como una anécdota tocada un aire de optimismo y sentido del humor que es una especie de bálsamo para los tiempos y el cine muchas veces estridentes en los que vivimos.

Partiendo de un hecho real, convenientemente remozado para servir a las necesidades de la narración cinematográfica, este largometraje habla de temas muy serios de manera sencilla, y encuentra así un camino para desenvolverse con elegancia al tiempo que trae de vuelta y homenajea toda la carrera y la imagen cinematográfica de su protagonista.

Su asunto pueden ser los atracos a bancos, su tema puede ser la vejez, pero lo cierto es que en realidad se trata de una celebración de la libertad y de la vida paradójicamente protagonizada por un hombre que ha pasado la mayor parte de su existencia encerrado en la cárcel. Eso no le ha impedido encontrar su sentido de la libertad. Esa libertad que el resto de los personajes de la trama, la mujer con la que se encuentra en la carretera, el policía que le persigue, sus compañeros de oficio, su hija -ojo a un reparto de lujo, para disfrutar realmente con el trabajo de los actores, bien respaldados por una puesta en escena que sabe valorar y explotar ese recurso, tenemos ahí a Sissy Spacek, Casey Affleck, John Waters, Danny Glover- no parecen acabar de encontrar, pero que él tiene muy claro. La apatía y la conversación del policía con su hijo en el banco –“Debes hacer algo que te guste”-, o el diálogo sobre el paso del tiempo y hacer las cosas que suelta en el porche el personaje de Spacek, con ese elegante final de la escena en el vacío del campo, enfrentados con el subrayado de la sonrisa que marca la felicidad del protagonista cuando sigue haciendo aquello que realmente le hace sentir vivo y libre, lo que le permite ser un hombre maduro sin pensar en la muerte, aunque viva frente a un cementerio, o el poco caso que hace al dinero que roba cuando lo esconde, como si no tuviera importancia, construyen ese discurso de dedicarse a lo que realmente importa, de celebrar la vida.

Es precisamente ese discurso lo que hace que esta película me recuerde, más allá del uso de secuencias tomadas para reforzar la verosimilitud de la acción, como la de ese Redford joven en fuga en La jauría humana, de Arthur Penn, el tono y el estilo de algunas de las películas más significativas en la filmografía del actor en los años setenta, como Dos hombres y un destino, Un diamante al rojo vivo, El golpe o El jinete eléctrico, junto con alguna que otra de los ochenta, como Peligrosamente juntos o Sneakers (Los fisgones).

De manera que por un lado tenemos una comedia de acción elegante y por otro un auténtico homenaje al recorrido cinematográfico de su icónico protagonista que sobre ambas cosas edifica un retorno a claves clásicas que despierta ecos del cine de los años setenta y ochenta del siglo pasado desde la grafía de sus rótulos de localización de tiempo y lugar a la construcción de planos como el del atraco más significativo al banco de San Luis en 1981, con ese contrapicado de Redford tomando notas en el exterior con movimiento de cámara hacia el interior del banco, articulándose siempre sobre un empeño de sencillez en lo referido a los encuentros clave de los personajes principales, y arrancando con un ritmo trepidante reforzado por el montaje pero sin perder a los actores y los primeros planos como clave visual que deja claro que el verdadero motor de esta película son sus actores, desde el momento en que vemos a Redford frente a Spacek en el punto de partida de la historia.

Miguel Juan Payán

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Viernes, 25 Enero 2019 12:34
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp