Crítica de la película La Corresponsal

Interesante película biográfica cuyo verdadero tema es el heróismo de las víctimas de las guerras.

Has visto más guerras que muchos soldados”. Eso es lo que le dice uno de sus colegas a la protagonista de esta película basada en personaje y hechos reales. Y desde esa experiencia como corresponsal de guerra que tiene el personaje central, la película consigue, sobre todo en su parte final, su tercer acto, cuidadosamente preparado en el resto del metraje, conducirnos hacia una reflexión esencial para entender realmente el mundo en que vivimos. Los verdaderos héroes de cualquier guerra son los civiles que luchan por sobrevivir y sufren como trágicos daños colaterales de los combates entre los ejércitos.

Que el cine haya dedicado todo un género, el bélico, ha hablar de la guerra, debería ser ya suficientemente significativo a la hora de pensar y definir cómo entendemos la guerra a modo de entretenimiento o panfleto para la recolección de arranques patrióticos de salón. Pero incluso cuando esas películas bélicas se empeñan en postularse como propuesta antibelicistas, el soldado, los soldados y las figuras militares ocupan en el 95 por ciento de los casos el protagonismo, desde una perspectiva que queda total e inteligentemente desarticulada por este largometraje en el que se nos dice, se nos demuestra o se nos recuerda, por si acaso lo olvidamos, claramente, sin paños calientes, que los verdaderos héroes de las guerras son todos esos civiles que luchan cada día por sobrevivir y superar sus pérdidas y su dolor entre cascotes, balas y bombas.

De esa manera la Guerra privada de la corresponsal Marie Colvin a la que alude el título del artículo que sirve como base al largometraje se desplaza inicialmente por el camino del retrato biográfico intentando bucear en la psicología y motivos del personaje central, guardando para el desenlace todo el contenido de reflexión que justifica lo que de otro modo podría haber sido simplemente un melodrama de calidad.

Si la película es algo más se debe precisamente a que acierta a trascender su primera naturaleza como biografía de lo excepcional materializado en la obsesión de Colvin por cubrir conflictos sangrientos por todo el mundo, incluso después de haber sido gravemente herida y enfrentarse al estrés postraumático, para prestarle finalmente esa voz a las víctimas de los conflictos armados, a las madres y padres que ven morir a sus hijos y alzan los ojos al cielo lanzando una pregunta sin respuesta.

¿Por qué les abandonamos?

La película funciona bien como retrato biográfico resuelto con su habitual solvencia en lo interpretativo por una Rosamund Pike que se lanza como una loba sobre este papel en el que sabe que puede lucir todo su talento inusual de fémina inclasificable en la galería de protagonistas femeninas que afortunadamente nos ha dado el cine de nuestros días para que el paisaje de las imágenes en movimiento sea más interesante y menos gris de lo que parecen imponer estos tiempos de farsa generalizada. En cada plano Pike reina absolutamente, ya sea que su personaje esté explicando a una colega qué significa y cómo trabajar en un conflicto armado como periodista o aclarándole a su jefe por qué no debería volver a ir al frente con el rostro desarmado y las manos expresando materialmente el caos que reina en su cabeza donde sigue oyendo las voces de los heridos y viendo los rostros de los muertos.

De manera que La corresponsal no solo es una buena película. Además es una película necesaria que nos habla de todo eso que nos rodea y que no queremos ver.

 Miguel Juan Payán

Comenta que que ha parecido este artículo en nuestro grupo Amigos de AccionCine en Telegram o simplemente para charlar de cine entre amigos

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

Modificado por última vez en Viernes, 31 Mayo 2019 13:27
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp