Crítica Hamilton ★★★★

Julio 06, 2020

Crítica de la película Hamilton

El fenómeno musical de Broadway también es la mejor película de Disney+.

   La pandemia mundial que nos está asolando está afectando irremediablemente a los estrenos de cine, pero también a las plataformas, que ven como cada vez tienen menos producciones originales que estrenar. Con un catálogo del que se ha criticado en numerosas ocasiones su escasez de nuevos contenidos, Disney+ necesitaba una punta de lanza para la temporada de verano, al igual que en otoño fue The Mandalorian, y parece que la ha encontrado en Hamilton. La grabación del musical de Broadway iba a llegar a la gran pantalla en 2021, pero viendo el éxito que está cosechando en la plataforma no se puede negar que ha sido un movimiento astuto. La posibilidad de sentir parte de la magia, espectacularidad y emoción de Broadway desde el sofá de casa es una oferta que mucha gente necesitaba ahora mismo.

   El musical escrito y protagonizado por Lin-Manuel Miranda (El regreso de Mary Poppins), inspirado en la obra Alexander Hamilton de Ron Chernow y rodado en el teatro Richard Rodgers, cuenta la historia de Hamilton, un inmigrante huérfano proveniente de la Isla Nieves que llega a Nueva York en 1776. Allí conoce a Aaron Burr (Leslie Odom Jr.), un graduado de Leyes de la Universidad de Princeton, que queda prendado de su oratoria y también es un revolucionario. Esta historia sobre uno de los padres fundadores de Estados Unidos se centra en el valor de la libertad y el precio de la ambición, y llega en un momento perfecto para recordarnos que América fue un país levantado por inmigrantes. Es difícil que Hamilton interese a todo el público debido a su temática y su metraje cercano a las tres horas, pero no dejará indiferente a todo aquel que se acerque a él. Consigue ofrecer una versión fresca y moderna de la historia gracias a sus temas hip-hop, rap y R&B, con canciones que se quedan grabadas en la memoria como The Room Where it Happens o la emotiva Who Lives, Who Dies, Who Tells Your Story; pero también innova por su afilado humor negro (centrado en la esclavitud) y su reparto multicultural, en el que se dan cita personas de raza negra, latinos y blancos. Miranda dota de corazón a Hamilton, pero lo cierto es que destaca mucho más como escritor que como cantante, quedando eclipsado en el escenario por compañeros del reparto como Leslie Odom Jr. o Jonathan Groff, cuya histriónica interpretación del rey Jorge III desata continuamente las carcajadas del público.

   Es imposible emular la experiencia que supone ver una obra de Broadway en vivo, pero pocas veces se ha estado tan cerca. El director Thomas Kail (Grease: Live) hace un buen trabajo intentando recrearla (divide la obra en dos partes y respeta el descanso), pero también en la dirección, consciente de las limitaciones de la puesta en escena. Por ello, añade elementos que le dan un aire muy cinematográfico a la película, como el uso de primeros planos en momentos de gran intensidad dramática o los planos generales desde el backstage, que aportan un punto de vista distinto al del público. Como nota negativa, los espectadores españoles se han quejado en las últimas horas de que Disney+ no haya puesto subtítulos en español a Hamilton. Esto dificulta mucho que aquellos que no estén muy duchos en el inglés puedan seguir la obra, pero lo cierto es que hace que la experiencia sea mucho más completa: en Broadway no existen los subtítulos.

Alejandro Gómez

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Lunes, 06 Julio 2020 16:50
Alejandro Gómez

Todo en uno: cinéfilo, seriéfilo, melómano, lector voraz y tragaldabas.