El Halloween de Hubie ★★

Octubre 23, 2020

Crítica de la película El Halloween de Hubie

Para fans incondicionales del protagonista, Adam Sandler.

      Pero no el Adam Sandler brillante, sorprendente y único de Diamantes en bruto, sino el de sus comedias habituales que le convirtieron en uno de los líderes de la taquilla norteamericana hasta hace unos años, cuando el público parece ser que se cansó de esas películas en salas comerciales y el actor firmó un contrato de exclusividad con Netflix para crear seis películas exclusivas para el servicio de streaming, contrato que terminaba tras esta película pero que parece que será alargado en el tiempo. Ese Adam Sandler es el que encontramos aquí, y más el de The Ridiculous 6 que el de Sandy Wexler. Sin que esta última fuese una maravilla, pero al menos intentaba algo diferente. Esta nueva película repite los mismos chistes que ya usaba en El Aguador.

      Hubie es un tipo que no tiene muchas luces, pero que está obsesionado con cuidar de su pueblo, Salem, especialmente en Halloween. Hijo único, soltero, algo lento, y terriblemente asustadizo, Hubie vive entre el acoso de la gente que se ríe de él y la mujer de sus sueños, a la que no es capaz de decirle lo que siente. Pero este Halloween todo va a cambiar, porque con la fuga de un recluso del hospital psiquiátrico, un antiguo residente de Salem realmente peligroso, la pequeña ciudad corre peligro, y sus habitantes puede que se enfrenten a la peor noche en años, si Hubie no puede impedirlo, claro. No es muy complicado ver por dónde van los tiros ni qué es lo que pretende el actor, guionista y productor, acompañado nuevamente de su director habitual Steven Brill, y de sus amigos delante de las cámaras.


      Por supuesto junto a Sandler, que interpreta el papel con la convicción de quien lleva haciendo algo similar más de 20 años, aparecen los habituales en pequeños o grandes papeles. Nombres como Kevin James, Steve Buscemi, Ben Stiller, Rob Schneider, Shaquille O’Neal… Y además hay un puñado de actores con talento sumándose como June Squibb, Julie Bowen, Michael Chiklis o Ray Liotta. Y todos y cada uno de ellos están desaprovechados. De hecho, lo que hacen con Bowen, a quien sólo le conceden un chiste en toda la película (el mejor al menos, la amenaza del gato y la cara del mismo…) es de juzgado de guardia.

      No es cuestión de que nos guste más o menos su humor, de que entendamos que en menos de diez minutos tenga que aparecer un chiste escatológico (es Adam Sandler, son continuos, infantiles y ridículos…), y que no aproveche la mala uva que a veces, sólo a veces, aparece. Como lo del gato, nuevamente, la escena en el maizal o la casa del terror… Hay mucha comedia física que funciona a ratos, demasiada escatología y muchos guiños (La Noche de Halloween, principalmente. A partir de ahí de Cazafantasmas a Stranger Things con la presencia de Noah Schnapp). Y una falta de cohesión en el guión que lo hace aún más terrible. Son como cinco o seis historias juntas, ninguna desarrollada plenamente. Todas girando en torno a Hubie, pero vacías… (la de Buscemi, la de Liotta, la de Bowen, la del asesino, la de los adolescentes…). Así, solo quienes sean auténticos fans sacarán provecho de una película a medio hacer, más mediocre que terrible.

Jesús Usero

Disponible en Netflix

 

 

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 23 Octubre 2020 09:15
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión