Imprimir esta página

Contagio en alta mar ★★★

Noviembre 25, 2020
Valora este artículo
(0 votos)

Crítica de la película Contagio en alta mar

Neasa Hardiman desaprovecha la interesante puesta en escena, para crear un film que ni siquiera inquieta lo suficiente.

      Desde 20.000 leguas de viaje submarino y Moby Dick, las aventuras abismales y oceánicas han potenciado historias sorprendentes, en las que los incautos humanos se enfrentan a criaturas titánicas y gigantescas, dentro de una pelea desigual por la supervivencia. Muy en la línea de la clásica figura del Leviatán, mezclada con algunas pinceladas de naturaleza indefinida a nivel científico y esotérico cercanas a los extraterrestres de The Abyss, la cineasta Neasa Hardiman presenta Contagio en alta mar: una película sobre una pandemia orgánica y de fácil transmisión, que amenaza seriamente con cercenar la vida de los protagonistas de la movie.

      La acción de Sea Fever arranca en un frío puerto irlandés, donde un barco pesquero zarpa en dirección a aguas abiertas, para capturar numerosos y lucrativos bancos de peces. Entre los miembros de la tripulación se encuentra Siobhán (Hermione Corfield): una joven científica estudiante de doctorado, que acompaña a los marineros para evaluar las posibles anomalías de las piezas que estos consigan. Tras llegar a una zona de exclusión marítima, la nave es atacada por una misteriosa criatura fosforescente, que extiende por el interior del barco unas peligrosas larvas; las cuales infectan a los tripulantes de una manera rápida y mortal. Aislados en el mar y sin posibilidad de contactar por radio con el servicio de guardacostas, Siobhán deberá hallar una solución de urgencia en su laboratorio improvisado, que les salve de tan letal monstruo de intenciones criminales.

Contagio En Alta Mar 2

      Con semejante argumento, la cineasta Neasa Hardiman despliega las mayores virtudes de la cinta a través de la inteligente dosificación del misterio; a la que se suma la perspicaz manera en que la directora aprovecha el limitado espacio donde transcurre la historia. No obstante, estos puntos a favor de la película quedan pronto mermados o diluidos conforme avanza el relato, siempre atenazado por un guion que es incapaz de despertar los adecuados elementos de tensión dramática y terrorífica. En este sentido, Contagio en alta mar parece un episodio alargado y deslucido de la serie Expediente X; y desperdicia el atractivo contexto en el que se desarrolla la trama.

      Imposibilitado para provocar la recomendable inquietud en sus escenas, el film tampoco saca partido de un reparto en el que participan actores de la solvencia profesional de Dougray Scott y Connie Nielsen. Tan solo la británica Hermoine Corfield puede construir un personaje con un mínimo de entidad psicológica, en la piel de la peculiar Siobhán; ya que los demás parecen puestos en el barco para ser víctimas propicias de la epidemia, desencadenada por el monstruo que les impide alejarse de sus fauces.

      La escasa imaginación para presentar la pesadilla marina con mayor contundencia visual genera que la cinta no alcance la adecuada fuerza en el género del terror basado en invasores de naturaleza desconocida. Un problema que se extiende al juego propuesto por Hardiman, esbozado entre realidad y alucinación colectiva por el aislamiento, que sugiere el título original de la obra (Sea Fever/ Fiebre del mar).

Jesús Martín

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

 

Add to Flipboard Magazine.

  

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 27 Noviembre 2020 13:22
Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

Lo último de Jesús Martín

Artículos relacionados (por etiqueta)