Madame Curie ★★★

Diciembre 01, 2020

Crítica de la película En guerra con mi abuelo

Interesante repaso a la figura de la ganadora del Nobel, pero le falta fuerza.

      Algo que sucede con muchos biopics, demasiado obsesionados con mostrar la figura legendaria, la imagen brillante, el mito… antes que a la persona humana que trabajaba buscando conseguir un sueño, un ideal, un descubrimiento… Cuesta separar lo real de lo imaginado, y ese es uno de los pecados de una película a veces demasiado obsesionada por el legado de Marie Curie y otras por su romance con su marido, pero pocas veces por el auténtico ser humano que era la científico. Cuando lo consigue, hay trazas de auténtica brillantez en esta modesta producción que, sin embargo, tiene capacidad para intersarnos de principio a fin en su no excesivo metraje. Una película que destaca una figura única, de la mano de una actriz tan magnífica como Rosamund Pike.

      Marie Curie fue la primera mujer ganadora del premio Nobel en hasta dos ocasiones, lo que la ha convertido en una leyenda de la ciencia, junto a su marido, Pierre Curie, con el que descubrió dos elementos químicos nuevos y la radiación. Además la película no duda en mojarse y señalar que, aunque Pierre era un magnífico científico, el genio de la relación era ella, Marie. Un viaje por un mundo completamente distinto al nuestro, que nos lleva desde finales del siglo XIX a la Primera Guerra Mundial junto a una mujer tan brillante como peculiar, que cambió el curso del mundo con las aplicaciones en todos los medios, que su descubrimiento aportó. No siempre para bien, claro…

   

      Si quieren un motivo para ver Madame Curie, que sea Rosamund Pike. La actriz carga sobre sus espaldas todo el peso de la película que no alivian ni sus iniciales compañeros, Sam Riley o Aneurin Barnard, o más adelante Anya Taylor Joy, completamente desaprovechada en un minúsculo papel. Pike es motivo más que de sobra para disfrutar la película, y quizá con otro guión o con otro desarrollo, la actriz hubiese llamado la atención de los premios. Pero dudo mucho que lo consiga con esta película. Una buena película, sin duda, pero nada memorable. En sus pequeños gestos, tics, en su carácter tan particular… en eso se encuentra la esencia de la película que en otros momentos suele ir demasiado a la deriva.

      Cuando Madame Curie habla de ciencia, de la investigación, de la relación con su hermana, de sus momentos casi cómicos… Funciona perfectamente. Marjane Satrapi, brillante directora de Persépolis, Pollo con Ciruelas o The Voices, adapta aquí una novela gráfica, Radioactive, de Lauren Redniss y se queda en la superficie. En la historia romántica llena de tópicos y en esos momentos en los que se nos muestra el futuro, los cambios traídos por la radioactividad, pero que se centran sobre todo en todo lo malo. Una pena porque le restan importancia y peso a la historia de Marie Curie y que seguro que con otro guión, esa directora, y esa actriz, podía haber sido una película brillante. No lo consigue y queda en película entretenida y competente. Pero podía ofrecer mucho más.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

  

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Miércoles, 09 Diciembre 2020 12:42
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión