Vicious Fun ★★★

Marzo 08, 2021

Crítica de la película Vicious Fun

Jocoso paseo por los tópicos del cine de terror de serie B de los ochenta.

      La música con la que empieza esta comedia de terror embarcada en hacer parodia del género en el que clava su cuchillo de homenaje al mismo tiempo que lo satiriza en sus tópicos más sangrantes -nunca mejor dicho-, y el uso de una paleta de colores tan radical que haría llorar de dolor al más ochentero de los directores de fotografía de las fábricas de miedo en serie en el cine ochentero, son dos pistas suficientemente claras como para que no nos quepa duda del tipo de película que vamos a ver, e incluso a disfrutar, no sin cierto puntito de nostalgia, si sabemos acoplarnos a su propuesta. Y no cuesta acoplarse porque su arranque despierta suficientemente la curiosidad como para mantenernos enganchados incluso cuando la chispa de su primer y segundo acto empieza a decaer un poco en el desenlace.

      El director pone las cartas bocarriba y no engaña desde el comienzo. Aunque habría hecho bien en asegurarse para el final un tercer acto tan bien resuelto como el prólogo y el primer acto, y que necesita algo más que la reiteración de los chistes y guiños ya expuestos en la primera hora de metraje. Esos primeros sesenta minutos se merecen una subida de tensión, peso y humor en la última media hora que nos conduce al desenlace, pero lamentablemente llegados a esas alturas parece como si el guión estuviera agotado, como los propios personajes, y los tópicos satirizados que tan eficaz y correctamente habían sido manejados previamente pierden garra, gancho, resolución, y empiezan a ser tan previsibles como aquello que homenajean y de paso parodian.

Vivious Fun 2

      Toda la parte del hospital requiere otra vuelta de guión que permita sacarle más jugo al conjunto, y la película empieza a pecar ahí de autocomplaciente. Un aviso de eso son los personajes de los dos policías, que no están tan bien exprimidos como los siniestros personajes de la reunión en el restaurante chino -no quiero hacer spoiler, de ahí la elusiva alusión.

      Pero en conjunto este circo de intertextualidad es entretenido. Sabe reírse de sí mismo y acierta a no tomarse en serio, y aunque en algunos momentos peca de creerse más gracioso de lo que realmente es, siempre resulta simpático, e incluso confieso que me ha dejado con ganas de ver una película protagonizada por la fémina peleona que lo co-protagoniza, eso sí, en solitario, porque el protagonista masculino, con ese aire a medio camino entre joven Tom Hanks y joven Matthew Broderick, no acaba de convencerme, y el clon de Matthew McConaughey que ejerce como protagonista empieza a repetirse al final del camino, y no acaba de explotar todo su potencial como debiera.

      No obstante, insisto: me he pasado un rato divertido viendo esta comedia de terror, y eso ya es más que suficiente considerando que esta fusión de géneros es particularmente difícil de resolver y suele dar como resultado productos bastante menos sólidos que Vicious Fun.

Miguel Juan Payán

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Miércoles, 17 Marzo 2021 12:01
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática