Oxígeno ★★★

Mayo 11, 2021

Crítica de la película Oxígeno

Buen thriller de Alexandre Aja que, sin embargo, no llega a impresionar

      Aja siempre responde cuando se pone tras las cámaras, con una solidez narrativa ejemplar en casi todos sus proyectos, ya sea una película de terror con cocodrilos, una de maldiciones con mucho humor negro o la historia de una mujer que despierta encerrada en una cámara criogénica. Pero, de un tiempo a esta parte, ya no encontramos la brillantez deslumbrante que le convirtieron en uno de los cineastas que parecían dispuestos a cambiar el panorama del fantástico actual. Su cine entretiene y es sólido, pero lejos quedan Alta tensión, Las Colinas tienen ojos o incluso el humor descacharrante y absurdo de Pirañas 3D. Es algo que se nota en Oxígeno, una película entretenida, pero que no ofrece absolutamente nada nuevo…

      Una mujer despierta en una cabina de criogénesis sin saber quién es. Ha perdido su memoria y no recuerda cómo o quién la ha colocado en la cápsula, donde sólo la acompaña la voz del ordenador de la cápsula, quien no sabemos si es una aliado o un enemigo. Desesperada y con el oxígeno descendiendo poco a poco, lo que hace que su vida peligre en apenas unos minutos, la mujer intentará resolver todas las incógnitas que tiene delante y conseguir que alguien venga en su ayuda. Aunque nada sea lo que parece, ¿o sí? No quiero ni mucho menos revelar ninguno de los giros, y son varios de la película. De hecho no podría ni aunque quisiera. Pero es cierto que los giros son más que previsibles y según llegan uno descubre que ya lo esperaba.


Oxigeno 2

      Mélanie Laurent es la magnífica protagonista de Oxígeno y sin ella la misma no existiría. La actriz aparece continuamente en pantalla, casi el 99% del metraje en un lugar pequeño y cerrado como la cápsula de criogénesis, por lo que hay poco espacio para que la actriz pueda aprovechar su presencia física o la propia forma de expresarse del personaje. La actriz tiene la compañía de M.I.L.O, el ordenador, al que pone voz el siempre brillante Mathieu Amalric, pero su presencia es sólo auditiva. Hay que ser muy buena actriz para conseguir lo que hace Laurent y ella lo consigue continuamente, haciendo que empaticemos y suframos con ella desde el minuto uno.

      Oxígeno mantiene bien el ritmo pese a su duración de 100 minutos, de los que sobran quince tranquilamente. Visualmente Aja consigue no cansar al espectador con el reducido espacio, aportando elementos que relajan la situación como los flashbacks, o ciertos elementos sorpresa dentro de la propia cápsula. Un trabajo bien planteado, pero que ya hemos visto. Es imposible ver la película y no pensar continuamente en Buried, de Rodrigo Cortés, que es mejor que ésta en todos y cada uno de los aspectos cinematográficos de ambas películas. Más contundente, mejor escrita, más atractiva visualmente (y en una caja)… Hasta el final, que en Oxígeno es increíblemente débil, es mucho mejor en Buried. Y ese es el problema. Oxígeno está bien, pero no inventa nada y no hace nada mejor que los demás. Es entretenida, simpática, con una gran protagonista y eso es más que suficiente.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 21 Mayo 2021 12:26
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión