Hijos del sol ★★★★

Mayo 13, 2021

Crítica de la película Hijos del sol

Impactante y estremecedora película del cineasta iraní Majid Majidi.

      Las penurias de los niños de la calle, esos que no han tenido la suerte de haber nacido en clanes dotados de cierta estabilidad económica y social, conforman el núcleo central de esta sincera y convincente película de Majid Majidi. Sin dramatismos vacuos, y con un sorprendente pulso narrativo y audiovisual, el responsable de El color del paraíso se acerca a la agitada existencia de Ali: un chico de doce años, que trabaja en un taller de coches de dudosa legalidad, mientras roba neumáticos con sus tres compañeros de aventuras.

      Semejante protagonista, marcado por una existencia asfixiante y sin salidas triunfales, es el personaje principal de esta cinta, rodada en las arterias de una ciudad que tiende a mirar hacia otro lado, cuando se trata de ayudar a las personas que no han gozado de un mínimo de suerte en el reparto del ansiado bienestar comunitario. Un mundo donde cada cual parece velar por sí mismo y los suyos, sin prestar apoyo a los extraños.

Hijos De Sol 2

      En ese ambiente, Ali se ve obligado a luchar día a día. Huérfano de padre, y con su madre ingresada en una institución psiquiátrica, el joven saca el dinero con el hurto y las chapuzas varias que realiza en un taller de coches. De esta forma se mantiene a duras penas; hasta que, una mañana, el señor Hashem (un capo local) le propone un negocio: buscar un tesoro oculto bajo los cimientos de un colegio llamado Escuela del Sol. El plan consiste en que Ali y sus tres colegas se matriculen en el citado centro, todo para acceder al sótano de la institución, y así hallar el ansiado botín. Sin embargo, conforme Ali y su banda asisten a las clases y conocen el ambiente escolar, algo cambia en su percepción del mundo.

      Majidi se acerca a esta historia con un plantel de actores verosímiles y sumamente implicados con cada uno de los roles que estos encarnan. Un cuadro dramático en el que sobresale la naturalidad de Roohollah Zamani, quien dota de expresividad y emoción al angustiado Ali. Aunque también es justo destacar la colaboración de Ali Nassirian, como el maquiavélico y dickensiano Hashem, y de Javad Ezati, quien se mete en el cuerpo del profesor más comprensivo de la Escuela del Sol.

      De La isla del tesoro a Los chicos, de Marco Ferreri; Hijos del sol adquiere su fuerza escénica por medio de un argumento sustentado en la crítica social, hacia un sistema que prima las desigualdades, y que se hace especialmente trágico en la piel de los emigrantes afganos y de otras nacionalidades distintas a la iraní. Tal realidad, la de los niños huérfanos del deseado bienestar familiar, choca con el nivel de vida que llevan los que disfrutan de mayores comodidades, en una urbe (Teherán) despiadada con los estratos más empobrecidos.

      Emocionante y sensible, la película de Majid Majidi muestra con imaginación la complicada situación en que miles de menores deben subsistir, sorteando los obstáculos que les ponen en su camino las burocracias institucionales y la nula empatía de los poderes fácticos. Un universo donde Ali se aferra a sus sueños de escapar de la penuria, aunque sea con acciones reprobables y destinadas a sumirle en una soledad profunda e insondable, dominada por la carencia afectiva.

                                                        Jesús Martín

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 21 Mayo 2021 12:26
Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación