Cry Macho ★★★

Septiembre 22, 2021

Crítica de la película Cry Macho

Buena, pero demasiado sencilla para ser un Eastwood.

         Expectativas. La pesadilla de los talentos consagrados. Se les exige estar siempre al nivel de sus mejores trabajos, en este caso Gran Torino sería el mejor ejemplo, pero ellos quieren buscar y explorar otros caminos.

         En Cry Macho, Eastwood reniega del Eastwood que esperamos, y me hace recordar la frase con la que se cerraba El caballero oscuro: no es el Eastwood que esperamos sus seguidores, pero quizá sí sea el Eastwood que necesitamos. Un Eastwood que va más allá de la mitología del western crepuscular, siendo el western el género más cercano a esta película desde la fórmula que adopta de película de itinerario, donde sin embargo tanto la codificación musical como la visual reniegan del western para sustituir el country por el jazz en la música, aclarando así desde el principio ese empeño del director por llevarnos a un camino distinto al que esperamos.

        Para los que esperan una celebración del mito Eastwood estilo Gran Torino creo necesario aclarar que se queda por debajo de aquella, víctima de su empeño por manejar personajes y situaciones con sencillez. Pero al mismo tiempo también está algo por debajo de La mula. No obstante creo igualmente justo subrayar que es una propuesta en la que el director busca otro camino distinto que en aquellas. Quiere abstraerse del subrayado emocional de sus películas más logradas, aplaudidas, premiadas y recordadas, y entrar en una reflexión sobre el ocaso que no juega con los picos dramáticos y prefiere deslizarse más sutilmente por un paisaje emocional quizá más profundo pero sin sobresaltos. Lejos de la épica presente en otros trabajos del director, sigue ocupándose, con coherencia, de los temas que le han preocupado como autor en los últimos años, el pulso entre héroes y antihéroes y la forja de la identidad y la personalidad, pero lejos de extrapolar los mismos a un nivel colectivo, entrando en el territorio de los mitos, maneja a sus personajes y sus conflictos en una clave más intimista, una de las más intimistas de toda su filmografía, y creo que así el Eastwood director cede territorio para una buena interpretación del Eastwood actor enfrentado con su senectud sin perder en los primeros planos y en las miradas y los gestos la fuerza ante la cámara que lo convirtió en icono, aunque dosifique cuidadosamente esos recursos, para impedir que puedan hacer de ese antihéroe que quiere mostrar como persona un personaje más de su galería.

Cry Macho 2

 

         Por eso estamos aquí lejos de Gran Torino.

         Dicho lo anterior, y como consecuencia de todo lo comentado, en el tercer acto la película con intimismo emocional y sencillez en lugar de buscar la conclusión de pico dramático o épico, y produce la sensación de que le falta un cierre más sólido, sobre todo porque el dilema planteado por la figura de ese adolescente cuyos padres no parecen querer por sí mismo, sino por intereses más más materiales que el afecto per se hacia su hijo, no llega a resolverse. Y sin embargo sí se resuelve ese viaje que hace el personaje de Eastwood en una clave quizá demasiado complaciente, pero siendo coherente con la misma sobriedad y sencillez que maneja el director, por elección propia en este largometraje.

                                            Miguel Juan Payán

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Miércoles, 22 Septiembre 2021 23:04
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática