Venom 2: Habrá matanza ★★★

Octubre 15, 2021

Crítica de la película Venom 2: Habrá matanza

Más floja que la primera, más decidida a vivir en la comedia.

         Veneno aclara su propuesta en la secuela y se decanta por girar aún más hacia la comedia en una recreación cinematográfica del personaje de Marvel que desarrolla una especie de variante de la guerra de sexos de la screwball comedy clásica de Hollywood, cambiando lo de sexos por guerra entre especies alienígena-humano, o lo que es lo mismo, Brock y Veneno.

         Una vez decantada por la comedia, desarrolla en un tiempo récord, un argumento que acaba reducido a mera anécdota argumental. Apenas desarrollado, el guión se desliza volviendo a explotar, casi canibalizando, algunas claves de conflicto de la primera entrega -Brock, su ex y el nuevo compañero sentimental de ella-, pero en versión más reducida y breve, y llevada por la brevedad, reduce en exceso el desarrollo de historia y arco de personajes convirtiendo todo ello en mero episodio.

Venom 2

          Llevada por esa brevedad de metraje, que llega a convertirse en perjudicial apresuramiento, no llega a sacarle todo el jugo al personaje de Cletus Kasady, aunque sí luzca su alter-ego siniestro, Matanza, en las secuencias de acción de la película. Otro tanto cabe decir de la socia de éste, interpretada por Naomie Harris. Ambos personajes y actores aparecen y se desarrollan menos de lo que deberían en la película, si bien es justo decir que con lo poco que salen le roban la función a Tom Hardy como Eddie Brock y su Veneno, muy perdidos en esa trama de afectos y desafectos en los que los han envuelto para, supongo, hacer progresar la “relación”. Dicho sea de paso, hay una referencia a Miguel de Cervantes, el Quijote y Sancho Panza que está algo pillada por los pelos, por no decir que está tan fuera de juego en esta trama como las dos gallinas que acompañan a la estatua del insigne maestro de las letras.

         Además en varios momentos el conflicto entre Brock y Veneno, que planteaba ya la película anterior y aquí repite fórmula, acaba por poner al alienígena en una serie de situaciones que producen una sensación de lejanía frente al personaje original de los comics, como si toda la película volviera a querer jugar en una liga de autoparodia más propia de Deadpool, pero con el problema de seguir siendo una película que no puede explotar todo el potencial de los personajes sin entrar en el territorio de solo para adultos.

En algunos momentos hay demasiada precipitación, prisas por llegar al final de choque de los dos alienígenas. Por ejemplo que Brock “descubra” el vínculo clave del pasado de Kasady merced a un mensaje tallado en el tronco de un árbol en lugar de entrar en el lugar donde estuvo recluido en la juventud y trabajarse un poquito más su supuesta actividad como periodista de investigación. O el vínculo demasiado casual que se establece entre el pasado del villano personaje de Stephen Gaham, que sin embargo sirve bien un actor que merecería más papel del que le dan. Son dos ejemplos de que van con demasiada prisa y sin pararse en armar una propuesta de intriga mejor en los momentos que la trama necesita para ser más sólida.

Es una película de argumento-anécdota, en la que lo que más van a disfrutar los incondicionales del personaje es el encuentro de Veneno y Matanza, aunque no lo hayan explotado tanto como pudieran.

                                              Miguel Juan Payán

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

images/stories/recursos/unete-a-nuestro-canal-de-noticias

 

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Viernes, 15 Octubre 2021 16:37
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática