Halloween Kills ★★★

Octubre 19, 2021

Crítica de la película Halloween Kills

Divertida pero inferior secuela de la anterior La Noche de Halloween.

      Quizá, demasiado divertida. No me malinterpreten, no me refiero al sentido de pasarlo demasiado bien en una sala de cine, sino a que la película está saturada de un humor que llega a resultar cargante y que resta peso y poso al drama de los personajes, que es algo en lo que La Noche de Halloween anterior acertaba de pleno, ser relevante devolviendo un toque elegante y poderoso a una saga excesivamente desgastada. En esta ocasión cualquier atisbo de elegancia sale por la ventana para dejar paso a la sal gorda, la casquería extrema y una ristra de muertos que no se han visto en ningún slasher. Aunque eso sea alejar la película de sus orígenes.

      Halloween Kills comienza justo minutos después del final de La Noche de Halloween de 2018, con Laurie herida junto a su familia, camino del hospital y Michael Myers atrapado en una trampa de la que no pueden salir. O eso creemos. Aunque en realidad la película comienza recordando la noche de Halloween original, con una suerte de explicación de los ellos que sucedieron tras la Halloween original. De nuevo eliminando del canon Sanguinario, pero haciendo que un momento en concreto sí sea parte del canon (cosas muy extrañas pero que encajan). Eso nos devuelve a 2018 y a Myers causando el pánico mientras Laurie intenta reponerse en el hospital. Así da inicio la masacre auténtica, mientras nos encontramos con algunos personajes supervivientes de la original y dispuestos a dar caza a Myers.

Halloween Kills 2

      Ahí es donde la película empieza a trastabillar. Primero, el prólogo promete más de lo que ofrece al final, y segundo Laurie Strode se convierte en secundaria y un grupo de personajes sin carisma, sin alma y sin luces, saltan al primer plano. La matanza es excesiva y larga. ¿Divertida? Claro. Y gore, muy gore. Pero eso es algo que era habitual en la saga Viernes 13, no Halloween. Por eso molesta más que ayuda. ¿Es necesario ver la muerte de un matrimonio en concreto? ¿O de otra pareja posterior? No, no aporta nada a la trama realmente, más allá del gore y algún sustillo. Y deja de lado temas tan interesantes como el proceder de una turba o lo que sucede en los diez minutos finales, lo mejor de la película.

      Deja la sensación de que el guión se deja llevar por el chiste y cuando debe ponerse serio es quizá algo tarde. David Gordon Green dirige con la misma fuerza y contundencia que en la primera entrega, pero en esta ocasión sin estar igual de acompañado por el guión. Cuando Jamie Lee Curtis o Judy Greer toman presencia en la película, esta crece, cuando no, se diluye más. Hay personajes que aparecen y desaparecen, y la sensación de que el interés de los responsables era montar una carnicería nunca vista y más gráfica de lo que nadie recuerda. Eso, como decía, hace que la película sea cualquier cosa menos aburrida. Se disfruta mucho, pero es inferior a la anterior, sin duda.

                                             Jesús Usero

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

images/stories/recursos/unete-a-nuestro-canal-de-noticias

 

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Viernes, 22 Octubre 2021 16:45
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión