El último duelo ★★★★

Octubre 26, 2021

Crítica de la película El último duelo

Una cautivadora historia, con pulso narrativo y un sensacional reparto.

      Prácticamente todo funciona a las mil maravillas en El Último Duelo, la nueva película de Ridley Scott como director, pero no la más reciente porque en apenas unas semanas nos llegará La Casa Gucci. Quizá sea algo que juegue en su contra, pero por ahora hay pocas similitudes entre un proyecto y otro, más allá de la curiosidad de que ambas historias están basadas en hechos reales, algo que parece fascinar al cineasta sobre todo en estos últimos años. Aunque quién sabe, quizá el cineasta nos sorprenda en el futuro cercano y haya mucho más en común de lo que parece. Quizá el peso de un personaje femenino central en torno al que gira todo.

      Basada en un  hecho real recogido en el libro de Eric Jager y con guión de Matt Damon, Ben Affleck (su primer guión en conjunto para cine desde El Indomable Will Hunting), y Nicole Holofcener, la historia recoge los eventos sucedidos en pleno siglo XIV entre Jean de Carrouges, su esposa Lady Marguerite y Jacques Le Gris, cuando ella acusó Le Gris de violarla, lo que llevó a su marido a exigir un duelo a muerte para que Dios decidiese quién decía la verdad. Scott y el guión apuestan por una historia cercana al estilo Rashomon, haciendo que conozcamos la historia desde los tres puntos de vista. Lo interesante es que apenas un par de escenas se repiten (y cuando lo hacen son con un aspecto muy distinto, todo cambia según quién y cómo lo perciba), la mayor parte del tiempo se nos aporta nueva información sobre la historia.

El Ultimo Duelo 2

      Nueva información si podemos considerarla así, porque la película deja claro que, en el caso de ellos dos, tienen una visión de sí mismos realmente distinta al resto. Ambos se ven como el héroe de su propia historia y ahí reside uno de los aspectos más interesantes de la historia. Sin revelar demasiado, ese es el punto, cómo dos hombres se perciben a sí mismos y sus actos. Quizá completamente alejados de la realidad. El papel del reparto se vuelve aún más importante, con esos personajes y sus distintas visiones o versiones. Por eso es tan remarcable el trabajo de Matt Damon y Adam Driver, con sus múltiples matices. Remarcable también la presencia de Ben Affleck (el momento en que Damon jura lealtad es magnífico). Pero la reina y señora es Jodie Comer y su impactante presencia en pantalla. La actriz está maravillosa defendiendo un papel nada sencillo…

      Ridley Scott nos muestra una tierra árida, helada y muchas veces  poco fructífera, reflejando el carácter de los personajes y la historia. Los breves momentos de violencia son ráfagas brillantes, concretas y espeluznantes, lejos de la épica de Gladiator. Scott hace que una escena, que se repite un par de veces, resulte mucho más cruda, violenta y terrible que cualquier combate. La exquisita fotografía, la música… todo acompaña a una historia a la que quizá le sobra algo de metraje y le falta desarrollar a algunos personajes mejor, como el conde o el propio rey. Y no, no se trata de alargar el proyecto, sino de concretar algunos detalles para no caer en tópicos (el personaje de Marie, la amiga, por ejemplo. O la relación de Marguerite con su suegra). No es el mejor Ridley Scott, por supuesto, pero es una notable película con mucha enjundia, con mucho para relacionarla con nuestros días y con detalles de grandeza.

                                              Jesús Usero

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

images/stories/recursos/unete-a-nuestro-canal-de-noticias

 

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Viernes, 29 Octubre 2021 16:33
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión