A la venta en quioscos

A la venta en quioscos

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Miguel Juan Payán

Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Crítica de la película La llamada de lo salvaje

Buena adaptación de la novela de Jack London. Cine de aventuras para toda la familia.

Da gusto reencontrarse con este tipo de cine de aventuras que sabe cuál es su camino y no se deja arrastrar a los errores que en algunas ocasiones han servido como lastre de otras traducciones a la pantalla grande o pequeña de la novela de Jack London sobre el perro Buck.

El primer acierto de esta versión es que tiene claro y no esquiva y camufla el protagonismo del perro. No intenta meter con calzador protagonismo humano. Harrison Ford y Omar Sy sirven como compañeros de aventuras del protagonista en clave secundario humano, pero nunca desequilibran en favor del tratamiento de los personajes humanos lo que la novela de London planteó de manera muy clara.

Crítica de la película Queen and Slim

Una película de itinerario y denuncia bien escrita e interesante.

Imaginen un híbrido de Bonnie and Clyde (Arthur Penn, 1967) con La huida (Sam Peckimpah, 1972), pero con una lectura muy clara de denuncia del racismo y, por qué no decirlo, de miedo a la escalada imprevisible de la violencia racial en los Estados Unidos (no olvidemos que junto al momento inicial de violencia con el que arranca su historia la película contiene también el momento del joven con la pistola en la manifestación) que experimentan los afroamericanos de aquel país.

La fórmula general de esta fábula funciona bien porque está bien escrita y sus dos protagonistas tienen mucho a lo que agarrarse en el guión para poner su talento al servicio de los personajes, incluso en los momentos más simples e incluso ingenuos del relato. En definitiva, como finalmente muestra, la película es una historia de amor, pero está bien acompañada por esa mirada de los protagonistas sumiéndose en la noche al volante de los distintos coches con los que atraviesan la geografía norteamericana. Eso hace que lo que podría haber sido una película de itinerario romántico al estilo de Dos en la carretera (Stanley Donen, 1967), se convierta en un recorrido de pesadilla que se va alimentando no solo de la progresión de la relación entre los dos protagonistas inicialmente distanciados en esos planos junto a sus respectivas ventanillas del coche, que lo separan, sino también en una propuesta de reivindicación del punto de vista afroamericano de un paisaje inquietante por el que tradicionalmente solo habían transitado hasta el momento los blancos.

Crítica de la película Domino

Una de las peores películas de Brian De Palma. Mal guión.

Lástima que un director que nos ha dado joyas como El precio del poder, Los intocables de Eliot Ness, Atrapado por su pasado o Carrie, caiga en la trampa de autoparodiarse involuntariamente de este modo en su tradicional empeño de homenajear o directamente imitar el cine de los que considera sus maestros, Alfred Hitchcock, en el caso que nos ocupa (Howard Hawks en otras piezas de su filmografía).

El problema de Domino es que al contrario de lo que intentara como homenaje en las películas de su primera etapa, Hermanas, Fascinación, Vestida para matar, e incluso la más floja Doble cuerpo, aquí el homenaje a Hitchcock que copa, domina, marca con excesivo subrayado incluso musical, la apertura de Domino, es más torpe, es como si De Palma copiara a un De Palma más joven y más inexperto de lo que fuera el propio De Palma cuando era joven, por puro capricho, en un ejercicio de postureo que no sirve al tema de la película.

Crítica de la película Aves de Presa

Mejor de lo esperado. Muy divertida. Margot Robbie reina.

El tráiler no le hace justicia. La película, más allá de cuales puedan ser las intenciones y reivindicaciones pregonadas a los cuatro vientos por sus artífices, es un vehículo para el lucimiento de Margot Robbie. Y en eso cumple su objetivo y obedece a su naturaleza primaria. Que luego haya otros personajes que con el trabajo de las actrices y el actor encargado de desarrollarlos salen adelante como adecuados y eficaces comparsas para la fiesta de Robbie es algo positivo, grato para el espectador. Pero en su origen, Aves de presa es una fiesta montada para Robbie. Ella lo sabe. Nosotros como público también. Y la consecuencia, si sabes a lo que vas, es un rato muy entretenido y diversión con muy potables secuencias de acción.

Que nadie se llame a engaño. Se titula Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn). Con calzador. Blanco y en botella.

Crítica de la película Cuestión de justicia

Michael B. Jordan salva una repetitiva película de juicios

El cine de tribunales y hechos reales empieza a asomar las orejas en la cartelera como ocurre cada año en estas fechas cuando se cumple el tiempo límite para estrenar película que pueda optar a los premios del año y jugar la baza de la denuncia social como clave argumental para repetir fórmulas genéricas que van necesitando cierta renovación.

Cuestión de justicia es un buen ejemplo de ello. Es repetitiva y a ratos un puntito telefílmica, sino por ello dejar de ser sólida dentro de la repetición de la fórmula en la que se desarrolla. Esa solidez se la presta en primer lugar su protagonista, Michael B. Jordan, que demuestra que puede hacerse con todo tipo de papeles y reniega con fuerza de todo encasillamiento, demostrando que estamos ante un actor todoterreno que puede meterse en cualquier proyecto y darle brillo con su trabajo. Lo hemos visto ya en suficientes registros como para que eso quede puesto de manifiesto, pero su papel como el joven abogado de este largometraje, basado además en un personaje real, lo confirma.

Crítica de la película Aguas oscuras

Inquietante y muy bien dirigida película de intriga sobre caso real.

Todd Haynes nos cuenta con gran habilidad y personalidad una trama de intriga corporativa y envenenamiento de la población que aún siguiendo cuidadosamente los pasos de este tipo de películas de denuncia y fórmula del viaje del héroe, gana puntos por el trabajo de dirección. Está muy bien contada y con un muy buen ritmo. No llega a tener el gancho de Spotlight, pero engancha por su solidez a la hora de plantearse un relato que fácilmente podría haberla llevado al lenguaje visual del telefilme o hacerla perecer en las aguas del tópico.

Hay muchas películas que pueden haber abordado temas similares al que aquí se nos cuenta, pero Haynes le aporta un juego visual a su propuesta que le hace ganar distancia de las mismas. Le pasa lo contrario que a Cuestión de justicia, que partiendo de un caso real pierde fuerza al entregarse a una fórmula a medio camino entre la denuncia temática del abuso racista y la pena de muerte y la entrega a la fórmula de intriga típica de las novelas de John Grisham. Nada de eso ocurre en este caso porque Haynes consigue desarrollar una propuesta muy seria, y por tanto inquietante, siguiendo el recorrido de la fórmula, cierto, pero sin entregarse al tópico.

Crítica de la película Bad Boys for life

La mejor de toda la franquicia. Divertida y cumple bien con su cometido.

Las paradojas del cine: ha hecho falta que Michael Bay no dirigiera esta entrega para que sea la más sólida de las tres que ahora mismo integran la saga, con el guión mas solvente, haciendo el mejor uso posible de las características de la franquicia, y añadiendo con acierto el elemento del grupo de jóvenes policías.

A los protagonistas les sienta bien envejecer en esta tercera entrega que cuenta con el mejor Martin Lawrence de toda la saga y curiosamente le da más protagonismo y peso que en las anteriores, dejando que sea el motor de la película en muchos momentos, sirviendo para refrescar la propuesta en los momentos en que podría resultar reiterativa.

Crítica de la película 1917

Sam Mendes nos sumerge en la Primera Guerra Mundial con brillantez.

1917 llega a España en 2020 pero es una de las películas que debería estar muy presente en las listas de premios anuales de 2019. Es brillante, y en nuestra cartelera figura ya en mi lista como una de las mejores películas de 2020.

Mendes acierta a articular visualmente su película de viaje por los paisajes de la Primera Guerra Mundial sobre el plano secuencia, dado que solo así podía mostrar esta fábula antibelicista cubierta con el manto de la metáfora y que en todo momento apuesta por la vida frente a la muerte en una forma absolutamente inmersiva para el espectador.

Además sobresale en la forma en que truca los planos secuencia que se constituyen como su principal herramienta para meternos de cabeza en las trincheras, partiendo de una secuencia inicial bucólica, de paz absoluta, en la que dos soldados que van a ser nuestros guías por el infierno de la Gran Guerra, dormitan. Desde ese primer momento empieza a imponerse el dominio del lenguaje del director. Incluso nos marca cual de los dos es el protagonista de su historia, que es la de un héroe en clave de redentor que “muere” varias veces a lo largo de su viaje y desde esos sacrificios se convierte en un dador de vida, no un repartidor de muerte.

Crítica de la película El Faro

Una de las mejores y más atrevidas y estimulantes de este año.

Robert Eggers ha vuelto a hacerlo. Ya me sorprendió muy positivamente con su manera de afrontar el género de lo inquietante en La bruja y repite la jugada ahora, mejorándola, con El faro.

La película es un auténtico toque de autoridad en la cartelera. Sin concesiones. Imponiéndose al espectador con brillante solidez desde la pantalla en negro y el juego con el sonido que abre el relato antes incluso de que aparezca una sola imagen. Escuchamos ahí la voz del faro. Ese sonido que nos acompañará como un personaje más, el propio faro, en este viaje de pesadilla que compartimos desde la primera secuencia. Los protagonistas en la gabarra, de espaldas a la cámara, comprimidos en un espacio exiguo. La decisión de presentar la historia en una relación de aspecto de 1.19:1 que prácticamente convierte la imagen a proyectar en un cuadrado, comprimiendo más a los personajes contra las fronteras del encuadre, anticipa la claustrofobia que va a acompañarnos el resto de la proyección como a los propios protagonistas.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp