Cómo es el rodaje de una película que ya está pasada la hora de la comida cuando Verónica Echegui puede descansar un momento para almorzar y charlar un rato con nosotros, con toda la naturalidad del mundo. El tiempo es oro en el cine y la ajustada agenda nos hace interrumpirle la comida para charlar sobre la película y sus próximos proyectos, con esa naturalidad desbordante de la actriz que, más allá de su belleza, hace que sea imposible resistirse a ella.

Cuéntanos algo de tu personaje. Nos han dicho que estás en medio de un triángulo amoroso…
A ver, yo me llamo Cris y soy novia de Dani, que es uno de los cinco hermanos de la familia, y hace dos años era novia de Caleb que me dejó. Entonces el día de la boda de Efraín, el hermano pequeño, Caleb vuelve. Soy enfermera, trabajo en el SUMA y soy muy buena gente (risas). Me gusta mucho ayudar, estoy al servicio de la gente, por eso cuido del padre de los hermanos… También tengo un sentido de lo que es justo y de lo que no… mucho sentido del compromiso. Soy dulce, pero también muy directa, en las cosas que digo y pienso. Y quiero que durante este día Dani hable con Caleb y le diga que somos novios. Porque él ha vuelto y no sabe nada. Es la primera vez en dos años que le vamos a ver todos, lo hemos hablado y se lo tiene que contar él.

¿Cómo ha cambiado la experiencia de los ensayos a la primera secuencia que ha rodado hoy?
Pues estábamos igual que en los ensayos pero más atacados los dos (se refiere a Miquel Fernández que interpreta a Dani). La verdad es que el grupo es fantástico y con Miquel tengo muy buen rollo. Nos decíamos “venga, vamos a escucharnos”, para calmarnos. Hay gags que han surgido durante los ensayos, por ejemplo. Y aquí lo que noto es que Daniel (Sánchez Arévalo), está dispuesto a que pasen cosas. Por eso no hemos ido a hacer la escena, sino a trabajar sobre la escena, que es lo que mola, porque él ha recopilado información, ha tomado notas, ha cambiado cosas de guión… y ahora cuando ya estábamos ahí han pasado cosas y él dice “sí, sí, esto me gusta”. Noto que por su parte él piensa “tú haz lo que sientas y yo, si me gusta, compro”.

¿Qué te parece este concepto de gran familia pero con miserias, imperfecta?
Me parece un reflejo de todas (risas). Si alguien tiene una familia donde no haya nada de nada que levante la mano. Yo creo que habla de eso la película. Bueno, se habla de muchas cosas, pero la más fundamental es qué significa la familia para cada uno. Y en concreto por ejemplo… a ver es que no quiero desvelar nada que no pueda… Hay una reflexión sobre la familia que a mí me parece bonita. Y ya no digo más.

¿Cómo es trabajar con Daniel Sánchez Arévalo?
Muy fácil. Emplea mucha relación de tú a tú y de igual a igual… Él es como un potenciador, tiene todo muy claro, lo que quiere contar, cómo quiere contarlo… Pero luego en el espacio creativo te da muchas alas, te motiva a que pruebes, hagas. Te dice “no me lo cuentes, hazlo”, y eso es muy bueno.

¿Fue ese el motivo de querer trabajar en la película, trabajar con su director?
Pues sí. En parte yo le decía que si me hubiese llamado para hacer de maceta yo lo hubiese hecho. Yo ya conocía a Raúl (Arévalo) y a Quim (Gutiérrez), por ejemplo, y siempre había oído que trabajar con él es una maravilla. Entonces cuando hablamos me hablaba del personaje, cómo se llamaba… y yo le decía que me daba igual, que si él quería lo hacía.

Nos decía el director que antes se celebraban los finales de los rodajes y ahora, debido a la crisis, se celebran los inicios. ¿Qué te parece? ¿El teléfono ha dejado de sonar un poco con gente de tu nivel?
Lo que noto es que todo se retrasa. O proyectos que van para delante y de repente ya no, se cancelan o se retrasan todavía más. Sobre todo que se retrasan, porque en general lo que sí noto, que me gusta, es que la gente que yo conozco no tiran la toalla. EN general las películas que se esperaban para este año pero se han ido para el siguiente no tiran la toalla. Mantienen el contacto, no tiran la toalla, te llaman si hay novedades… Se están buscando nuevas formas o lugares diferentes en los que producir. U otros países.

Pero tú proyectos sigues teniendo.
De momento sí, la verdad. Tengo éste y luego una película de Antena 3 que se llama Kamikaze, en la que estamos… supongo que puedo hablar de esto… (risas) se llama Kamikaze y produce Globomedia, se supone que va a ser… Luego tengo un proyecto de teatro, pero ya para finales del verano próximo. Y luego quiero dirigir yo una, una obra de teatro, que se llama Crímenes del Corazón, de Beth Henley. Tengo tres amigas que son tres actrices increíbles y que ahora mismo no están trabajando, así que estamos viendo si la dirijo yo. Hay un sitio en el que me encantaría hacerlo, pero por programación no sé si se puede, La Casa de la Portera.

¿Qué te ha hecho decidirte a dirigir una obra de teatro?
Trabajé como actriz de teatro hace tiempo y tengo profesores que en cuanto a análisis de guión son maravillosos, y llevo muchos años trabajando con ellos en análisis de texto o guión u obras. Y tengo mucha curiosidad por ponerme en el sitio del director. Como actriz creo que hay cosas que hasta que no las vives no las puedes comprender. Igual soy una patata… Me gustaría probar en el caso de esta obra qué pasaría si fuese la directora.

¿Y dirigir cine también te interesaría?
Sí, pero por ahora me parece muy serio. Intentaría con un corto a ver qué es eso (risas). No digo que sea fácil dirigir teatro, pero estaría más distendida.

¿Cuántos días de rodaje tienes en esta película? Porque tu personaje parece muy importante.
En realidad tengo creo que quince sesiones, porque los protagonistas son los hermanos, realmente. Por un lado Caleb, luego Efraín… Los dos triángulos que tiene la película, el de Efraín con las dos hermanas y luego el de Caleb, Dani y Cris, que es el mío. Creo que son dos tramas separadas. Aunque estoy pensando que hay otro triángulo con la niña pequeña… ¿Habéis visto a la pequeña? Menuda crack. Ella y la bisabuela le ponen un rollo a la peli… Si ves la pinta que tiene la bisabuela te meas. Y luego la niña es como un niño, le gusta el fútbol, es muy bruta… Tiene un arte…

¿Crees que podrá funcionar en taquilla?
Sí… Es que no sé qué más puede tener una película. España, el mundial, una boda, una familia (risas). Y luego no va ni Dios… (risas). Aunque sea sólo por el Mundial. Hay un Mundial en el cine, ¿no vais a verlo en la tele? Pues venid al cine también. Yo creo que sí, que tiene todo para funcionar muy bien. Y más que nada para que guste. Yo hay pelis que leo el guión y pienso “yo ésta no iría a verla”. Pero ésta sí, seguro.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Página 1 de 3

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp