El Gran Showman ****

Diciembre 24, 2017
Hugh Jackman se reinicia con éxito como estrella del musical.

Tras su paso por las peripecias superheroicas de los mutantes de Marvel adaptados al cine por la Fox, Hugh Jackman se reencuentra con éxito con sus orígenes en el musical con una película capaz y solvente que puede convencer incluso a quienes no somos aficionados al género de los bailes y canciones, como ocurre con quien esto escribe.

Las claves del acierto de El gran showman son varias. En primer lugar, está organizada sobre un asunto que en ningún momento pierde entidad frente a los códigos del musical. Las canciones, los bailes, los números musicales, responden desde el primer momento a las necesidades de la historia. No al revés. Ese equilibrio de fuerzas dentro del largometraje, con una parte musical que aprovecha al máximo y se desenvuelve en pleno ejercicio de espectacularidad visual, y un argumento que funciona de manera sólida desarrollando los personajes en un tiempo ciertamente récord para las medidas que suelen estilarse en este género, son las mejores garantías para que la película funcione.