Crítica de la película Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald

Mejor película que la anterior, en la línea de las dos últimas de la saga de Harry Potter.

Oscura y siniestra como nos prometieron y con un desarrollo de personajes y conflictos más maduro que la primera entrega de las peripecias de Newt Scamander, entiendo que esta segunda entrega no haya convencido a quienes acuden a la saga a ver más de lo mismo y esperaban otro cuento de hadas como el que muy competentemente nos ofrecieron en la película anterior. Aquella me gustó. Era buena. Ésta me gusta más. Alcanza el nivel de desarrollo y madurez de la trama en mucho menos tiempo de lo que necesitó la saga de Harry Potter para conseguir los mismos resultados. J.K. Rowling demuestra que domina más y mejor este universo que ha creado y tiene una mayor solidez a la hora de construir la historia. Insisto en que ha llegado al tono al  que llegaron en las dos últimas películas de Harry Potter en mucho menos tiempo, y precisamente por ello sospecho que a muchos espectadores que quizá esperaban un ritmo más lento del progreso de personajes e historia les ha pillado de improviso esta maduración drástica de la primera a la segunda película de la saga. Vemos aquí un proceso de aceleración de la propuesta que no estaba en la anterior, pero responde a la propia personalidad diferenciada de esta serie de precuelas de las películas de Harry Potter.

Crítica de la película Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald

Paso atrás en la sagaAnimales fantásticos, que cumple pero ofrece demasiado relleno. Sean o no fans de la saga Harry Potter, seguro que saben que este fin de semana se estrenaba en todo el mundo Animales Fantásticos 2, la secuela del spin off precuela de la saga original. Y que nos ha ofrecido una película que parece a medio hacer, a caballo entre una épica aventura mágica y una telenovela de saldo. No, no pretendo ofender cuando digo estas palabras. Pero quien haya visto la película no me negará que hay un par de momentos en los que seguir los árboles genealógicos de los personajes (casi todos) es más complicado que adivinar el número de la lotería de esta semana…

Crítica de la película Cascanueces y los cuatro reinos

Un retorno a las aventuras clásicas de Disney, con una excelencia en lo visual que nunca llega a alcanzar el guion.

Con un proyecto que no ha levantado mucha expectación y un rodaje en el que el director Lasse Hallström tuvo que dejar los reshoots en manos de Joe Johnston (artesano tan eficaz como impersonal e impredecible), todo parecía indicar que nos íbamos a encontrar un desastre de las proporciones de Un pliegue en el tiempo. Nada más lejos de la realidad, pues El cascanueces y los cuatro reinos llega a la cartelera con la función de ser un entretenimiento familiar prenavideño de influencias dickensianas. Y la cumple, aunque con algunos peros.

Crítica de la película Pesadillas 2: Noche de Halloween 

Entretenimiento para celebrar Halloween en familia con niños incluidos.

El tema de fabricar terror para niños no es nada fácil de manejar. En 2015 Pesadillas demostró que podía jugar la baza de adaptar los célebres y muy vendidos libros firmados bajo el nombre genérico de R.L. Stine para proponer a la cartelera un producto de miedo susceptible de disfrutarse en familia. En general esta segunda entrega sigue la misma pauta y consigue más o menos lo mismo que aquella primera, aunque se queda ligeramente por debajo de aquella por varios motivos.

Crítica de la película La Casa del Reloj en la Pared 

Recomendable película familiar para adultos acompañados. Muy entretenida.

Tiene todos los elementos para apuntarse a una tarde de cine con la familia. No es, ni lo pretende, ser original en la trama que aborda, pero sí la trata con mucha solidez y sabiendo perfectamente qué es y cómo debe desenvolverse la propuesta que nos hace. Además está muy bien defendida por una Cate Blanchett como siempre más allá de lo eficaz hasta demostrar por qué ante las cámaras tiene la solvencia de los grandes actores de otras épocas, ejerciendo el nada fácil doble registro de actriz y estrella. Te vende lo que haga falta. Y tú lo compras en cuanto aparece en el plano. Fin.

Crítica de la película Futbolísimos

Cine familiar que carece del gancho de otras producciones. No he tenido el gusto de leer la novela en que se basa la película de Miguel Ángel Lamata, un libro para los más pequeños de la casa escrito por el también guionista Roberto Santiago, que da inicio a una saga literaria de incontables entregas ya, que además imagino pretende estrenar saga en cine, sin que sea ésta su primera y última aportación. Quizá el resultado no sea el más adecuado para lanzarse a producir más películas, aunque será la taquilla quien determine eso, no nosotros, ni mucho menos. Pero sí es verdad que lo que vemos en pantalla está más cerca de El Sueño de Iván (también de Roberto Santiago y Pablo Fernández Vázquez) o la saga de Los Fieras F.C, que de Matilda, sin ir más lejos.

La historia es sencilla, un equipo de un colegio (con campo de hierba… quien lo hubiese pillado con 11 años) que va a desaparecer si no salva la categoría. Si no gana al menos un partido de los tres que les quedan, descenderá, y será reemplazado por un coro. Pero una conspiración parece que se cierne sobre los niños, quienes tendrán que evitar que quien está durmiendo a los árbitros, consiga su propósito de hacerles descender. A partir de ahí una aventura que lleva a los personajes a varios, problemas, entretenida sin dudas, sobre todo para los jóvenes, pero que no explota el potencial que tiene detrás de ella. Potencial que a veces, solo a veces, sale a la luz.

La película está tan enfocada en los niños que se olvida del público que lleva a los niños al cine, de darles algo que mascar. Si es usted mayor de 12 años, no encontrará casi nada a lo que aferrarse. Un par de chistes (bendita Carmen Ruiz) salvan los muebles. Pero la película siempre lo hace siendo extremadamente condescendiente con los niños (personajes y público) y ridícula con sus personajes adultos. Personajes que, por cierto, sobran en gran medida en una trama que, de haber apostado por una comicidad en la línea de Mortadelo y Filemón, por ejemplo (algo que hace en varios momentos), habría mejorado el resultado final. Para todos los públicos. Grandes y pequeños.

El resultado queda así irregular. El tema del fútbol está tratado como muchas veces en estos casos, como si a nadie excepto a los más jóvenes, interesase realmente el deporte. Como si nadie hubiese jugado al fútbol nunca… El balón digital tampoco ayuda. Viendo la película nos queda la sensación de que no es una experiencia a compartir entre padres e hijos, sino un producto sólo para los pequeños de la casa, y no uno que haya quedado redondo. Resultona en algunas partes. Entretenida a veces (el asalto a la casa del entrenador, la persecución…), pero demasiado irregular, demasiado plana y demasiado simple por momentos. No es terrible el resultado final, ni mucho menos. Pero tampoco es bueno. Se queda en esa peligrosa tierra de nadie de las películas que no llaman demasiado la atención.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Crítica de la película Los increíbles 2

Excelente secuela de la película Pixar, que se ha tomado el tiempo adecuado para regresar. Quizá por eso es tan bueno el regreso de esta familia de héroes. Aunque otros elementos de gran éxito de la familia Pixar habían tardado un tiempo similar en volver, como Monstruos, y no habían tenido el mismo brillante desarrollo de guión que esta secuela de nuevo dirigida por Brad Bird, quien siempre ha dicho que sólo haría la secuela si tenía la historia perfecta, y no era sólo un producto más para hacer caja. Parece ser que las dos cosas las ha clavado, porque no sólo tiene un producto de enorme éxito comercial (va a recaudar el doble que la película original en todo el mundo) sino también de gran calidad.

Los Increíbles 2 comienza justo donde acababa la película original, explorando un poco más el conflicto entre héroes y humanos, entre personas con poderes y un mundo que los necesita y teme a partes iguales, por lo que su presencia está prohibida. Y no va a ser fácil cambiar eso, por lo que un par denuevos personajes ofrecen a Elastigirl la posibilidad de ser el nuevo rostro que cambie eso, y devuelva a los superhéroes su estatus anterior. Eso obliga a su marido a quedarse en casa cuidando de la familia, tarea que para él no será nada sencilla. A partir de aquí he oído comentarios de todo tipo, desde que se trata de una película verdaderamente feminista a que es un ataque al feminismo desde el liberalismo. Y análisis geopolíticos de la película…

No creo que sea el principal aspecto de la película, que al final es una sátira sobre el mundo de los superhéroes, con mucho humor para toda la familia y un excelente tono de cine de aventuras con estética sesentera. Reírse de todo y de todos es la clave, y usar los tópicos familiares para ello (ante la ausencia de la figura materna como cuidadora, la familia se tambalea) funciona siempre y cuando lo tomemos como la comedia que es. Trepidante, humana, con la que podemos identificarnos, con ganas emocionarnos y cercana. Pero no, no es un análisis político completo de la situación mundial, aunque apunte maneras respecto a ciertos temas que en todo el mundo están de absoluta actualidad.

Pero sin perder nunca de vista la meta. El entretenimiento. La aventura trepidante con set pieces de acción tan brillantes como la del tren (y sus homenajes), el asalto a la casa o el tercio final. Con momentos realmente divertidos y con mala uva sobre criar a los hijos (Edna y Jack Jack reyes de la función), y con sus gotas, dentro de quienes hacen la película, de feminismo y demás, pero sin alejarse demasiado de los valores tradicionales de Disney, que al fin y al cabo es donde nos movemos. Muy bien escrita, muy bien dirigida aunque le sobren un par de minutos a sus casi dos horas de metraje. Una magnífica secuela.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Relato tradicional familiar apto para todos los públicos, La Gran Aventura de Winter, El Delfín, es una película perfecta para reunir a toda la familia un sábado por la tarde en el cine y emocionarlos con una de esas historias basadas en hechos reales, cercana, posible y real que tan bien se les da a los americanos poner en el horno a cocinar para llevar a las masas a verla. Es cine familiar entrañable y con un puntito de amargura, pero siempre con cierto sentido del humor, con esa continua lucha por la superación a la que se enfrentan sus personajes y con una meta, que es la de intercalar un mensaje de esperanza a la vez que hace pasar un buen rato.

He oído a mucha gente comparar la película con Liberad a Willy y cosas similares, y mientras que, al menos con el argumento, la cosa sí puede sonar a película con delfín o bicho acuático, luego tenemos algo bastante distinto entre sus imágenes. No porque no sea cine infantil, sino porque lo es menos. Durante su metraje siempre me pareció ver la sombra de otras películas como The Blind Side o Secretariat volar sobre esta con mucha mayor fuerza que la de Willy. Los valores que defiende la película, el tipo de cine que vende y donde mejor suele funcionar en USA, es mucho más cercano a esas películas. Ese niño introvertido y que tiene que pasar el verano estudiando, esas dos familias rotas que se conocen, todo el asunto del primo que va a la guerra y vuelve mutilado… todo ello va configurando una trama de buenos sentimientos y de apoyo a la familia que suena bastante a las otras películas, aunque argumentalmente pueda parecer tener más que ver con Willy.

Y eso está bien, hasta cierta medida, como integra con una mayor complejidad que en otras del género, las historias de las familias, los problemas de la madre, la tragedia del primo, la lucha por superarse, el sentimiento de sentirse parte de algo, la familia reunida… la película trabaja las claves dramáticas con mayor profundidad que muchas propuestas de género familiar. No es necesario que lo haga, pero lo hace y se agradece. Podía ser mucho más imple. Plana. Pero no lo es.

Entonces es cuando te das cuenta de lo bien que está el reparto, con Ashley Judd a la cabeza (cuánto tiempo sin verla…), Kris Kristofferson y, por supuesto, Morgan Freeman. Y los niños que nunca llegan a ser repelentes. La historia respira verdad y el delfín no se dedica a hacer cabriolas y movimientos “chulos” para hacer la película más divertida. Es honesta, no tiene cinismo alguno y en sus pequeños momentos se respira un aire de realidad bastante apetecible.

Aunque cargue las tintas en el mensaje y aunque Morgan Freeman (dueño y señor de la pantalla) tarde los suyo en aparecer, aunque sea conservadora y blandita. En los tiempos que corren es una película que merece mucho la pena ver en familia.

Jesús Usero

{youtube}Fh552eqfIlk{/youtube}

Página 1 de 2

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp