Crítica de la película Sombra

Zhang Yimou vuelve brillante con una película sobre la verdad y la mentira que devoran nuestra mirada. .

Sombra comparte dos características esenciales con las mejores películas de su director, títulos como Hero, La casa de las dagas voladoras y La maldición de la flor de jade: todas ellas tienen las artes marciales como anzuelo o reclamo de cara al público, pero en realidad su tema es el mismo que anima toda la flimografía del director: la mirada, el mirar y lo fácil que nos resulta dejar que la verdad y la mentira se confundan en nuestra mirada proponiéndonos una visión del mundo menos fiable de lo que creemos.

Ese asunto forma también parte de sus primeros largometrajes, anteriores al comienzo de su explotación de las artes marciales como complemento del mismo, Sorjo rojo, Ju Dou, La linterna roja, etcétera. Pero en Sombra adquiere si cabe aún más protagonismo, a través de otro de los elementos que tiene en común con los trabajos anteriores del director: el trabajo con la luz, la fotografía, el color. Si en Hero, La casa de las dagas voladoras y Maldición de la flor de jade, el color cumplía un papel de articulación activa de la trama, planteamiento y resolución del conflicto y construcción de los personajes, otro tanto puede decirse de Sombra.

Nueva entrega de las andanzas de Jack Ryan, esta vez dirigida por Kenneth Branagh y protagonizada por Chris Pine, Keira Knightley, Kenneth Branagh y Kevin Costner>

Jack Ryan: Operación sombra se estrenará en España a principios de 2014

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK