A la venta en quioscos

A la venta en quioscos

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Síguenos en

Entrevista Leigh Whannell director de El Hombre Invisible

Conocido por su trabajo en la saga Insidious y Saw, además de su papel como actor en producciones más o menos conocidas, Leigh Whannell ha sido el guionista responsable de crear ambos universos junto a James Wan, pero además dio el salto a la dirección con la tercera entrega de Insidious y con Upgrade, una película de ciencia ficción más que recomendable. Ahora de nuevo en Blumhouse, es el encargado de traer de vuelta a El Hombre Invisible, y además tiene en el futuro el proyecto de remake de 1997: Rescate en Nueva York… De todo ello nos habló a su paso por Madrid.

¿Qué nueva perspectiva o qué nuevo punto de vista querían aportarle al clásico? ¿En qué se parecen y en qué se diferencian?
Creo que lo que quería era hacerla de verdad aterradora para las nuevas audiencias. Creo que la audiencia hoy en día ha visto muchas películas, y está muy preparada para descubrir los trucos, para ver los hilos especialmente en el cine de terror. Quería hacer algo que les aterrase de una forma muy real, usando este personaje que lleva un tiempo ya por aquí. Y espero haberlo conseguido.

Ha cambiado la historia de H.G. Wells. Convertir a la protagonista en la víctima de un maltratador, es poner de bastante actualidad la historia. ¿Cree usted que ese es uno de los miedos que están más extendidos hoy en día en el planeta?

Sí… no era algo que fuese intencionado o buscase en la película cuando empecé a escribirla. Sólo tenía al personaje de El Hombre Invisible, así que me pregunté qué es lo que daba miedo del mismo. Y la respuesta, para mí, era ser acechado por ese personaje. Ser acosado por él, torturado por él… Porque al ser invisible hay muchas formas en las que puede manipularte, convertirte en una víctima… una vez tuve eso claro, encontré a este personaje, una mujer, que había sido convertida en una víctima por su ex pareja. Y parecía que la historia quería ir en esa dirección. A veces son los guiones los que te dicen hacia dónde ir. Y tú simplemente los sigues en esa dirección. No es que tuviese algo en concreto que decir sobre este tema, porque al ser un hombre no creo que sea la persona más indicada para hablar de este tema. Pero la película quería hablar sobre este tema, así que tuve que ir en esa dirección.

¿Por qué eligió a Elisabeth Moss como protagonista?

Es una gran actriz. Creo que es una de esas actrices que aporta credibilidad a cualquier cosa en la que participe. Hay actores que hacen que un proyecto sea creíble simplemente porque están en él. Oyes su nombre y piensas que el proyecto tiene que ser bueno. Como si fuese una aprobación, el público piensa que Elisabeth Moss no va a participar en algo que no tenga calidad. Su carrera está asociada a muchas series de prestigio, su nombre parece ser un sello de aprobación. Así que quería hacer esta versión de El Hombre Invisible con ella, para que la gente cambiase su perspectiva sobre la película. La gente oye El Hombre Invisible y piensa en las gafas de sol flotando en el aire y creen que va a ser terrible. Luego escuchan que Elisabeth Moss está en la película y, de repente, cambia su perspectiva sobre la misma.

¿Cómo ha sido rodar las escenas de los ataques del hombre invisible a la protagonista? Parecen muy complejas de rodar, son muy efectivas, pero es una producción de Blumhouse, con un presupuesto muy limitado. ¿Cómo las resolvieron?

Con mucha dificultad… (risas). Me alegra oírte decir eso, porque hace sólo dos semanas que terminamos la película. Normalmente acabas una película y tienes un par de meses en los que puedes relajarte un poco, descansar, distanciarte y absorber todo lo que has hecho, y luego empieza la campaña de promoción y contestas a preguntas sobre la película. En este caso es un escenario nuevo e interesante, porque acabamos la película y ahora, dos semanas después, estoy aquí hablándoos de la película (risas). Todavía estoy intentando descubrir lo que he hecho, mucho menos responder a preguntas sobre la película. Peor cuando dices que las peleas en la película y los efectos visuales son muy efectivos, es algo bueno de oír, porque hace dos semanas en Los Ángeles estaba pensando “Dios, esto es terrible, nada funciona. ¡Estamos muertos!”. Es gratificante escuchar eso. Fue muy difícil. Una mezcla de CGI y efectos prácticos de la vieja escuela, como un tipo de producción escondido en un armario tirando de un hilo para cerrar una puerta.

Con su anterior película le relacionaron mucho con John Carpenter, y ahora va a dirigir un remake de uno de sus clásicos, 1997: Rescate en Nueva York. ¿Cuál es su relación con el director y su cine?
(Se lanza a responder sin escuchar la traducción. No responde a la pregunta pero nos da algo mejor…) Déjame intentar responder sin saber la pregunta… No sé qué va a pasar con Rescate en Nueva York. (risas). No he tenido tiempo de pensar en ese proyecto, pero sí tengo claro que me andaré con mucho más cuidado de lo que he hecho con El Hombre Invisible. Porque con El Hombre Invisible, la novela original fue escrita en el siglo XIX, ha habido muchas versiones sobre la misma, tiene más de cien años de historia… así que había poco miedo por mi parte para jugar con el personaje y retorcer un poco las cosas. Mientras que con Rescate en Nueva York… Es una película que se hizo en los 80, la gente se ha criado con ella… y es mucho más protectora con la misma porque es parte de nuestra vida. No creo que haya muchos fans de la novela original que estuviesen vivos en el siglo XIX también que me digan que no estropee su libro favorito… (risas). Pero con Rescate en Nueva York hay mucha gente… Tengo que hacerlo con mucho cuidado y no sé si he encontrado ya la forma en la que voy a hacerlo de forma respetuosa, para que la gente de internet no venga tras de mí con horcas.

Es un movimiento muy arriesgado hacer un remake de John Carpenter…
Sí… Carpenter es uno de mis directores favoritos. Casi siempre he pasado miedo con sus películas. No quiero liarla con esto… Y luego… no es que odie los remakes, ni que piense que sean una mala idea. Creo que la mejor película de Carpenter es un remake (La Cosa) y creo que la mejor película de David Cronenberg es otro remake (La Mosca). Hay una forma de hacerlo de una forma genial. Tienes que hacer lo que ellos, traer un nuevo punto de vista a la historia. Si sólo fotocopias la original, si no aportas nada nuevo, simplemente estás ganando dinero con la idea de otros. Yo tendría que tener una idea que expandiese la original antes de acometer el proyecto…

Y necesita un gran Snake Plissken…
(Risas) ¡Wyatt Russell, el hijo de Kurt Russell! Pongo a su hijo en la película y ya me he ganado a la gente antes de empezar (risas).

¿Ha pensado en serio en ello, en el nuevo Plissken?

No, no lo he hecho… más allá de pensar que debo conseguir a Wyatt Russell… (risas). Así no estarían tan enfadados y dejarían las horcas a un lado…

Jesús Usero

 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine 

 

Revista ACCION

Add to Flipboard Magazine.
Modificado por última vez en Martes, 25 Febrero 2020 10:36
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp