Entrevista Rodrigo Sorogoyen, director de Antidisturbios

Octubre 20, 2020
Rodrigo Sorogoyen Rodrigo Sorogoyen

Antidisturbios es la serie española más esperada del año y llega ahora a Movistar. Hemos hablado con su director, Rodrigo Sorogoyen, director de Que Dios nos perdone y El reino.

      Estáis ahora en el proceso de postproducción, y me imagino que está siendo laborioso, teniendo en cuenta la complejidad de filmación de la serie.
      Lo está siendo, pero más que porque haya cosas complicadas, que debe haber dos o tres muy complicadas, pero son pocas, por la cantidad de cosas que hay, que llevan su tiempo. Pero sobre todo por la longitud. Es la primera vez que nos enfrentamos a esto, puede parecer una obviedad, pero es la verdad: hasta que no estás ahí no la sufres, no eres consciente. Son cinco horas de metraje los seis capítulos, y claro, si yo ya acabo loco perdido con una película de dos horas, cuando son cinco horas imagínate. Te desesperas de que esto no acabe nunca. Pero bueno, es a lo que hemos querido jugar y me lo estoy pasando bien.

 

      Sí porque tú habías trabajado en televisión, pero no con esta envergadura y exigencia.
      No, ni exigencia, ni envergadura, ni responsabilidad. Yo trabajé en televisión a otro nivel, siendo guionista primero, luego director de capítulos, pero no era ni productor ejecutivo de la serie ni creador. Y luego la envergadura de la serie era distinta, claro. El presupuesto era completamente distinto.

      Yo defiendo que esas cinco horas de metraje pueden verse como una película.
      Bueno, me encantaría que fuera así, pero no se si me atrevería, o nos atreveremos. Eso hablaría muy bien de la serie, pero es verdad que habrá espectadores que necesiten un descanso. Sí es verdad que el ritmo que tiene la serie está muy conseguido en montaje y en guión.

      ¿Hay posibilidades de una segunda temporada o continuidad?
      Sí. Es una serie de personajes, no tanto de trama. Hay trama pero lo que nos importa es la vida de estos siete personajes, los seis antidisturbios y ella. Tiene continuidad de personajes, no de trama.

      ¿Cómo situarías tú la serie en referencia a Que Dios nos perdone y El reino? Tiene elementos de las dos. Hay parte conspiración pero también parte policíaca de calle.
      Me parece una buena simbiosis. No creo que haya sido por falta de imaginación, pero es verdad que son mundos que se tocan. El mundo policial, de calle, estaba muy presente en Que Dios nos perdone y en esa película intentábamos retratar el costumbrismo y la normalización de detectives que en el fondo tienen sus casas y sus familias y se toman un café como cualquiera. Y ahí se toca mucho con la serie, y es un universo que nos encanta. Y luego está la trama de los trajes y de la corrupción que se tocaba en El reino. Pero creo que estéticamente Antidisturbios está más cerca de Que Dios nos perdone que de El reino. Por ejemplo la presencia de la música en El reino tiene otra connotación.

      A pesar de la calidad en las producciones policíacas que se trabajan en España, suele ser más frecuentado el género de comedia que el policíaco.
      Bueno, el policíaco tuvo su época, Celda 211, No habrá paz para los malvados y La isla mínima son ganadoras en los Goya y cuando hacían pasta la gente se apuntó mucho. Pero como han dejado de hacer pasta yo creo que la gente ahora está mucho más reacia, sobre todo los productores, pero también los directores. En cuanto a producción se tiene esta mala costumbre de pensar que es más fácil hacer comedia. Espero que la cosa cambie. A mí me gustaría tener una cinematografía totalmente plural, que haya de todo y que la gente no tenga miedo de hacer todo tipo de géneros. Y también que los géneros no sean estancos. Me gustan las películas donde dentro hay muchos géneros.

      En la actualidad, con todo lo que está ocurriendo en Estados Unidos, no solo por la pandemia sino por la situación social, aplazamientos de estrenos, etcétera. ¿No crees que se está generando un caldo de cultivo para que, al menos durante un paréntesis, el vacío de llegada de producciones estadounidenses pueda dar lugar a mayor circulación y oportunidades para otras cinematografías?
      No se me había ocurrido, pero creo que está bien visto. Y que es totalmente positivo, porque el imperio norteamericano del cine es totalmente contraproducente para la cinematografía española y europea, pero empecemos por pensar en la española, que es la que nos ocupa y a la que nos dedicamos. Para la riqueza cultural que tiene que haber en una cinematografía, las condiciones con las que juegan y el músculo con el que juega el cine norteamericano es contraproducente. Y además es que todas las películas se acaban pareciendo. Todos los años y todos los meses crean la misma película pero con otro título.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine 

 

Revista ACCION

Add to Flipboard Magazine.

Modificado por última vez en Martes, 20 Octubre 2020 17:59
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática