Se confirma la llegada de la película en cines a países donde no hay Disney + y el estreno en Premium en la mayoría de territorios que sí tienen el servicio streaming de Disney.

     Es una noticia extraña. Por un lado es una buena señal que Disney siga apostando por el estreno en salas comerciales de un titán de la taquilla como planeaba ser Mulán, que además tiene un presupuesto de 200 millones de dólares. Por otro, se está terminando de confirmar que la película llegará a los países que tienen Disney + en el servicio streaming pero con la categoría de Premium, es decir, pagando un extra que en Estados Unidos será de 30 dólares. Con algunos territorios como Reino Unido o Francia ya en ese grupo de países que no verán la película pasar por cines, ahora lo que se confirma es que China sí verá la película en salas comerciales.

Las secuelas de la película de James Cameron y las películas nuevas de la franquicia Star Wars cambian sus fechas de estreno previstas por el momento y llegarán un año más tarde.

     En esta ocasión no podemos saber si se trata de debido al coronavirus (el rodaje de las secuelas de Avatar se ha visto interrumpido debido a la pandemia) o si es un movimiento estratégico de la compañía para buscar el mejor momento en el que estrenar sus nuevas películas, que son ni más ni menos que dos de las franquicias más importantes de la historia del cine. Al menos, una de ellas lo es. Avatar es todavía una franquicia en construcción porque sólo tiene una película, pero al menos puede decir que hasta hace un año más o menos era, en cifras totales, la película más taquillera de la historia en todo el mundo. Sea como sea, Disney ha cambiado sus planes de estreno y tiene nuevas fechas.

La crisis del coronavirus ha hecho que los planes de la compañía cambien constantemente y los analistas predicen un descenso de los beneficios.

    Hace tres semanas parecía que Disney estaba lista para regresar en julio con el lanzamiento de Mulán y la reapertura de Disney World en Florida y Disneyland en California. Sin embargo, ahora que estamos a punto de pasar a la segunda mitad del 2020, las perspectivas son sombrías. En las últimas semanas, la pandemia ha alcanzado los picos más altos de infecciones y hospitalizaciones en varios estados, entre ellos Florida y California. Esto ha llevado a Disney a retrasar el lanzamiento de Mulán al 21 de agosto, así como a dudar sobre la idea de reabrir sus parques temáticos.

La compañía reestrenará una de las películas más queridas de Star Wars para apoyar la reapertura de los cines en la desescalada y conseguir que el público vuelva a las salas en Reino Unido.

    La desescalada está en marcha en gran parte del mundo occidental y una de las cuestiones que nos hacemos todos es la vuelta a los cines, la reapertura, las ganas de la audiencia por regresar a las salas… Puede parecer lo más intrascendente del mundo en estos momentos, con la pandemia todavía azotando gran parte del planeta. Pero la cultura es importante y el cine es necesario para recuperar la normalidad. Los cinéfilos necesitamos las salas de cine y las echamos de menos. Y es industria también, con miles de puestos de trabajo dependiendo de ellos. La desescalada en España ha permitido la apertura de varios cines con mejores datos de lo esperado. La gente quiere ir al cine. Y Disney quiere ayudar a que eso suceda en Reino Unido.

La moda de los musicales inspirados en grandes músicos actuales continúa ahora con una película que prepara Disney basada en la música de Lionel Richie, según el rumor.

   Tras el brutal éxito de Bohemian Rhapsody, casi todo el mundo en Hollywood empezó a pensar en producciones que de una u otra forma pudiesen rentabilizar la vida y obra de diversos talentos musicales recientes. Ya habíamos vivido la fiebre de Abba con las dos películas de Mamma Mia, más en la vertiente musical, y tendremos un biopic de Elvis y uno de Whitney Houston, además de la ya estrenada Rocketman. Ahora es el turno de Lionel Richie y su música, cantante y compositor, responsable junto a Michael Jackson de We are the World, autor de canciones como Hello, Endless Love, Dancin’ on the Cieling o Can’t Slow Down en solitario, a lo que hay que sumar su carrera en Commodores.
 

Cuando la secuela del éxito de Disney Aladdin todavía no ha comenzado ni a producirse, los últimos rumores apuntan a que en la compañía ya están preparando una tercera entrega.

   No ha pasado casi tiempo desde que se confirmó, en cierta medida, que Disney trabajaba en una secuela de Aladdin, con John Gatnis y Andrea Berloff como guionistas y con todo el equipo artístico, incluyendo a los protagonistas y el director Guy Ritchie, aparentemente regresando para encargarse de la película como no podía ser de otro modo. Como decía no ha pasado mucho tiempo, porque la noticia se lanzó en febrero, pero ahora un nuevo rumor apunta a que Disney planea crear una franquicia entera entorno a la película que recaudó, no lo olvidemos, más de mil millones de dólares en todo el mundo, por lo que puede comprenderse la intención de seguir sacando provecho de la misma.
 

La empresa no se ha decantado por ninguna opción todavía, pero los fans piden que Disney siga adelante con una secuela o una precuela de Battle Angel Alita con una nueva campaña.

    No ha sido algo que los fans hayan olvidado ni mucho menos. Alita, Ángel de Combate, no fue el éxito de taquilla que se esperaba, aunque tampoco fue un fracaso absoluto y sobre todo encontró a un grupo de fans increíbles que han apoyado la película en todo este tiempo y que siguen haciéndolo a través de redes sociales. Además la película quedó en un enorme Cliffhanger donde descubríamos cierta realidad en los últimos minutos y no sabíamos nada más del asunto, dejando a los fans pidiendo más. En estos días, los fans de Zack Snyder están de enhorabuena porque se ha anunciado al fin el lanzamiento del Snyder Cut de la Liga de la Justicia, y otros fans están de nuevo uniendo fuerzas para conseguir metas similares.

Un informe explica que la compañía está obligada por un par de condicionantes contractuales a llevar la película a los cines en lugar de estrenarla en servicio de streaming directamente.

    Parecía extraño pero este nuevo rumor confirmaría lo que muchos ya suponían. El interés de Disney por llevar Los Nuevos Mutantes a la gran pantalla a cualquier coste no es solo ganas de mostrar el trabajo de Josh Boone y su joven reparto en los cines, sino que hay algo más tras ello. Porque después de su calvario en Fox, donde debía haberse estrenado en 2018, y tras la compra de la compañía por parte de Disney, muchos aventuraban un estreno en Hulu, por ejemplo, plataforma de la que es copropietaria Disney. O en Amazon Prime, donde ha llegado a ser vista en reserva. Pero no fue así. Primero abril y ahora 28 de agosto, son las fechas. La última definitiva. Pero, ¿por qué esa casi obsesión por llevar la película a los cines?
 
     Los efectos del covid19 están siendo devastadores para todo el mundo incluidas las grandes empresas, sino que se lo digan a Walt Disney, que al presentar su informe ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU hemos sabido que no les ha quedado más remedio que financiarse con 11 millones de deuda, según ha revelado Deadline, cuyo vencimiento será entre 2026 y 2060. Esto quiere decir, que con esa cantidad de dinero recibida podrá atender la deudas pendientes según vayan venciendo.
 

Artemis Fowl, la nueva película de acción real de Disney, se estrena en Disney+ en España el viernes 12 de junio.

      Basada en el bestseller de Eoin Colfer, Artemis Fowl es una experiencia cinematográfica única que el público podrá disfrutar por primera vez en la plataforma de streaming. Dirigida por Kenneth Branagh, la película está protagonizada por Ferdia Shaw junto a Lara McDonnell, Josh Gad, Tamara Smart, Nonso Anozie, Josh McGuire, Nikesh Patel y Adrian Scarborough, con Colin Farrell y Judi Dench.
Página 1 de 6