A la venta en quioscos

A la venta en quioscos

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Crítica de la película Capitana Marvel 

Una película descafeinada con uno de los superhéroes más interesantes del cine

Por fin llega a los cines una película que ha dado mucho de qué hablar y no siempre por temas relacionados con la misma, pero eso es harina de otro costal. Capitana Marvel está co-dirigida por Anna Boden y Ryan Fleck quienes no son demasiado conocidos debido a su escasa trayectoria en el cine y, quizás, no hayan sido la mejor elección para llevar a cabo un proyecto de esta enorme envergadura, con un presupuesto de 152 millones de dólares… casi nada.

La película es muy entretenida y eso nadie lo puede negar, con unos efectos especiales que están muy bien desarrollados y en los cuales se nota la factura de la película, como era de prever. Brie Larson, la actriz protagonista que da vida a la Capitana Marvel y a Carol Danvers, muestra una vez más su talento como actriz, echándose a la espalda la película y haciéndola suya, a pesar de tener en contra un guión endeble cargado de chascarrillos continuos que no parece tomarse enserio a sí mismo, con un elenco de actores nada desdeñable pero que no terminan de aportar nada a la trama, parece más bien que se pasean por la película durante los 125 minutos que dura la misma haciendo que el espectador, una vez termine la proyección, diga: Pues para este viaje no hacían falta tantas alforjas… Quizás ese sea el mayor problema de la película, el poder vislumbrar los mimbres que había para hacer una gran película y, sin embargo, están desaprovechados por lo que finalmente acabamos teniendo una película que se queda en eso, en un muy buen entretenimiento y es una pena, porque podría haber sido mucho más.

Tras ver la película uno puede llegar a pensar que quizás detrás de la cámara debería haber estado alguien con más personalidad, con algún taquillazo a sus espaldas que le permitiera poder dar un golpe en la mesa en un momento dado y hacer una película con una propuesta más arriesgada, que tuviera alguna seña de identidad  o, al menos, con alguna escena impactante que se te quedase grabada en la memoria, como sí ocurría en películas de origen del personaje como Wonder Woman, Iron Man, El hombre de Acero, Doctor Strange o Batman Begins.

Tras meses de secretimos, rumores, hipótesis, teorías y hasta pistas falsas generadas desde diversos puntos, una foto oficial de Disney parece confirmar a Jude Law como Mar-Vell.

Quedan pocos meses para el lanzamiento de Capitana Marvel y como siempre en este tipo de producciones, el secretismo rodea la película en muchos aspectos, y las teorías vuelan en todas direcciones. Una de las principales sorpresas que la película guardaba es la identidad del personaje de Jude Law, y si no quieren saber nada más, dejen de leer aquí, porque podría considerarse SPOILER.

La línea de juguetes Funko Pop parece haber revelado a quién interpreta Jude Law realmente en Capitana Marvel.

Parece que la mayoría estábamos equivocados y que Jude Law no interpretará finalmente a quien creíamos en Capitana Marvel. Según pensábamos muchos, el actor iba a dar vida a Mar-Vell, el Capitán Marvel original que en los cómics tendría un trágico destino. Law parecía perfecto para dar vida al guerrero kree que cedería el manto de Capitán Marvel al personaje de Brie Larson, Carol Danvers.

Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald Review

A step back in the Fantastic Beasts saga, which entertains but is an overlong film. Whether or not you are fans of the Harry Potter saga, you're sure to know that this weekend premiered around the world Fantastic Beasts 2, the sequel to the spin off prequel to the original saga. And that it has offered us a film that seems half done, halfway between an epic magical adventure and a telenovela. No, I do not mean to offend when I say these words. But whoever has seen the film will not deny me that there are a couple of moments in which to follow the genealogical trees of the characters (almost all of them) is more complicated than guessing the number of the lottery this week ...

Crítica de la película Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald

Mejor película que la anterior, en la línea de las dos últimas de la saga de Harry Potter.

Oscura y siniestra como nos prometieron y con un desarrollo de personajes y conflictos más maduro que la primera entrega de las peripecias de Newt Scamander, entiendo que esta segunda entrega no haya convencido a quienes acuden a la saga a ver más de lo mismo y esperaban otro cuento de hadas como el que muy competentemente nos ofrecieron en la película anterior. Aquella me gustó. Era buena. Ésta me gusta más. Alcanza el nivel de desarrollo y madurez de la trama en mucho menos tiempo de lo que necesitó la saga de Harry Potter para conseguir los mismos resultados. J.K. Rowling demuestra que domina más y mejor este universo que ha creado y tiene una mayor solidez a la hora de construir la historia. Insisto en que ha llegado al tono al  que llegaron en las dos últimas películas de Harry Potter en mucho menos tiempo, y precisamente por ello sospecho que a muchos espectadores que quizá esperaban un ritmo más lento del progreso de personajes e historia les ha pillado de improviso esta maduración drástica de la primera a la segunda película de la saga. Vemos aquí un proceso de aceleración de la propuesta que no estaba en la anterior, pero responde a la propia personalidad diferenciada de esta serie de precuelas de las películas de Harry Potter.

Crítica de la película Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald

Paso atrás en la sagaAnimales fantásticos, que cumple pero ofrece demasiado relleno. Sean o no fans de la saga Harry Potter, seguro que saben que este fin de semana se estrenaba en todo el mundo Animales Fantásticos 2, la secuela del spin off precuela de la saga original. Y que nos ha ofrecido una película que parece a medio hacer, a caballo entre una épica aventura mágica y una telenovela de saldo. No, no pretendo ofender cuando digo estas palabras. Pero quien haya visto la película no me negará que hay un par de momentos en los que seguir los árboles genealógicos de los personajes (casi todos) es más complicado que adivinar el número de la lotería de esta semana…

Al final de la primera película, el poderoso mago oscuro Gellert Grindelwald (Johnny Depp) fue capturado por MACUSA (Congreso Mágico de los Estados Unidos de América), con la ayuda de Newt Scamander (Eddie Redmayne). Pero, cumpliendo con su amenaza, Grindelwald escapó de su custodia y ha comenzado a reunir seguidores, la mayoría de los cuales no sospechan sus verdaderas intenciones: alzar a los magos purasangre para reinar sobre todas las criaturas no mágicas. En un esfuerzo por frustrar los planes de Grindelwald, Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a su antiguo estudiante Newt Scamander, quien accede a prestar su ayuda, sin conocer los peligros que aguardan. Las líneas quedan marcadas mientras el amor y la lealtad son puestos a prueba, incluso entre los amigos más cercanos y la familia, en un mundo mágico cada vez más dividido.

#AnimalesFantásticos: Los Crímenes de Grindelwald llega a cines el 16 de noviembre

Crítica de la película Espías con Jason Statham, Melissa McCarthy y Jude Law

Espías: divertida sátira de 007 y buen pasatiempo de evasión para el verano. Risas seguras. Vehículo claramente concebido para el lucimiento cómico de Melissa McCarthy que además está bien respaldada por Jason Statham en un papel de autoparodia con momentos desternillantes que sacan el jugo hasta las últimas consecuencias a su imagen cinematográfica como tipo duro del cine de acción. La asociación de estos dos actores en principio tan distintos y distantes es lo mejor de esta película que trabajándose la fórmula de Loca academia de policía o Superagente 86, es una sátira más lúcida de lo que podría pensarse en principio por su naturaleza disparatada sobre las frustraciones de la mujer que intenta abrirse paso en un mundo laboral dominado por hombres. De manera que en su superficie es una gamberrada bien trabajada para sacarle al personal algunas risas por la vía de la parodia, pero si uno rasca un poco más se encuentra una crítica a cómo camufla el audiovisual los roles sexuales más tradicionales en el cine de acción. En ese sentido es curioso cómo se acerca al tono –salvando todas las distancias y las obvias diferencias de presupuesto-, de la comedia de James Cameron sobre el cine de espionaje Mentiras arriesgadas, pero desde un punto de vista que la sitúa en las antípodas de aquella otra (nunca me expliqué cómo James Cameron, el director que le había dado tanta cancha a las féminas en su cine, haciendo de películas como Terminator, Terminator II, Aliens el regreso o The Abyss, motores de la instalación en la era blockbuster de las féminas guerreras en el cine de acción, castraba el personaje de Jamie Lee Curtis convirtiéndola en florero de las peripecias de su marido de ficción…).  

Darle la vuelta a la imagen de Statham es sólo uno de los aspectos más divertidos de ese ejercicio de reivindicación de lo que tienen que aguantar las féminas, que se inicia con una caricatura de James Bond eficazmente servida por Jude Law y por unos títulos de crédito que no ofrecen lugar a dudas de por dónde van a ir los tiros. McCarthy encuentra así su papel más divertido y con posibilidades de darle carrete en taquilla, pero con algo más de contenido de lo que suele ser habitual en su filmografía. Statham parece muy relajado cambiando al registro autoparódico. El resto del reparto de secundarios es un buen respaldo para la protagonista, aunque sus apariciones sean tan breves como las de la gran Allison Janney y la de Morena Baccarin (ésta última fichada casi a modo de cameo y poco más).

Obviamente, como suele suceder en toda película de encadenado de gags, unos chistes funcionan mejor que otros, pero en su conjunto me atrevo a decir que me he reído más con Espías que con Superagente 86, por poner un ejemplo. Y que tiene mejor ritmo que aquella. En sus disparates me parece más sólida, no tiene momentos en los que decaiga porque cuando empieza a estancarse entra en funcionamiento el cambio de registro de McCarthy como guardaespaldas del personaje de Rose Byrne, y la combinación de las dos anima el asunto hasta el desenlace, que por otra parte es tan tópico como cabría esperar, pero incluso en esos momentos más obvios consigue seguir sacándole algo al personaje de Statham… hasta la escena postcréditos.

La cosa apunta a posible éxito de taquilla y deja claramente abierta la posibilidad de secuela. Si la ruedan, un consejo para ellos: que saquen más partido al dúo McCarthy-Statham. Aquí no les han dejado volar tanto como podrían, pero pueden ser una pareja ciertamente explosiva.

Resumiendo: entretenida, divertida, con algunos momentos para carcajada.

 

Miguel Juan Payán 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp