Sus responsables han hecho oficiales las candidaturas a los premios Razzie, lo peor del año, que todavía no tiene la fecha para la gala y entrega oficial de los mismos este año.

No somos precisamente muy aficionados a los premios, ni a los grandes como los Oscars o los Globos de Oro, ni a los más pequeños como los de las asociaciones de críticos locales americanas. Son a veces partidistas, arbitrarios y buscan contentar a unos más que premiar la calidad en muchas ocasiones. Con los Golden Raspberry Awards, o los Razzie, la sensación es todavía mayor, porque sabemos que tienen, en muchas ocasiones, un ánimo revanchista y con ganas de ajustar cuentas, más que de señalar las peores películas del año realmente. Aunque este año hay más de una merecida nominada a peor película, siempre se trata de películas de grandes estudios, nunca apuestan por auténticos bodrios que se estrenan cada semana en un puñado de salas.

Acaban de darle el premio Razzie al peor actor del año por su trabajo en el remake de La Momia, pero podría sacarse la espinita de este resbalón profesional apuntándose a liderar una nueva franquicia de superhéroes de la DC para Warner Bros interpretando a Hal Jordan, alias Green Lantern.

El estudio quiere a Christopher McQuarrie, director de la primera entrega de Jack Reacher y de las últimas entregas de la saga de Misión Imposible que Cruise ha producido y protagonizado, para que se haga cargo de este segundo intento de llevar el personaje de Linterna Verde a la pantalla grande tras el fallido largometraje que protagonizó Ryan Reynolds en 2011. McQuarrie ha entrado en la lista de candidatos a la dirección de la película sustituyendo Rupert Wyatt, director de El origen del planeta de los simios.