En su podcast Fatman on Batman, Kevin Smith ha comentado cómo iba a ser la trilogía planeada por Zack Snyder sobre la Liga de la Justicia, y nos quedaremos con las ganas de verlo.

Todos hemos oído una y mil veces que la Liga de la Justicia de Zack Snyder era muy diferente de la que vimos finalmente en cines, tras la marcha del director y con la llegada de Joss Whedon quien se encargó de los reshoots y del montaje final, bajo supervisión de Warner. La película pinchó en taquilla, y nunca vimos el montaje de Snyder, además de que a estas alturas no creo que lo veamos nunca, pero se suponía que la película duraría casi una hora más y sería el inicio de al menos una trilogía que ahora no sabemos si llegará a producirse, aunque las cosas no pintan bien para La Liga de la Justicia en DC.

[video] Directo AccionCine 31/1/2019 por Miguel Juan Payán y Jesús Usero

En este directo además de responder preguntas de los lectores se abordaron los siguientes temas:
Bad Boys 3 con Will Smith y Martin Lawrence
• La nueva película de Christopher Nolan
• Opinión sobre la película Polar de Netflix
• Zack Snyder regresa con una película de zombies para Netflix
• Cancelaciones Gambit, X-Force y Doctor Muerte
• Los premios de Black Panther ¿justificados?
• Posibles actores como Batman

El director de 300, Batman v Superman o Amanecer de los Muertos vuelve al género con el que se inició en el cine, una película de zombies que rodará para Netflix, Army of the Dead.

Y con esto podemos descartar que Snyder haya estado trabajando durante el último año en el montaje original de Justice League, película que llegó a los cines de la mano de Joss Whedon cuando Zack Snyder abandonó el proyecto durante el montaje de la película, debido a una tragedia familiar. Una tragedia que le ha mantenido alejado de la dirección desde primavera de 2017. Parece que el director vuelve a la carga, según ha anunciado en exclusiva The Hollywood Reporter, y lo hace con la película Army of the Dead, una película de acción y zombis, que dirigirá y producirá junto a su esposa, Deborah Snyder, a través de su compañía ahora llamada Stone Quarry.

Crítica de la película Liga de la justicia

La he disfrutado más que Batman V Superman pero es menos película que aquella otra y que Wonder Woman.

Trepidante. Entetenimiento garantizado. Acción. Acción. Acción. Esto se lo puedo asegurar: no hay los bajones de ritmo que en algunos casos se registraban en Batman V Superman: el amanecer de la justicia. Es más, resuelve mejor algunos personajes como los de Lois Lane y Martha Kent que aquella otra. Y sabe administrar bien sus dos horas de metraje para presentar a todos los personajes de manera solvente. Flash hace las veces del nuevo Spiderman en el universo Marvel, el fricazo como contrapunto cómico. Pero por ejemplo hay cierto desencuentro entre esa imagen de friqui y el tema del padre en la cárcel que está metido como con calzador. Es como si en Spiderman Homecoming nos hubieran metido, otra vez, el drama de los padres muertos del héroe. Aquí es el padre en la cárcel que no pega ni con cola con toda la movida del personaje en su faceta fuera de la cárcel. Esa falta de solidez en la propuesta de guión, a pesar de su eficacia en el ritmo para contar la peripecia, se produce también en el personaje de Aquaman. Te cuentan su historia en una charla con Mera, pero de manera un tanto forzada, como con calzador. Y vuelve a repetirse el mismo asunto con el personaje de Ciborg. Toda la película produce justo la sensación contraria de ritmo operístico que tenían las dos películas anteriores de Zack Snyder en el universo de superhéroes de la DC, El hombre de acero y Batman V. Superman: El amanecer de la justicia: parece que van como con prisas durante toda la película, que fundamentalmente es casi en todo momento una sucesión de secuencias de acción con casi ningún desarrollo dramático y con apresurados resúmenes del origen de los tres superhéroes nuevos, Aquaman, Flash y Ciborg, a los que ya se nos presentó en Batman V. Superman. No aporta nada nuevo al personaje de Wonder Woman. Antes al contrario: nos reencontramos con unas amazonas en guerra, pero no llegamos a tener la emoción épica de las que nos presentó Patty Jenkins en su película sobre Wonder Woman.

Crítica de la película Liga de la Justicia

Convincente película de superhéroes de DC.

Dos horas justas de proyección, que pueden parecer pocas si tenemos en cuenta que lo habitual en el género es irse hasta las dos horas y media últimamente, sobre todo cuando se trata de grupos de personajes en acción. En esta ocasión DC ha optado por reducir la duración de la película, que inicialmente se rumoreaba que duraría casi tres horas, para potenciar las secuencias de acción y el tono épico de la historia. Sí, tiene más humor que Batman v Superman o El Hombre de Acero, pero está perfectamente integrado en la historia y tiene un sentido. Y si no me parece que esté a la altura de algunas de las anteriores, como explicaré en estas líneas, no tiene que ver con el estilo o con el hecho de que me hubiese aburrido, que no es el caso ni mucho menos. Tiene que ver con el desarrollo dramático de los personajes, con sus ideas de fondo, más que de forma. Porque al final Liga de la Justicia es un entretenimiento de lujo, y no busca más que eso. Un episodio dentro de una gran saga, el primero de varios esperemos.

No ha sido un parto sencillo el de esta película. Tras el fiasco de crítica de Batman v Superman (que nunca me cansaré de defender una y otra vez contra viento y marea), y pese a la enorme acogida de Wonder Woman, con la nueva película se era cauto, y más con Zack Snyder detrás de las cámaras. Muchos temían otra fría acogida como la de su anterior película. La tragedia acompañó a la película cuando a inicios de año la hija de Zack Snyder falleció, haciendo que el director y su esposa dejasen la postproducción de la película, que pasó a manos de Joss Whedon, quien dirigió escenas nuevas durante cuatro semanas en verano, con diversos problemas añadidos. La película tiene un coste final de 300 millones que evidentemente esperan recuperar en las salas de cine. Pero la sensación que tenían muchos es que se encontrarían ante una película híbrido entre los dos estilos, entre el tono épico de Snyder y el tono también divertido y ágil de Whedon, que, para quienes lo hayan olvidado, es un director que controla la épica de las historias de forma brillante como demostró no sólo en Los Vengadores, sino en sus series de televisión.

Crítica de la película Batman v Superman. El amanecer de la justicia.

Buena película pero con un guión que pelea por servir a dos amos.

¿Batman o Superman? ¿Batmansuperman? ¿Batman… y algo de Superman? Ese es el dilema al que se enfrenta el guión de esta película sobre la que lo primero que quiero decir es que me parece una muy buena película, aunque por distintos motivos no me ha acabado de convencer en algunos de sus aspectos tanto como en su momento me convenciera El hombre de acero. Me convence. Pero reconozco que no me emociona.

Crítica de la película El hombre de acero de Zack Snyder

Simplemente brutal. El mejor Superman que se conoce. Una aventura épica que nos conduce a un nuevo paso de gigante para el personaje y la franquicia, y que se ha convertido desde ya en una de las mejores películas de superhéroes jamás realizadas. Por méritos propios se sitúa ahí con los Batman de Nolan y Los Vengadores, y hace que películas muy buenas como Iron Man 3, Thor o The Amazing Spider-Man sepan a poco. Lo curioso es que el otro día discutía, mejor dicho debatía, con una lectora si nos excedíamos al repartir estrellas al cine de superhéroes, cosa que no tiene que ver con nuestra subjetividad, sino con la calidad y madurez que está alcanzando el género tras 15 años casi en la cresta de la ola. Lo siento por ella, pero toca mencionar otra gran película de cómic y toca cantar sus alabanzas, que no son pocas. Porque lo que se han marcado Snyder/Nolan es material de primera calidad para llenar salas de cine y dejar un gran sabor de boca al gran público. Para hacer cine con mayúsculas en un género que, a veces, tiende a volver a los lugares comunes y repetirse (sólo a veces). Y para sacar del ostracismo cinematográfico a un personaje que es el más antiguo de todos, pero al que el tiempo no ha tratado tan bien como a otros.

También aviso que esta crítica puede ser un pelín visceral, porque aún vengo con el subidón de ver la película que me dejó con la boca abierta. Les recomiendo la crítica de mi compañero Miguel Juan Payán para darle un poco de sentido a la cosa. Posiblemente al leer la suya entiendan mucho mejor lo que van a encontrarse en El Hombre de Acero. Vamos, que lo suyo en este caso es talento de periodista, y lo mío quizá sea un poco tema de pasiones barriobajeras. Si quieren informarse concienzudamente y aprender de los detalles cinematográficos, visuales y argumentales de la película, lean su magnífica crítica. O, qué leches, lean las dos.

La sensación que me dejó la proyección fue una muy clara que mencionaba al principio. Brutal. Jamás había visto un destrozo semejante en una pantalla de cine. Ni peleas más animales, ni tanto destrozo en general. Ríanse ustedes de Transformers 3, Independence Day y similares. Hasta la batalla final de Los Vengadores se me queda pequeña comparada con ésta. Y no sólo por el final. Ya desde el inicio la película marca las pautas y el ritmo que va a ir creciendo continuamente, desde Krypton a la Tierra. De hecho me preocupé al principio por si no era capaz Snyder de mantener el nivel de las escenas de acción y los diálogos. Y vaya que si lo hace. Como un campeón. Las batallas son de proporciones épicas y cuando crees que no pueden ir a más y temes por el desenlace (el momento Smallville), las lleva un paso más allá y nos deja con la mandíbula desencajada. Algo que, por ejemplo, lastraba el final de Fast&Furious 6, que la escena del tanque era tan bizarra y genial que el final sabía a poco. Y eso aquí no pasa.

Uno se siente como viendo las mejores viñetas de acción de un tebeo de Superman. Un héroe que calza (y le calzan) unas guantadas que derriban montañas. Y por fin eso se ve en la gran pantalla. Aprovechando recursos, con mucha inteligencia y unos efectos especiales sensacionales. Que, aquí, son parte imprescindible de la historia, ojo. Superman es el ser más poderoso del universo DC. Eso tiene que quedar claro. Tiene que verse y notarse. Algo que por fin sucede. Como también llega al fin la madurez del personaje. La película es capaz de desnudar de moñeces y babas tan habituales y comunes a Superman, quedándose con lo imprescindible, cambiando cosas de la mitología del héroe que ya no funcionan (ojo a cómo se elabora y construye el romance, ojo al tema de la identidad secreta y mucho ojo a detalles que aparecían en Smallville y ésta los hereda, pero que aquí funcionan por ausencia de babas).

Se nota en esa madurez la presencia de Nolan como productor y responsable de la historia. Se nota en detalles del argumento, en cosas que suenan a El Caballero Oscuro, en ese aire de profundidad bien entendida. Se ha convertido a Superman en un héroe más complejo, más interesante. Pero complejo no significa complicado. La película es muy sencilla de entender y el final, para cualquiera que haya leído cómics del héroe, es un homenaje y un momento de bandera. Pero para el público ajeno es un final simplemente brillante, sensacional y, repito, brutal. Te pasas la media hora final con los pelos como escarpias disfrutando cual gorrino en un maizal.

Ayudan mucho los actores, ese reparto que cuenta con un Henry Cavill que le da un nuevo giro al héroe, una perspectiva nueva mucho más interesante. Es el que mejor ha interpretado al personaje y quien mejor parece comprender el nuevo camino que va a tomar el héroe. Acompaña una Amy Adams perfecta para una Lois Lane muy Nolan, para qué engañarnos. Si le sumamos los Kevin Costner, los Russell Crowe, los Laurence Fishburne o las Diane Lane el resultado es brillante. Sobre todo por cómo mantiene esa temática con los dos padres desde el inicio hasta el fin de la película. Pero quien merece un comentario aparte es el espectacular Michael Shannon, que encarna a un Zod con mucho sentido y mucha locura de poder en su sangre. Roba media película con su mera y espectacular presencia.

La película es un viaje magnífico y un giro distinto al personaje, tan manoseado a lo largo de los años y muchas veces tan maltratado (reconozcámoslo, Superman era un moñas). Es un paso adelante en su mitología y en lo que debemos exigirle a una película con él en pantalla. Pero también lo es para el cine de superhéroes. Puede que ahora no nos demos cuenta, pero en unos años entenderemos lo importante que ha sido Christopher Nolan en un universo que tendería a estancarse sin sus genialidades. Sin restarle ni un ápice de mérito a Zack Snyder y su brillante trabajo en esta película, su sentido del ritmo, su espectacularidad y cómo sabe construir la trama y los personajes, con un uso del flashback portentoso, y evitando caer en lugares comunes (cómo obvia tópicos que todos conocemos ya…). Lo dicho. Brutal.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Crítica de la película Sucker Punch de Zack Snyder

      Zack Snyder vuelve a la cartelera con uno de los títulos más esperados de la temporada, y no defrauda en absoluto. Sucker Punch es, en mi opinión, una de esas películas que no quieres perderte si de verdad te gusta el cine.  Es un paso adelante en la carrera de su director y cuenta con una historia prodigiosamente desarrollada mediante un guión milimétricamente ajustado para ser capaz de hacernos vivir tres películas en una al mismo tiempo, visitando varios géneros en una compleja estructura dramática. Debería coronarse como reina de la taquilla no sólo por la espectacularidad indiscutible de sus secuencias de acción, sino también por hacer una reflexión de gran madurez sobre cómo han cambiado las claves de las fábulas fantásticas con las que adornamos nuestras vidas y trazar un perfil psicológico de gran interés sobre cómo cada vez más las nuevas tecnologías van difuminando las líneas de separación entre la realidad y la ficción, dando lugar a la creación de paraísos e infiernos artificiales, inmateriales, esquivos, caóticos, hedonistas y autoparódicos con los que nos gusta engañarnos en una fase especialmente infantiloide de nuestra civilización.

      Jugando con claves musicales, Snyder se permite además mantener su relato no sólo en un permanente pulso de gran tensión en la ficción dentro de la ficción que viven sus protagonistas, sino que también baraja varios géneros a la vez con manos expertas de cineasta convertido en una especie de tahúr de la fabulación dispuesto a desplegar todas las claves de su talento en lo que es principalmente un homenaje musical al moderno cine de acción y una reescritura de las señas de identidad de la hibridación entre las distintas forma de ocio de nuestro tiempo: videojuegos, cómic, videoclip musical…

      Sucker Punch se convierte así en un auténtico puzzle de referencias múltiples y multiculturales que Snyder inicia con una presentación que nos recuerda la secuencia de créditos iniciales de una obra maestra menos apreciada de lo que debiera, Watchmen. A partir de la misma, haciendo gala de gran economía narrativa para situarnos rápidamente y con una serie de secuencias encadenadas en el drama que vive la protagonista, empieza a construir una especie de variante de Moulin Rouge de Baz Luhrman, cambiando los modos y maneras del melodrama que lucía aquella por el cine de acción trepidante. No contento con eso, da otra vuelta de tuerca a su argumento y encuentra hueco para incorporar a esa propuesta una serie de fragmentos que nos hacen pensar también en la doble vida de realidad y ficción en la que existía el personaje encarnado por la cantante Björk en la película de Lars Von Trier Bailando en la oscuridad. Finalmente, y para completar su oferta, rellena la misma con una múltiple colección de guiños y referencias cruzadas que nos permite encontrar momentos propios del cine más clásico, desde la película de ambiente carcelario, con fuga incluida, a los cuentos de hadas del Hollywood clásico: la historia inicialmente podría ser una especie de variante de Alicia en el país de las maravillas, pero en su desenlace nos sitúa en las proximidades de El mago de Oz.

      Todo ese puzzle está orquestado en torno a una serie de misiones (cinco, aunque la cuatro primeras son las reveladas y la última es un secreto que el propio público tendrá que desvelar), que permiten a Snyder desarrollar su propia propuesta de análisis de la estética del cómic y el videojuego sin perder en ningún momento de vista lo puramente cinematográfico.

      Tan ambicioso en su arco de desarrollo y personajes como se mostró en Watchmen, pero trabajando con material propio, Snyder aplica a sus secuencias de acción una estética que las acerca a las de 300, pero además aplica una forma de narrar visualmente que como se demuestra en esa secuencia de prólogo de la que hablaba antes, manifiesta una gran pericia para manejar con carácter de cine de autor la puesta en escena de un gran espectáculo de explotación comercial.

      Todo ello hace de Sucker Punch una grata sorpresa especialmente para el público física o mentalmente más joven, aunque incluso los apasionados del cine más clásico no podrán reprocharle a la película de Snyder que sea confusa, porque muy al contrario es modélicamente diáfana en su planteamiento de realidades paralelas. Además hay mucho cine clásico en los pasillos de su historia.  Podemos tropezar con momentos que son un guiño a Frank Capra mezclados con algunas gotas del cine de gánsters y con otros fragmentos que homenajean el cine de Alfred Hitchcock. De hecho los objetos que las protagonistas tienen que conseguir en sus misiones son un guiño múltiple al concepto de macguffin aplicado por el llamado “mago del suspense”, una genial broma cinéfila que además nos sirve en bandeja una pista para explicarnos qué es realmente Sucker Punch. Además de un musical de acción con ritmos que pasan de lo mejorcito de Jefferson Airplane o Jefferson Starship al rap e ilustran combates que parecen salidos de los cómics de Frank Miller, el autor de 300, esta película es un brillante ejercicio de autoexamen y reflexión que su director hace sobre el cine de acción tal y como se expresa en nuestros días, y sobre el impacto en la estética y la narrativa del medio derivado de la hibridación con otros recursos de ocio. O, dicho de otro modo: un completo manual de cómo operan las películas comerciales y de explotación de la era blockbuster.

      No es arriesgado que puede convertirse en un título de culto, aunque, como todas las grandes películas, como los más brillantes ejercicios cinematográficos, no faltará quien la ponga a caldo por incapacidad para advertir sus aciertos y la pertinencia de algunas de sus reflexiones, quizá esperando algo más convencional a la hora de entrar a verla en un cine.

      Por cierto, todas la películas deben verse en un cine para disfrutarlas como corresponde, pero aún más ésta, que es de verdad un espectáculo para gozar en pantalla grande.

Miguel Juan Payán

810

Este mes os traemos dos jugosas primicias. Por una parte una entrevista exclusiva con Zack Snyder, que después de 300 nos presenta su próxima película que promete espectacularidad. También entrevistamos en exclusiva a Frank Miller que nos habla de The Spirit

810watchmen

EN PORTADA: Entrevista a Zack Snyder por Watchmen
Es uno de los directores estrella del momento. Se dio a conocer con la aclamada Amanecer de los Muertos, donde daba su visión de uno de los clásicos del cine de terror moderno. Luego llegó el gran éxito comercial de 300, respaldado por la crítica, y Snyder se convirtió en uno de los principales valores del nuevo cine americano. Ahora prepara Watchmen, una película también basada en un cómic, en la que promete darnos entretenimiento, pero no vacío, sino a través de una mirada distinta y nada superficial al mundo de los superhéroes. Watchmen es la reválida de Zack Snyder.

810frankmiller

ENTREVISTA: Frank Miller
El legendario escritor de cómics e ilustrador Frank Miller es ahora uno de los directores más respetados de Hollywood. Tuvimos la oportunidad de entrevistarle acerca de su último proyecto, The Spirit, la adaptación cinematográfica del cómic homónimo de Will Eisner. Es la primera vez que el norteamericano se ha puesto tras las cámaras en solitario, pero no parece que esto le haya supuesto ningún problema. Miller impresiona.

810am

REPORTAJE : Las 10 mejores películas de Artes Marciales
Recordamos con El reino perdido los diez títulos más significativos del cine de artes marciales, un homenaje a la era dorada del multigénero que no incluye grandes éxitos de crítica y público más recientes (Tigre y dragón, Héroe, La casa de las dagas voladoras). Faltan algunos clásicos como Come Drink With Me, Las artes marciales de Shaolin, Clanes asesinos, Los 18 hombres de bronce pero son esenciales todos los que están, porque marcaron hitos en el multigénero. Como decía Bogart en Casablanca, es sólo el principio de una buena amistad a golpe de nunchaku.

OTROS ESTRENOS DEL MES
El reino prohibido, Max Payne, Reflejos, Quemar después de leer, Asesinato justo, Death race, Tropic Thunder, High School Musical 3, La conspiración del pánico...

SUPLEMENTO TV

810tv

810tvheroes

TV-HEROES: 2ª temporada
Pocas series han acaparado en los últimos años la atención de la audiencia como lo ha hecho Héroes. Aprovechando el alza de las películas de superhéroes ha sabido introducirse en ese mundo con elegancia y talento de la mano de su creador Tim Kring y de los personajes que habitan sus historias. Un mundo de héroes y villanos que se colocó como una de las series más vistas del mundo en su primera temporada, pero que tuvo que lidiar con muchos problemas durante su segundo año.

TV-Primeval: avance 3ª temporada
Siempre que aparece una nueva serie de televisión en nuestro mercado es algo que salimos ganando. Y aunque a veces echamos de menos nuestras series favoritas, es digno de mención que de cuando en cuando nos llevemos una grata sorpresa como ésta. Crossing Jordan, una de las series más interesantes del panorama, llega a España en DVD. Ya iba siendo hora.

TV-Trueblood
Los vampiros y el mundo que los rodea siempre han sido una fuente inagotable para escritores y cineastas, desde el romanticismo de Le Fanu y su Carmilla, al diabólico Drácula de Stoker, pasando por la Hammer, Buffy, Blade y la figura trágica en alza en los últimos tiempos gracias a gente como Anne Rice. El caso es que en cualquier tiempo y lugar, la figura del vampiro ha sido visitada continuamente, y en True Blood nos encontramos con la penúltima versión, protagonizada por Anna Paquin.

COLECCIONABLE HISTORIA DEL CINE
Capítulo XLVI
NOUVELLE VAGUE
A mediados de los años cincuenta el cine francés vivió una convulsión renovadora de manos de un puñado de jóvenes cineastas que acabó afectando de un modo u otro a toda la historia y el modo de concebir el cine en el resto del mundo. En Hollywood acabaron viéndose influidos por la nouvelle vague, que llegó a modificar algunos conceptos del montaje, como demuestra la influencia de la película de Jean-Luc Godard Al final de la escapada en Bonnie and Clyde, filme que por otra parte le ofrecieron dirigir inicialmente al otro pope de la "nueva ola" francesa, François Truffaut, quién rechazó el encargo, pero se lo remitió a su entonces todavía amigo Godard, que tampoco remataría la jugada, pero sí dejó la huella impresa de su estilo en la manera de entender visualmente las claves de aquella peripecia tan existencial como cinematográfica en que acabó convirtiéndose Bonnie and Clyde. Por otra parte, en Japón el cine de la nueva ola gala acabaría dejando también su impronta en realizadores que adaptaron sus planteamientos a las peculiaridades de la sociedad de aquel país, gentes como el polémico Nagisa Oshima, que reivindicó la pornografía y la obscenidad como actividades creativas y que fue incluso sometido a juicio por El imperio de los sentidos, coproducida, no por casualidad, precisamente con Francia.

SECCIONES FIJAS

16 FICHAS CRÍTICAS
810fichas
Aprendiz de caballero, Bangkok Dangerous, Calle Santa Fe, Che, Cinturon Rojo, Hellboy: El ejército dorado, La conjura de El Escorial, La isla de Nim, Los Extraños, Los girasoles ciegos, Mamma Mia! La película, Por fin viuda, Star Wars: The Clone Wars, Viaje al centro de la tierra, Wanted, Zohan: Licencia para peinar

4 FICHAS CLÁSICAS
810clasicas
Gunga Din (1939), La batalla de Inglaterra (1969), Fuego Verde (1954), La Jauría humana (1967)

FICHAS ACTORES TV:
Noah Wyle, Justin Chambers, Laura Vandervoort, Lema Headey

FICHAS CARTELES USA
Day the Earth Stood Still, Terminator Salvation, Australia, X-Men Origins: Wolverine

FICHA CLÁSICO: Jane Russell
810clasico

PELÍCULA MÍTICA: Caballero sin espada
810mitica

SERIES DE TV: Deadwood

OTRAS SECCIONES
Noticias, Correo del lector, Mundo fantástico, Novedades Novedades DVD, BSO.

2 POSTERS GIGANTES
El Reino prohibido y High School Musical 3
810poster

http://www.ciao.es/guetesiegel.php?Ref=prod_siegel&ProductId=153192&Type=5
www.ciao.es
Página 6 de 6