A la venta en quioscos

A la venta en quioscos

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Síguenos en

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

SHERLOCK HOLMES, la polémica está servida.

14 Ene 2010
10728 veces
SHERLOCK HOLMES, la polémica está servida.

Es difícil encontrar un producto de cine o televisión basado en personajes de otro medio, como pueden ser la literatura, el cómic, o hasta los videojuegos, y que no aparezcan voces discordantes que critican y atacan en mayor o menor medida la fidelidad del mismo con respecto a la obra madre. Es decir, que hemos oído críticas muy desairadas contra películas como X-Men, Hellboy, la saga Resident Evil, Orgullo y Prejuicio... Quizá el ejemplo que mejor llega a la cabeza es el Drácula de Bram Stoker, dirigido por Coppola en los 90. Una película fiel al argumento y desarrollo de la trama de la novela, pero que cambiaba completamente el espíritu y sentido de la misma, convirtiendo al conde Drácula en un alma romántica y torturada, cosa que en la novela nunca fue, lo que hizo a los fans de Stoker atacar aquella película.

Lo que es ya más raro es ver cómo al gente se agolpa para despotricar o despreciar una película y causar polémica incluso antes de haberla visto. Y esto es lo que le ha pasado a Sherlock Holmes, cuya polémica lleva un tiempo danzando en el aire por parte de curiosos, seguidores y gente ociosa que, mucho antes de su estreno, ya sabían que la película no iba a ser fiel a un personaje que es parte de la cultura popular universal. Quizá el mayor problema es que una vez leídas las críticas a la película de Guy Richie por parte de esos supuestos seguidores de Holmes, uno podía llegar a la conclusión de que muchos de ellos no habían ni siquiera leído las novelas y relatos de Arthur Conan Doyle, sino que su imagen del detective más famoso de todos los tiempos venía condicionada por la imagen que se tiene de él a través de las películas y series de televisión que a lo largo de más de un siglo han ido apareciendo (si alguien tiene interés en saber algo sobre ellas, que le eche un ojo a la revista de éste mes y se lea el artículo de mi compañero Miguel Juan Payán).

La pregunta es, ¿existen motivos para dicha polémica? ¿Es justo criticar Sherlock Holmes por las imágenes de un trailer cinematográfico y lo que se rumorea de la película en lugar de por la película en sí? La verdad es que no parece de recibo, sobre todo porque los creadores del proyecto han intentado ser fieles hasta el extremo al espíritu de la obra de Conan Doyle, no sólo al del personaje protagonista. Que a mucha gente le sorprenda ver a un Holmes peleando y luchando, no quiere decir que no sea algo que existiese ya en el relato original. Holmes era un excelente químico, un magnífico espadachín y poderoso boxeador. Conocedor de las artes marciales, buen violinista cuando así lo deseaba, siempre entrenándose e infatiglable a la hora de realizar ejercicio físico. Consumidor de cocaína que le ayudaba a pasar sus períodos de inactividad, en los que su cerebro necesitaba acción. Sarcástico, irónico y lacónico. La mente más brillante de su tiempo. Ese es Holmes a grandes rasgos y ese es el Holmes que vamos a encontrar en la película de Guy Ritchie. Y si alguien lo duda, que lea la brillante biografía que del personaje hizo William S. Baring-Gould. Tampoco le anda a la zaga Watson, quien asume la fin el manto de compañero de acción, y no mera comparsa. Otro de los temas más criticados por algunos aficionados es el hecho de ver a Watson como hombre de acción y no como mero espectador de las aventuras de Sherlock Holmes. Pero es que Watson era así. Un personaje inteligente (era doctor en medicina, no ningún bobo), valiente y entendía del combate pues había sido médico militar. Que la brillantez de Holmes ocultase a Watson, no indica que éste fuese ningún pusilánime, algo que con tanta crítica, la gente parece olvidar.

Todo eso se encuentra ya en los libros, ya sean en las cuatro novelas o en los 56 relatos del canon oficial de la serie. Guy Ritchie no ha venido a inventarse nada. Si alguien quiere buscar diferencias reales, estas aparecerán en lo físico, porque la descripción de Holmes está algo alejada de la de Robert Downey Jr., en altura, constitución y rasgos faciales. Nimiedades si tenemos en cuenta que, lo realmente importante, es cómo interpreta al personaje un actor y si acaba siendo creíble como tal o no. y en el caso de esta película tiene tanta importancia los dos personajes por separado, como la relación existente entre ambos y el afecto que se profesan. Una química que pocas veces se había visto antes ante la pantalla. En este caso, más que una polémica desatada por cómo es realmente Sherlock Holmes, los muchos críticos (que al parecer, vistas las cifras de taquilla, son muchos menos que los que han disfrutado dela misma), al grito de “sacrilegio”, han criticado la imagen que se podía dar del personaje en relación a la imagen que ellos tienen del mismo, y no a la imagen real que a Holmes y Watson dio su creador. La gente pide que Holmes diga “Elemental, querido Watson”, cuando es una frase que sólo dijo una vez en toda la obra de Conan Doyle, mientras que su axioma fundamental, “Cuando todo lo demás ha sido eliminado por imposible, lo que queda, por improbable que parezca, ha de ser necesariamente la verdad”, que repite en varias ocasiones... de ese no se acuerda casi nadie. Además de los muchos guiños que los autores han dejado para los fans de la obra escrita.

Es lógico que, debido a los tiempos que vivimos, la película posea más acción, más adrenalina, que otras producciones anteriores, pero no desentona tanto de un personaje que era tanto músculo como lógica. Y que debe ser juzgado una vez visto y no antes. Si no, las polémicas no tienen mucho sentido.

Jesús Usero

Modificado por última vez en Jueves, 14 Enero 2010 16:28
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp