El actor ha vuelto a hablar de su participación en la película y de cómo mejoró su carrera como actor tras la misma al descubrir que podía ser mejor actor tras el fracaso de la película.

      En 1997 Joel Schumacher dirigió Batman y Robin, su segunda película del personaje de DC tras Batman Forever, donde además cambiaba de nuevo de actor protagonista, con George Clooney, que intentaba dar el salto a la gran pantalla tras el éxito de Urgencias, como Bruce Wayne y Batman. La película fue un gran fracaso comercial y de crítica, casi destroza la franquicia Batman, y supuso un varapalo para la carrera del actor, quien estuvo a punto de regresar a televisión. Pero el actor ha vuelto a hablar de su participación en la película y de cómo, irónicamente, le lanzó al estrellato y le hizo mejor actor, en unas declaraciones recogidas por joblo.com

El popular guionista Akiva Goldsman ha pedido disculpas públicamente por una de las versiones más odiadas por crítica y público de Batman, dirigida en 1997 por Joel Schumacher.

     Akiva Goldsman es un guionista más que reputado en Hollywood. Ganador del Oscar por Una Mente maravillosa, ha tenido la suerte de participar en grandes sagas o franquicias como Transformers, la saga basada en las novelas de Dan Brown, Star Trek o DC, donde es uno de los responsables de la serie Titans, pero también uno de los guionistas detrás de Batman Forever en 1995 y de Batman y Robin en 1997. No es que Batman Forever sea adorada por crítica y público, pero la siguiente entrega que dirigió Joel Schumacher fue repudiada por todos, siendo un enorme fracaso comercial y de crítica. A día de hoy algunos la consideran película de culto, pero otros llevan 23 años pidiendo la cabeza de sus responsables. Y uno de ellos ha pedido disculpas por la película.